FANDOM


The Blitzkrieg Button es el cuarto episodio de la primera temporada de la serie de televisión Agent Carter.

Sinopsis

Peggy podría estar en más problemas que de costumbre cuando un fugitivo Howard Stark de repente regresa por misteriosas razones. Y el jefe Dooley persigue una nueva pista por toda Europa que amenaza con destruir el futuro de Peggy en el SSR.

Argumento

Jarvis se encuentra realizando un trato con dos matones para obtener un paquete de contrabando. Los dos criminales quieren más dinero de lo previsto y en principio cuentan con varios refuerzos, pero Peggy aparece en escena, derribando a todos uno por uno. El paquete de contrabando que recogen Peggy y Jarvis se trata nada más y nada menos que de Howard Stark.

Peggy informa a Howard de que la SSR le culpa por la muerte de uno de los suyos. Tan solo hay un lugar en el que ella sabe que Howard podría mantenerse oculto y a salvo: el Hotel Griffith. Una vez allí, Howard no tarda en conocer a la vecina de Peggy, con quien pasa un rato agradable. En la habitación de Peggy, le enseña uno de sus inventos — una cámara-bolígrafo.

El jefe Dooley viaja hacia Nuremberg, Alemania, para encontrarse con un coronel nazi llamado Ernst Mueller, quien está a tan solo días de ser ejecutado. Mientras Dooley no está, Thompson es el agente a cargo de las oficinas (y tiene a Peggy encargándose del almuerzo de los otros agentes). Peggy entra en el laboratorio de la SSR y utiliza la cámara-bolígrafo de Howard para sacar fotografías de los inventos recuperados. Al enseñarlas a Howard, él le comenta que tiene que recuperar a uno de ellos, al que llama el botón Blitzkrieg. Según Howard, es un dispositivo capaz de provocar un apagón de toda la electricidad de Nueva York y las zonas cercanas.

El agente Sousa investiga una pista en los muelles, donde acaba encontrándose a un vagabundo llamado Frank. El hombre es un veterano de guerra que se niega a hablar con los policías, pero Sousa está convencido de que vio algo sospechoso en los muelles. Thompson interrumpe el interrogatorio de Sousa con un bocadillo y cerveza, consiguiendo así hacer hablar a Frank, que revela haber visto a un hombre y a una mujer en los muelles aunque es incapaz de identificarlos. A Sousa se le ocurre utilizar un lápiz para ver cómo sería la mujer rubia de las fotografías con el pelo oscuro.

Dooley se reúne con el coronel Mueller en la prisión de Nuremberg y le ofrece ayudarle a escapar a cambio de obtener información. Con "escapar" se refiere a proporcionar a Mueller una píldora de cianuro para que muera antes de la dolorosa ejecución. Mueller le informa acerca de una batalla en Finow, Alemania; se trata de una batalla que oficialmente nunca ocurrió. Se produjo una masacre y fue encontrada una multitud de cadáveres rusos antes de la llegada de los alemanes al lugar. Dooley entrega a Mueller la píldora, aunque en realidad es tan solo un caramelo de menta.

Peggy se infiltra en el laboratorio de la SSR para apoderarse del botón Blitzkrieg. Fuera de la sala, decide seguir sus instintos y presiona el botón del dispositivo. No se produce ningún apagón como indicó Howard, sino que surge un vial que estaba oculto en el interior. Peggy regresa con Howard y pregunta qué hay en el vial. Howard confiesa que se trata de la sangre de Steve Rogers y Peggy lo abofetea.

Los matones derribados por Peggy previamente van a ver a su jefe, Otto Mink, quien les dispara debido a su fracaso. Otto vigila a Peggy y la ve entrar en el Hotel Griffith. Luego, deja un ramo de flores para Carter en la recepción, aprovechando para meterse en el edificio. Mientras tanto, Howard pide perdón a Peggy por sus mentiras y explica que cree que la sangre del Capitán América podría ser la clave para curar enfermedades y salvar vidas.

Esta explicación sin embargo no impide que Peggy se enfurezca por los engaños de Stark y Jarvis. Este último, a su vez, comenta a Stark que no le agrada la forma con la que han tratado a Carter. Una vez a solas en su habitación, Peggy oculta el vial con la sangre en la pared detrás de un cuadro.

Otto Mink avanza por los pasillos del Griffith. Al ver a Dottie Underwood, él ordena a que se meta en su habitación; no obstante, se sorprende al ver que Dottie reconoce el arma como una pistola automática. Dottie salta rápidamente impulsándose con las paredes y cae sobre Otto, rompiéndole el cuello antes de que pueda reaccionar. Otto muere a manos de Dottie, quien parece alegrarse por tener una pistola automática.

Dooley vuelve de su viaje a Europa y se reúne con Thompson, que comenta que Howard Stark voló hacia territorio europeo un día tras la supuesta batalla de Finow, haciendo que aquello parezca una conspiración. Estando a solas en las oficinas, Dooley ve a la máquina de escribir que habían confiscado empezar a escribir por su cuenta, recibiendo un mensaje.

Reparto

Principales

Invitados

Apariciones

Localidades

Eventos

  • Batalla de Finow (mencionado)

Objetos

  • Botón Blitzkrieg
  • Cámara Pluma
  • Máquina de escribir remota
  • Pistola Automática

Organizaciones

Menciones

Multimedia

Imágenes

Videos

Trivia

  • Stan Lee, siguiendo con su costumbre de hacer cameos en producciones de Marvel, aparece hacia el final del episodio al lado de Howard Stark y le pide prestada la sección de deportes de su periódico.

Enlaces externos

Segunda temporada »