FANDOM


Para otros usos de este término, véase Doctor Strange (desambiguación)
"Estás mirando todo a través de una cerradura. Toda tu vida has intentado ampliar esa cerradura: distinguir más, conocer más. Y ahora al escuchar que si puede ampliarse en modos que no imaginas, rechazas la posibilidad."
"No, lo rechazo porque no creo en los cuentos de hadas sobre los chakras o la energía o el poder del espíritu."
Ancestral y Stephen Strange[fnt.]

Stephen Vincent Strange fue un poderoso hechicero y miembro destacado de los Maestros de las Artes Místicas. Él era un neurocirujano arrogante, pero tras un accidente automovilístico, que dio como resultado las manos de Strange estropeadas, decidió iniciar un viaje, que lo llevó a conocer a los Maestros de las Artes Místicas, así como el descubrimiento de la magia y las dimensiones alternativas, siendo entrenado por Ancestral y Karl Mordo. Aunque su enfoque era curar sus manos, Strange aprendió más acerca de las artes místicas y pronto ayudó a los Maestros a evitar que Kaecilius y los Zealotes fusionaran la Tierra con la Dimensión Oscura, que dio como resultado la muerte de Ancestral. Con la desaparición de su mentora, Strange se convirtió en el protector del Santuario de Nueva York, así como el protector de la Tierra contra las amenazas interdimensionales.

Biografía

Carrera como neurocirujano

Bruce Banner, Stephen Strange, cualquiera que amenace a HYDRA! Ahora, o en el futuro."
Jasper Sitwell a Steve Rogers[fnt.]

Stephen Vincent Strange era un doctor en medicina especializado en cirugía neurológica. A medida que su carrera médica avanzaba, su popularidad aumentó hasta el punto en que fue catalogado por el Proyecto Insight como una amenaza para HYDRA.[2] En 2016, fue uno de los mejores cirujanos en la Ciudad de Nueva York y fue entrevistado exclusivamente por WHiH World News sobre las nuevas técnicas de salvamento que había estado investigando en su campo.[3]

Eventualmente Strange se sintió atraído por Christine Palmer, una compañera cirujana que trabajaba con él en el departamento de urgencias del Hospital Metro-General. Los dos más tarde comenzaron una relación; una que no duró mucho debido a la arrogancia de Strange y su enfoque en su carrera. [4]

En la cima del mundo

Continuando con su carrera como neurocirujano, Strange realizó otra operación mientras estaba en el Hospital Metro-General, donde fue visto por un equipo de estudiantes que tomaban notas sobre su trabajo. Mientras estaba operando, Strange le pidió a Billy que tocara música y le pidió a Strange que usara su impresionante memoria para adivinar la canción, el artista y el año de su lanzamiento, lo cual fue capaz de hacer, para gran frustración de Billy y todas las otras enfermeras.

Una vez que completó otra cirugía exitosa, Christine Palmer le pidió a Strange que ayudara a un paciente que había recibido un disparo en un tiroteo. Tras dejar a sus enfermeras terminar la operación sin él, Strange se reunió con Palmer fuera de la sala de operaciones donde presentó los rayos X de su paciente. Mientras Strange bromeaba que claramente el problema que estaba teniendo era que el paciente tenía una bala dentro de su cabeza, Strange de repente se dio cuenta de que algo andaba mal. A pesar de todas las objeciones del cirujano Nicodemus West, que quería comenzar a recuperar los órganos del paciente de inmediato, Strange encontró una bala perfectamente intacta y se dio cuenta de que la bala estaba endurecida por un veneno que provocó que en el paciente fallara los reflejos y entrara en un estado de muerte. Al darse cuenta de que el Doctor West había diagnosticado erróneamente la muerte cerebral en el paciente, Strange y Palmer se apresuraron en detenerlo y se prepararon para realizar una cirugía inmediata para tratar de extraer la bala.

Aunque West solicitó ayudar a Strange en la operación, Strange rechazó la oferta y en cambio le pidió a Palmer que fuera a ayudarlo. A medida que la operación comenzaba, Palmer le agradeció a Strange por haberla creído antes de que Strange se preparara para quitar la bala a mano alzada, sin el uso de una máquina, ya que había muy poco tiempo. Exigiendo un silencio absoluto, que incluía que West recibiera la orden de cubrir su reloj, Strange eventualmente logró encontrar y luego quitar la bala.

Inmediatamente después de la exitosa cirugía, Palmer cuestionó si Strange realmente necesitaba humillar a West frente a todos los otros doctores, aunque Strange notó con confianza que tampoco tenía que salvar al paciente de West, pero a veces simplemente no podía evitarlo. Cuando Palmer continuó defendiendo a West y lo llamó un gran médico, Strange le preguntó a Palmer si ella y West estaban durmiendo juntos, alegando que el simple concepto le disgustaba. Palmer luego negó la acusación, diciendo que estaba en contra de la "gran norma de Strange", una política contra los compañeros de citas, que ella nombró por él, que aún le complacía a Strange tener su nombre en algo. Ellos discutieron brevemente el procedimiento de laminectomía que habían inventado juntos, y Strange todavía se quejaba de que aún no le habían puesto su nombre. Strange procedió a decirle a Palmer que iba a hablar en una cena de la Asociación Neurológica Americana más tarde esa noche y la invitó a acompañarlo. Palmer declinó, declarando que nunca disfrutó ir a charlas y que la razón por la que pasó fue por su aumentó su ego ya absurdamente grande.[4]

Cayendo en la desgracia

A pesar del rechazo de Christine Palmer, Strange se preparó para ir y asistir a la cena solo, pasando por su departamento y poniéndose un esmoquin nuevo y eligiendo el reloj perfecto, uno que Palmer le regaló mientras estaban en una relación. Ahora vestido y listo para salir, Strange se metió en su automóvil deportivo y condujo a través de la ciudad de Nueva York a gran velocidad y poco respeto por su propia seguridad mientras conducía.

Mientras se dirigía a la cena, Strange recibió una llamada telefónica de su colega Billy, que se había encontrado con tres nuevas cirugías potenciales, incluido un coronel de la Fuerza Aérea de treinta y cinco años que se había precipitado la parte inferior de la columna con una armadura experimental, y una mujer de sesenta y ocho años con un glioma avanzada de tallo cerebral. Después de rechazar los dos primeros que consideró debajo de él, Strange eventualmente mostró interés en un esquizofrénico que había sido alcanzado por un rayo.

Strange apartó los ojos de la carretera para poder mirar los registros del paciente, interesándose en los rayos X que Billy le había mandado, solo para colisionar con otro automóvil mientras conducía a alta velocidad. Incapaz de hacer nada para salvarse, las manos de Strange quedaron aplastadas por el impacto, mientras su auto voló directamente fuera de la carretera antes de estrellarse contra la orilla del río. Atrapado en los restos del automóvil, Strange se sumió en una agonía total y finalmente perdió el conocimiento.

Después de haber sido encontrado en los restos de su propio automóvil luego de una búsqueda desesperada, Strange fue llevado de inmediato al Hospital Metro-General y se sometió a una cirugía que duró once horas y fue supervisado por Palmer y Nicodemus West. Aunque su propia vida se había salvado debido a la cirugía de emergencia, ambas manos de Strange habían sufrido daños permanentes en los nervios que habían obligado a West a usar once clavos de acero inoxidable dentro de los huesos.

Cuando Strange se despertó al día siguiente mientras estaba en la cama de su hospital, se encontró con Palmer esperándolo. Mientras miraba con horror, Strange descubrió que sus manos estaban terriblemente marcadas y Palmer le dijo que ambas manos, que fueron aplastadas durante el choque, sufrieron daños severos en los nervios y quedaron inoperables. Cuando Palmer insistió en que nadie más podría haber hecho un mejor trabajo por él, Strange todavía insistía en que podría haberlo hecho mejor.[4]

Buscando una cura

Eventualmente, las vendas de Strange en sus manos se le fueron sacadas y finalmente intentó simplemente separar todos sus dedos, sin embargo, esto resultó casi imposible debido al dolor que tenía y por como le temblaban las manos. Nicodemus West aconsejó a Strange que permitiera que su cuerpo sanara, pero Strange acusó furiosamente a West de arruinar su cuerpo y toda su carrera.

Al salir del Hospital Metro-General, Strange centró sus esfuerzos en encontrar la manera de curar sus manos, impulsando nuevos tratamientos experimentales. Strange pronto había gastado la mayor parte de su dinero en siete operaciones diferentes, así como en numerosas otras técnicas de rehabilitación, pero pronto todo resultó ser infructuoso. Con cada nuevo intento, se vio obligado a vender su lujoso estilo de vida y sus pertenencias para financiar las operaciones, dejándolo con poco a su nombre.

Mientras se sometía a toda su terapia física, Strange recibió instrucciones de abrir sus dedos con un aparato ortopédico, algo que todavía encontraba casi imposible de hacer sin causarle un gran dolor. Mientras Strange se quejaba con su fisioterapeuta sobre lo improbable que sería reparar el daño a los nervios, el terapeuta hizo un ejemplo de un paciente que aparentemente se se había curado de una columna paralizada, lo que Strange se negó a creer que fuera posible.

Un día, mientras estaba en su departamento, Strange estaba en una video llamada con un médico que le dijo que no podía ayudarlo y lo rechazó, enfadándolo mientras arrojaba su tableta al otro lado de la habitación. Mientras Strange todavía estaba furioso, Christine Palmer llegó a su departamento tratando de convencerlo de que dejara de gastar todo su dinero en arreglar sus manos y siguiera adelante, asegurándole que había otras formas de salvar vidas y vivir la suya al más completo con su ayuda.

Strange no quería seguir adelante, pero encontró una manera de restaurar sus manos para poder regresar a su vida anterior como neurocirujano, alegando que había un procedimiento experimental en Tokio que deseaba probar, ya que podría ser una oportunidad para arreglar sus manos y regresar a su vida pasada. Cada vez más frustrado y enojado, Strange luego arremetió contra Palmer al afirmar que solo lo está compadeciendo porque le encantaba una historia triste que Strange se veía a sí mismo. Esto lastimó a Palmer, quien luego le exigió que se disculpara, pero él se negó y le dijo que debería irse.

Palmer lo dejó y se fue de su vida, dejando a Strange ahora solo y frustrado mirar a la ciudad de Nueva York y considerar todas las decisiones que había tomado y lo que iba a hacer a continuación. Mientras recogía los papeles que había arrojado al suelo en un acto de furia, Strange finalmente encontró una carta de su fisioterapeuta con los documentos sobre Jonathan Pangborn, el parapléjico que había recuperado la capacidad de caminar de nuevo, lo que parecía confirmar su historia.

Cuando el instructor le envió el archivo de Pangborn, Strange lo rastreó y lo encontró jugando un juego de baloncesto con sus amigos, aparentemente en la mejor condición física. A pesar de su renuencia inicial debido a que Strange se rehusó a tomarlo como paciente antes, Pangborn aceptó ayudar cuando Strange mostró sus manos dañadas. Pangborn le dijo a Strange la fuente de su curación, llevándolo a Kamar-Taj y a la Ancestral, deseándole buena suerte en su búsqueda.[4]

Entrenado en Magia

Conociendo a la Ancestral

"¡Enséñame!"
"No."
―Stephen Strange y Ancestral[fnt.]

Strange gastó el resto de su dinero en un boleto a Nepal, y comenzó a buscar el Kamar-Taj. Sin embargo, al ya recorrer varios sitios, llegó a un callejón, donde habían tres matones que querían atacarlo, pero es rescatado por Karl Mordo, un aprendiz de la Ancestral que prometió llevarlo a Kamar-Taj.

Mordo llevó a Strange a Kamar-Taj, advirtiéndole que no sea irrespetuoso y que "olvide todo lo que sabía". En el interior, Strange inicialmente confundió a un anciano con Ancestral antes de que se le presentara la verdadera hechicera suprema. Al principio Strange creyó que estaban buscando la regeneración celular, pero rápidamente se volvió escéptico de su método de curar a Pangborn declarando que "él ve a través de ella" antes de que fuera empujado desde su Forma Astral fuera de su cuerpo.

Strange se sorprendió, pero negó lo que acaba de suceder como resultado del LSD en el té. La Ancestral entonces envió a Strange a través de varias realidades antes de arrastrarlo de vuelta. Apenas se recupera de las revelaciones que se le mostró, Strange le pidió que le enseñe, pero ella se negó y es expulsado por su falta de respeto hacia ella.[4]

Entrenamiento inicial

Strange quedó varado en la puerta que daba entrada a Kamar-Taj por más de cinco horas sin tener a dónde ir, pero finalmente Karl Mordo lo dejó entrar nuevamente y le mostró su habitación. La mañana siguiente Strange se reunió con la Ancestral, quien le explicó cómo los Maestros de las Artes Místicas extrajeron su poder de otras dimensiones, permitiéndoles conformar la realidad. También, le explicó cómo Pangborn usa magia para mover su cuerpo. Cuando Strange le preguntó cómo podía obtener el mismo tipo de habilidad con sus manos dañadas, Ancestral comparó su aprendizaje con la misma investigación que Strange había hecho para convertirse también en un médico reconocido mundialmente.

Buscando mejorar su comprensión, Strange fue a la biblioteca para tomar varios libros sobre el concepto de Magia. Allí conoce al bibliotecario Wong, de quien Strange comenzó a burlarse de su único nombre y su rehúso a sonreír. Strange cuestionó cómo Kamar-Taj trabajó en términos de conocimiento, preguntando si podía leer el Libro de Cagliostro, a lo que Wong respondió que como ningún conocimiento estaba fuera de los límites, algunos eran demasiado peligrosos para un estudiante nuevo como lo era él actualmente.

Manejando el Anillo de Honda

Strange comenzó su entrenamiento bajo el ojo vigilante de Mordo pero decidió luchar inicialmente por su propia cuenta, encontrándose decepcionadamente incapaz de crear un portal usando un Anillo, mientras que los otros aprendices parecían no tener ningún inconveniente usándolo. Cada vez más frustrado consigo mismo porque seguía fallando, Strange le dijo a Ancestral que entendía que el temblor que tenían sus manos era la causa. Sin exceptuar esta excusa, Ancestral invitó a Harmir, un Maestro de las Artes Místicas que perdió una mano, quien demostró que era capaz de usar su poder efectivamente, indicando que Strange podía hacer lo mismo si recibía más práctica y confianza en sus propias habilidades como un hechicero.

Decidiendo que Strange necesitaba más presión para mejorar sus habilidades, Ancestral creó su propio portal en el que lo invitó a entrar y luego lo abandonó en la cima del Monte Everest, vistiendo sólo ropa delgada y diciéndole que la única manera en que sería capaz de regresar a Kamaj-Taj antes de que se congelara hasta la muerte era utilizar su Anillo. A pesar de conflictuar al principio, Strange creó un portal y se transportó de nuevo en Kamar-Taj, mucho para Ancestral y para el entretenimiento de Mordo.[4]

Ganando confianza

Con este logro, Strange adquirió la autoconfianza de que podía tener las habilidades para convertirse en un hechicero. Ganó el préstamo de más libros de Wong, Strange estudiaba mientras dormía usando su forma astral y progresó rápidamente durante los siguientes meses adquiriendo mucho conocimiento. También, le enviaba un correo electrónico a Christine Palmer cuando podía. Utilizaba su Anillo para tomar los libros de la biblioteca a espaldas de Wong sin que éste se diera cuenta, aunque éste pronto se enteró. A medida que sus estudios eran cada vez más impresionantes, Ancestral le invitó a usar la Dimensión Espejo para estudiarla y así no podría afectar el mundo real.

Regresando al exterior del lugar, Strange comenzó su entrenamiento de lucha con Mordo, quien le explicó el concepto de reliquias que mantenían su poder en armas más que en los Maestros mismos. Strange se rió de los complejos nombres que su compañero utilizaba cuando Mordo le introdujo su Vara de Watoomb y las Botas Impulsoras de Vollor. Mordo lo derrotó en la sumisión para demostrar un punto y ellos discuten acerca de cómo Ancestral ha estado viva por tanto tiempo.

Usando una Gema del Infinito

Buscando empujar sus límites, Strange comenzó a manipular el Ojo de Agamotto y el Libro de Cagliostro. Usando el poder de la reliquia, Strange experimentó con su poder alterando el estado físico de una manzana que se pudría y regresaba a su estado natural, descubriendo que la reliquia le daba control del tiempo. Al descubrir lo que hacía Strange, Wong y Mordo le advirtieron lo peligroso que podía ser alterar la ley natural de los Maestros de las Artes Místicas, destacando que el mal uso de elementos con tan increíble poder podría causar que como resultado Strange quedara atrapado en un bucle de tiempo por siempre. Strange señaló que los libros debían mencionar esos tipos de advertencias antes de mostrar los hechizos.

Esto sólo aumentó el deseo de Strange de entender más acerca de ello, así que Wong y Mordo le explicaron cómo protegen el mundo de las amenazas místicas, de similar manera que los Vengadores protegen al mundo de las amenazas físicas. Inicialmente, Strange se negó a luchar en una "guerra mística" antes de que el Santuario de Londres fuera atacado por Kaecilius, con el cadáver del protector del Santuario, Sol Rama, cayendo a sus pies. El Santuario fue destruido y la explosión desgarró el Kamar-Taj y dejó a todos pies arriba, atrapando a Strange en el Santuario de Nueva York, separándose de sus aliados sin poder regresar a Kamar-Taj.[4]

Conflicto con Kaecilius

Batalla en el Santuario de Nueva York

"Soy el Doctor Strange."
"No el maestro Strange, no el señor Strange."
"Doctor Strange."
―Stephen Strange y Kaecilius[fnt.]

Encontrándose en un nuevo lugar en la ciudad de Nueva York, Strange caminó por todo el Santuario en busca de gente y pronto descubrió la Rotonda de Puertas, así como la Capa de Levitación. De pronto, Strange escuchó una conmoción y descubrió a Kaecilius junto a sus seguidores atacando el edificio. Strange entonces fue testigo de la muerte del guardián del Sanctum, Daniel Drumm, quien fue asesinado por Kaecilius. Strange dio a conocer su presencia a los atacantes.

En primera instancia, Kaecilius nombró a Strange como Maestro cuando se saludaron desprevenidamente, pero dejó a un lado lo que dijo y lo atacó con el propósito de ejecutar su plan de darle paso a Dormammu a la Tierra. Strange luchó contra los Zealotes, usó su Anillo para crear látigos que corrompieran sus ataques y posteriormente los derrotó mientras creaba escudos para defenderse así mismo, aunque tuvo problemas para controlarlos. Utilizando la Rotonda de Puertas que había encontrado antes, Strange logró atrapar a un discípulo en el desierto y el otro, Lucian, en la selva, quedando sólo él y Kaecilius quienes continuaron luchando por todo el Santuario.

Mientras seguían luchando por todo el Santuario, Strange desesperado trató de intimidar a Kaecilius con el Brasero de Bom'Galiath, solo para dejarle saber que no sabía cómo usarlo como un arma y en última instancia lanzó el hechizo a la cabeza de Kaecilius. Strange fue golpeado y cayó en el contenedor de cristal de la Capa de Levitación, que entonces se envolvió alrededor de sus hombros y lo ayudó desviando los ataques que Kaecilus le lanzaba. Strange eventualmente usó la capa para luchar contra Kaecilius y lo atrapó con las Bandas Carmesí de Cyttorak, dando por concluida la pelea.

Con Kaecilius ahora incapaz de defenderse, Strange le explicó que su nombre era Doctor Strange, no Maestro. Kaecilius le dijo a Strange que Ancestral extraía magia de la Dimensión Oscura, era lo que le daba una vida duradera. Strange pensó en estas advertencias cuando Kaecilius notó que su Anillo estaba desaparecido. Lucian atacó y lo apuñaló con un fragmento de espacio, hiriendo gravemente a Strange mientras que éste casi moribundo intentaba escapar del lugar.[4]

Duelo en el Plano Astral

Strange trató de escapar del lugar pero fue alcanzado nuevamente por Lucian, quien planeaba matar a Strange. La Capa de Levitación se desató de sus hombros y atacó a Lucian, dándole la oportunidad a Strange de usar el Anillo para transportarse al Hospital Metro-General, donde encontraría a Christine Palmer y le pediría que lo operara. Palmer comenzó la cirugía y Strange usó su forma astral para sorprenderla y dejarla desconcertada. Lucian usó su forma astral para continuar atacando a Strange, perturbando varios objetos en el Mundo Físico. Por otro lado, Christine continuaba realizando la súbita. Finalmente Strange pudo matarlo después de utilizar un desfibrilador.

Al regresar a su cuerpo en el momento que Palmer terminaba de curar su herida, Strange explicó que había estado en Kamar-Taj para curar sus manos e impensadamente aprendió magia que le permitió hacer lo que había hecho, pero irónicamente Palmer, que se encontraba confundida por lo ocurrido, alegó que eso significaba que se había unido a un culto, lo que Strange afirmó como falso a pesar de admitir que fue divertida su idea. Con su herida ahora tratada sobre todo, Strange decidió volver al Sanctum Sanctorum y continuar su lucha contra los Zealotes. Le mostró a Palmer el portal que había hecho con su Anillo cuando había llegado al hospital para confirmar de una vez por todas que todo lo que le había estado diciendo a ella era cierto.

Al regresar al Satuario, Strange descubrió que Karl Mordo y Ancestral habían llegado. Kaecilius escapó de las Bandas Carmesí de Cyttorak y del lugar luego de que Strange se fuera acudiendo al hospital. Ancestral quedó impresionada por el esfuerzo de Strange defendiendo el Santuario y lo declaró "Maestro Strange" como el nuevo protector. Stephen se negó, ya que se suponía que iba a salvar vidas, no terminar con ellas, es por eso que ya no soportaría matar a nadie más.

Strange furioso confrontó a Ancestral por ocultar que extraía poder de la Dimensión Oscura para mantenerse viva durante siglos. Aunque Mordo negó que ella hacía lo que Strange había dicho. Ancestral dejó el Santuario de Nueva York al cuidado de Strange y Mordo para protegerlo, ya que Daniel Drumm había sido asesinado por Kaecilius durante el ataque que ocurrió hace unas horas.[4]

Batalla en la Dimensión Espejo

"La arrogancia y el miedo aún evitan que aprendas la más simple e importante lección de todas."
"¿Cuál es...?"
"Deja de pensar en ti."
Ancestral y Stephen Strange[fnt.]

Mientras Strange y Karl Mordo continuaban discutiendo sobre la ética de matar, fueron interrumpidos por Kaecilius, que había regresado para atacar el Santuario de Nueva York. Mientras Mordo cargaba hacia adelante para luchar contra él, Strange detuvo a Kaecilius de destruirlo, arrastrándolos a todos a la Dimensión Espejo donde no podían dañar el Mundo Físico.

Sin embargo, Kaecilius se mantuvo confiado y comenzó a manipular el mundo que los rodeaba, causando que Strange y Mordo salieran corriendo, con Strange robando el anillo de honda de Kaecilius. Mordo luego informó a Strange que aunque Kaecilius no podía dañar el mundo físico, su propia conexión con la Dimensión Oscura lo hacía más poderoso allí y probablemente los mataría a los dos. Strange y Mordo corrieron por sus vidas, con Kaecilius y los Zealotes siguiéndolos de cerca.

Desesperado por liberarse, Strange intentó crear un portal de regreso al mundo físico, pero Kaecilius luego afectó la gravedad dentro de la Dimensión para destruir sus portales. Strange y Mordo intentaron huir, pero Kaecilius ganó el duelo, arrojándolos de un edificio antes de que fueran salvados por la Capa de Levitación y las Botas de Vaulting de Valtorr, disminuyendo su caída hasta que Strange confesó a Mordo que había cometido un terrible error.

Strange y Mordo pronto se separaron por los poderes de flexión de Kaecilius, causando que Strange corriera desesperadamente a través de la ciudad de Nueva York en un intento de escapar, con todo el paisaje a su alrededor cambiando constantemente, con Strange apenas logrando salvar su vida. A pesar de todos sus intentos de escapar, Kaecilius eventualmente logró alcanzar a Strange y lo arrojó violentamente al suelo, reclamando su anillo. Mientras Strange yacía impotente, Kaecilius procedió a crear un nuevo fragmento de espacio, que luego preparó para finalmente matar a Strange y poner fin a su conflicto.

Sin embargo, justo antes de que Kaecilius pudiera dar el golpe final y matar a Strange, la Ancestral llegó y los separó, revelando a Mordo que su conexión con la Dimensión Oscura era verdad. Strange y Mordo observaron impotentes cómo la Ancestral luchaba contra todos los Zealotes hasta que la apuñalaron fatalmente. Kaecilius luego la tiró a través de un portal y cayó cientos de metros abajo con Strange y Mordo llegando tarde para salvarla del impacto mortal.[4]

Perdiendo a la Ancestral

En un intento desesperado por salvar a la Ancestral, Strange la llevó rápidamente al Hospital Metro-General y solicitó la ayuda de Christine Palmer para tratar de salvar a Ancestral de las lesiones que amenazaron su vida causadas por el apuñalamiento y la caída. Incapaz de realizar la cirugía debido a sus manos temblorosas, Strange le devolvió el bisturí a Nicodemus West y le dijo que alivie la presión de su cerebro.

Cuando Ancestral comenzó a sufrir un paro cardíaco, Strange notó que ella había entrado en la Dimensión Astral y había salido de la habitación. Sabiendo que dejar su propio cuerpo ahora podía ser fatal, Strange entró en su propia Forma Astral y siguió a la Ancestral mientras avanzaba por el hospital, diciéndole que regresara mientras ella se estaba muriendo, sin embargo, la Ancestral aparentemente se negó a escucharlo y se deslizó hacia el balcón para ver la ciudad de Nueva York.

Ignorando las súplicas de Strange para que ella volviera a su cuerpo, la Ancestral le contó cómo había investigado su propio futuro y nunca había visto más allá de este momento en el tiempo, pero había visto infinitas posibilidades para su futuro. Ella le dijo, como a Jonathan Pangborn, que puede usar su Magia para sanar sus manos y volver a ser un cirujano, lo que sería una gran pérdida para la Tierra, o convertirse en un miembro de los Maestros de las Artes Místicas y luchar por el la supervivencia de la tierra.

Ella le contó acerca de la Dimensión Oscura y por qué había extraído su poder de allí, alegando que Strange estaría de acuerdo en que a veces uno tenía que romper las reglas por el bien de todos, aceptando que Karl Mordo probablemente no lo vería desde esa perspectiva. La Ancestral luego le dijo a Strange que solo podía derrotar a Kaecilius y Dormammu con la ayuda de Mordo antes de comentar sobre su propio deseo de ver caer la nieve justo cuando su Forma desapareció y finalmente murió.[4]

Reclutando a Karl Mordo

Con la muerte de Ancestral, Strange decidió abandonar su antigua vida y convertirse en un Maestro de las Artes Místicas. Strange lloró la muerte del Ancestral antes de hablar con Christine Palmer mientras ambos se lavaban las manos. Strange notó que Palmer le había dicho que perder las manos no era el final para él y que había otras maneras de salvar vidas.

Él le comentó a Palmer que finalmente entendió lo que ella quería decir como perder sus manos no tenía por qué ser el final, pero podría convertirse en un nuevo comienzo para él. Palmer fue llamada luego para otra cirugía dentro del Hospital Metro-General cuando Strange le dijo que no quería que se fuera, por lo que le dio un beso en la mejilla a Strange antes de irse. Strange entonces recuperó la Capa de Levitación que limpió una lágrima de su ojo, para gran disgusto de Strange.

Al regresar a Kamar-Taj, que había quedado en ruinas debido al ataque anterior, Strange encontró a Karl Mordo, que ahora estaba considerando todo lo que había aprendido sobre las mentiras de Ancestral. Aunque Strange lo hacía parecer complicado, Mordo argumentó que ella era directamente responsable de que Kaecilius y todos los Zealots se volvieran contra ellos. Sin embargo, a pesar de todo esto, Strange convenció a Mordo para que continuara luchando contra Dormammu mientras aún podían.[4]

Batalla en el Santuario de Hong Kong

Strange y Karl Mordo se dirigieron a Hong Kong solo para descubrir con horror que los Maestros de las Artes Místicas habían sido derrotados por los Zealotes y que el Santuario de Hong Kong ya había sido destruido, lo que permitió a la Dimensión Oscura comenzar a consumir toda la Tierra. El devastado Mordo le dijo a Strange que no se podía hacer nada para evitar que los Zealotes completaran sus planes.

No deseoso de permitir que los Zealots tuvieran éxito y la Dimensión Oscura destruyera la Tierra, Strange comenzó a abrir el Ojo de Agamotto en un esfuerzo final para derrotar a los Zealotes. Al ver esto, Kaecilius corrió hacia adelante cuando Strange abrió el Ojo y lo utilizó como Magia. Cuando Kaecilius lo alcanzó e intentó asesinarlo, Strange completó el hechizo y congeló a Kaecilius en el lugar. Strange luego comenzó a romper las Leyes Naturales del Tiempo al revertir lo sucedido, reparando los edificios destruidos alrededor de la ciudad en llamas.

Sin embargo, Kaecilius se negó a permitir esto y se libró a sí mismo y a sus Zealotes del hechizo, lo que les permitió permanecer en el mismo lapso de tiempo que Strange y Mordo. Mientras cruzaban la ciudad, Strange y Mordo fueron emboscados, y Mordo se vio obligado a luchar contra los Brunette y Blonde Zealot mientras Strange luchaba contra Kaecilius, quien desesperadamente intentaba romper el nuevo hechizo mientras Strange usaba el paisaje cambiante para su ventaja.

Cuando Mordo ayudó a Strange a utilizar el Bastón del Tribunal Viviente para atrapar a Kaecilius dentro de un edificio mientras se reconstruía, descubrieron el cadáver de Wong que había muerto luchando contra los Zealotes. Strange procedió a utilizar la magia del Ojo de Agamotto para devolver a Wong y a muchos otros espectadores inocentes de entre los muertos, con Wong, quien aún estaba armado con la Vara de Watoomb, impresionado por lo que estaba viendo pero eligiendo no quejarse.

Mientras Strange, Mordo y Wong se preparaban para correr hacia el Santuario de Hong Kong para defenderlo, fueron interrumpidos a mitad del hechizo, lo que provocó que el tiempo se congelara alrededor de la lucha. Kaecilius regresó y declaró que la llegada de Dormammu no podía ser detenida y una vez más mencionó que la Dimensión Oscura iba más allá del tiempo. Al escuchar esto, Strange descubrió una forma de derrotar a Dormammu y se dirigió a la Dimensión Oscura, donde el tiempo era irrelevante.[4]

Encuentro en la Dimensión Oscura

"Tú no ganarás."
"No, perderé contigo una vez, y otra, y otra, y otra; para siempre."
"Te convertiré en mi prisionero."
Dormammu y Stephen Strange[fnt.]

Utilizando la Capa de Levitación, Strange se alejó de la batalla y llegó a la Dimensión Oscura, donde procedió a utilizar el Ojo de Agamotto para lanzar otro hechizo de tiempo que le permitió crear un bucle de tiempo. Strange entonces confrontó al monstruoso Dormammu declarando que había venido a negociar. Sin embargo, Dormammu simplemente ignoró la oferta de Strange y rápidamente lo destruyó.

De repente, Strange apareció nuevamente repitiendo exactamente las mismas palabras que antes. Ligeramente confundido pero impávido, Dormammu mató a Strange nuevamente, solo para que él reaparezca y repita su cita una vez más. Perplejo por esto, Dormammu exigió saber qué estaba pasando. Strange explicó que había usado el Ojo de Agamotto para crear un bucle de tiempo interminable, manteniendo a Dormammu y a él atrapados para siempre hasta que cediera y escuchara su oferta. Enfurecido, Dormammu mató a Strange una y otra vez, pero no pudo evitar que el bucle se repitiera.

A diferencia de Strange, Dormammu no tenía poder en el tiempo, ya que la Dimensión Oscura era un lugar más allá del tiempo. Tratando de convencerlo de romper el bucle, Dormammu notó que Strange pasaría una eternidad muriendo en agonía, pero Strange insistió en que era un precio que valía la pena pagar para proteger a todos los habitantes de la Tierra. Eventualmente, Dormammu se desesperó y se rindió, preguntando qué era lo que Strange quería. Strange exigió que se llevara a los Zealotes y no volviera a la Tierra nunca más.

Él regresó a Hong Kong para terminar con el hechizo de tiempo, regresando momentos antes de irse cuando los Zealotes pasaron por alto su propia victoria. Cuando Kaecilius miró a Strange con horror, exigió saber qué había hecho, a lo que Strange anunció que había negociado por algo que a Kaecilius no le gustaría. Strange entonces, vio como Dormammu convertía a Kaecilius y sus fanáticos en seres sin mente y los llevaba a todos a su Dimensión para sufrir por la eternidad.

Cuando Strange notó que Kaecilius debió haber leído las instrucciones del hechizo, Wong se echó a reír antes de que Strange cerrara su hechizo de tiempo y devolviera a Hong Kong a la normalidad. Después de haber presenciado el uso liberal de Magia por parte de Strange y Ancestral rompiendo sus propias reglas, Karl Mordo le dijo a Strange que había tomado una decisión y abandonó los Maestros de las Artes Místicas, desilusionados por el uso cuestionable y peligroso de su propia magia.[4]

El nuevo protector

Guardián del Santum

"Sabia decisión. Podrás portar el Ojo de Agamotto cuando domines las artes místicas, mientras tanto será mejor que no salgas a la calle con una gema del infinito."
Wong a Stephen Strange[fnt.]

Dándose cuenta de que aún no era digno de cargar el Ojo de Agamotto, Strange decidió y estuvo de acuerdo que sería mejor devolver la reliquia a Kamar-Taj. Wong también estuvo de acuerdo, alegando que el uso excesivo de una Gema del Infinito era altamente peligroso. Strange dejó en claro que no sabía nada de las gemas; algo que no sorprendió a Wong.

Wong señaló que el Santuario de Nueva York necesitaba un nuevo protector luego que Daniel Drumm fuera asesinado por Kaecilius. Strange aceptó la proposición y colocó la Capa de Levitación sobre sus hombros antes de seguir a Wong a través de un portal al Santuario. Inmediatamente después de su duelo con Dormammu, Strange creó una lista de seres extraterrestres e interdimensionales que representaban una amenaza para los habitantes de la Tierra. Uno de esos seres fue Loki de Asgard, quien dirigió la Invasión Chitauri cinco años atrás.[4]

Conociendo a Thor

"Yo conservo una lista de individuos y seres de otros reinos que podrían amenazar este mundo. Y tu hermano adoptivo Loki es uno de esos individuos."
"Una digna inclusión."
―Stephen Strange y Thor[fnt.]

Un tiempo después de la batalla en Hong Kong, Strange se enteró de que Odín, el antiguo rey de Asgard, estaba en la Tierra y se puso en contacto con él, con Odín optando por permanecer en la Tierra, en lugar de regresar a Asgard.

Varios meses en su tiempo como guardián del Santuario de Nueva York, Strange sintió la llegada de Thor y Loki a la ciudad de Nueva York. Él hizo que Loki desapareciera dejando su tarjeta de visita para que Thor lo encontrara. Al llegar al Santuario, Thor se sorprendió al descubrir que la Tierra ahora tenía protectores místicos; después de la discusión de Strange, Thor explicó que estaban buscando a su padre Odín.

Strange le advirtió a Thor que iba a haber un gran cambio en el futuro de Thor y que el destino tenía planes terribles para él. Strange se ofreció a ayudarlo con la condición de que todos regresaran directamente a Asgard tan pronto como se completara la misión, lo que Thor aceptó. Strange usó sus poderes y rastreó a Odín hasta Noruega, y al recordarlo, Loki se liberó de su caída sin fin (que había durado treinta minutos). Loki estaba furioso e intentó atacar a Strange, quien decidió que estaba cansado de los Asgardianos y los lanzó a través de un portal hacia la ubicación de Odín.[5]

Relaciones

Aliados

Enemigos

Apariciones

Apariciones de Stephen Strange

En orden cronológico:

Detrás de escenas

Trivia

Notas y referencias

  1. A pesar de que su nombre en español es Doctor Extraño, éste no es traducido en el doblaje hispanoamericano.
  2. Captain America: The Winter Soldier
  3. WHiH Newsfront - 3 de Mayo, 2016
  4. 4,00 4,01 4,02 4,03 4,04 4,05 4,06 4,07 4,08 4,09 4,10 4,11 4,12 4,13 4,14 Doctor Strange
  5. Thor: Ragnarok

Enlaces externos