FANDOM


Este artículo es un esbozo
Este artículo contiene muy poca información comparada con la que se puede llegar a recopilar. Ampliándolo ayudarás a mejorar Marvel Cinematic Universe Wiki.
"Un rey sabio jamás busca la guerra...pero debe estar listo para ella siempre,"
―Odín a Thor y Loki[fnt.]

Odín Borson fue el rey de Asgard, protector de los Nueve Mundos, el padre de Thor, el padre adoptivo de Loki, y el esposo de Frigga. Durante los tiempos antiguos, fue adorado como el dios de la sabiduría por los habitantes de la Tierra. Una vez el guerrero más grande en todos los Nueve Mundos, durante los siglos aprendió a apreciar la paz. Cuando su hijo Thor casi provocó una guerra con los Gigantes de Hielo de Jotunheim, Odín lo despojó de sus poderes y lo exilió en la Tierra, dejando a Loki tomar el trono cuando Odín cayó en el Sueño de Odín. Cuando Thor regresó y salvó a los Gigantes de Hielo de la extinción a manos de Loki, quien aparentemente perdió la vida durante el conflicto, Odín se dio cuenta de que Thor había probado ser lo suficientemente digno para hacerse con el trono de Asgard un día.

Más tarde, se reveló que Loki sobrevivió y había sido capturado por Thor después de provocar la Invasión Chitauri en la Tierra, causando que Odín lo condenara a cadena perpetua. Cuando la esposa de Odín, Frigga, murió a manos del líder de los Elfos Oscuros, Malekith, Odín prometió vengarse de ellos, sin importar el costo, poniéndolo en desacuerdo con su hijo. Después de fingir su muerte, Loki lanzó un hechizo a Odín; desterrándolo a la ciudad de Nueva York mientras se hacía pasar por Odín y gobernaba a Asgard. Aunque se libero del hechizo, Odín decidió permanecer en el exilio en Noruega y finalmente llegaría al final de su vida extremadamente larga. Después de una emotiva despedida de sus hijos, Odín finalmente va al Valhalla. Sin embargo, su alma se quedaría con Thor para impartir sabiduría y ayudarlo en sus futuros viajes.

Biografía

Rey de Asgard

Conquistando los Nueve Mundos

Odín nació como el hijo de Bor, el entonces Rey de Asgard. Él tenía varios hermanos, pero todos ellos murieron durante las guerras que los Asgardianos tuvieron que luchar para mantener la paz entre los Nueve Mundos. Cuando Bor también murió en batalla, Odín ascendió al trono de Asgard, continuando con la política de su padre. Odín luchó y derrotó a Surtur y tomó la Llama Eterna y la selló en su bóveda, para evitar que el Ragnarök pasara.

Como el Padre de Todos, Odín luchó contra grandes bestias, invadió mundos, destruyó demonios y monstruos, y devastó mundos poderosos. Con el tiempo, con todo su poder, él necesitó de un tiempo para descansar y recuperar su fuerza. Este sueño profundo llegó a ser conocido como el Sueño de Odín. Su primogénita, Hela, se convirtió en su Ejecutora y líder de sus ejércitos. Juntos, ellos conquistaron los Nueve Mundos, aunque a través de medios violentos cuando fue necesario.[1]

Destierro de Hela

Eventualmente, Odín se da cuenta que la paz era la verdadera forma de unir a los reinos, pero Hela se volvió demasiado ambiciosa y sus poderes crecieron más allá del control de Odín, por lo que ella intentó arrebatar el Trono por la fuerza de Odín. Aceptando lo peligrosa que es Hela, Odín decide detenerla y luchan, con Odín emergiendo como el vencedor.

Sin embargo, Odín se dio cuenta de que no tenía el poder de matarla, porque era parte de la profecía del Ragnarök y solo Surtur podía acabar con ella con la Llama Eterna. Como no estaba dispuesto a destruir Asgard para matar a Hela, Odin decidió encerrarla en Hel y asegurar de que no pudiera escapar. Odín ató su vida a la cerradura de la prisión de Hela, por lo que la Diosa de la Muerte solo escaparía cuando él muriera.[1]

Matrimonio con Frigga

Durante miles de años, Odín condujo con éxito su mundo, pero cuando sintió que la carga de llevar la corona era demasiado para él sólo, se casó con Frigga, por ser una pareja fuerte y tener un oído atento.[2]

Masacre de las Valquirias

Cuando Hela intentó escapar de su prisión, Odín envió a sus legendarias guerreras, las Valquirias, para detenerla. Cuando Odín se da cuenta que sus guerreras fueron derrotadas y asesinadas por su hija mayor, Odín entro personalmente en Hel y una vez más salió victorioso sobre Hela y la volvió a encarcelar. Sin embargo, él desconocía que Brunnhilde, la líder de las Valquirias, sobrevivió, pero no quería tener nada que ver con Odín después de la muerte de sus compañeras.[1]

Trayendo una nueva paz

Para asegurarse de que el impacto de Hela en los Nueve Mundos fuera olvidado, Odín la borró de la historia e hizo otro mural en su palacio.[1] Habiendo aprendido de su error, Odín optó por confiar únicamente en la paz para lograr un nuevo estado de estabilidad y orden en los Nueve Mundos. Los esfuerzos de Odín dieron frutos, siendo considerado el periodo de estabilidad como el “Gran Comienzo”. Odín y Frigga tuvieron un hijo juntos, un niño llamado Thor. Con el nacimiento de Thor, Odín sintió que un día podría pasar su corona a un digno sucesor.[2]

Guerra contra los Gigantes de Hielo

En 965 d.C., el Rey Laufey de Jotunheim invadió Midgard con la intención de esclavizar a los humanos y someter al planeta a una nueva era glacial para reemplazar su propio mundo moribundo. Odín dirigió su ejército asgardiano contra Laufey y su horda de Gigantes de Hielo.

Durante la furiosa batalla, Odín perdió uno de sus ojos, pero finalmente los asgardianos salieron victoriosos sobre los gigantes después de que Odín derrota a Laufey en un combate en la parte superior de un templo dentro de Jotunheim. A cambio de su vida, Laufey aceptó un trato de paz entre Asgard y Jotunheim que duraría más de mil años. Después de la batalla, las fuerzas de Odín tomaron el Cofre de los Antiguos Inviernos para asegurarse de que nunca atacaran a otro mundo.

Mientras exploraban las profundidades del templo, Odín encontró a un gigante de hielo bebé, Loki, hijo de Laufey. Loki fue abandonado para morir por su cruel padre por su pequeña estatura. Odín y su esposa, Frigga, ya tenía un hijo, Thor, pero adoptaron a Loki como el hermano de Thor, utilizando hechicería para cambiar su apariencia a la de un asgardiano, y mantuvieron la verdadera naturaleza de Loki oculta, creyendo que un día podía ayudar a lograr una paz permanente.[3]

Un rey y un padre

Odín crió a Thor y a Loki como hermanos, intentando nunca permitir a Loki se sintiera diferente de su hermano o conociera su naturaleza como Gigante de Hielo. Él les enseñó sobre sus responsabilidades como rey de Asgard, hablando de las guerras de Asgard y otras lecciones sobre como mantener la paz si alguna vez toman el trono.

Odín respondió a sus preguntas con alegría y les mostró gran amor y cuidado. Loki le mostró a Odín muchas vez que sería un rey capaz, pero Odín ya había decidido que Thor sería su heredero, aunque aún le decía a Loki que tenía todo lo necesario para ser rey. A medida que crecieron, Odín le dio a Thor el poderoso martillo Mjolnir para usarlo como arma de guerra, mientras que Frigga le enseñó magia a Loki, y les dio a cada uno su propio poder para proteger a los Nueve Mundos.[3]

Poderes y habilidades

Odín poseía varios atributos sobrehumanos comunes entre los Asgardianos, que incluyen fuerza sobrehumana, velocidad, agilidad, reflejos, durabilidad y longevidad.

  • Fisiología Asgardiana: Como Asgardiano, Odín tenía habilidades sobrehumanas.
    • Fuerza sobrehumana: Como todos los Asgardianos, Odín era extremadamente fuerte y poseía una mayor fuerza física que un asgardiano promedio, lo que lo convertía en el asgardiano más fuerte. En su juventud fue capaz de apuñalar a varios gigantes de hielo con su lanza, levantarlos y lanzarlos sin mayor esfuerzo. También fue capaz de sostener a sus dos hijos con una sola mano mientras eran absorbidos por un agujero de gusano en el Puente Bifrost.
    • Durabilidad sobrehumana: El cuerpo de Odín era mucho más resistente al daño físico que el cuerpo de un ser humano. Necesitaba reponer sus energías mediante el Sueño de Odín.
    • Factor de curación: A pesar de la resistencia de su cuerpo, Odín podía lesionarse como cualquier otro Asgardiano. Sin embargo, su metabolismo le permitía regenerar rápidamente el tejido corporal dañado con mayor velocidad y eficiencia de lo que un ser humano es capaz de hacer. El haber perdido su ojo derecho en una batalla, no le impidió seguir luchando en ella y salir victorioso aún con la herida abierta.
    • Longevidad: Como todos los Asgardianos, Odín envejeció a un ritmo mucho más lento que el de un ser humano. A pesar de que tenía más de cinco mil años, su cuerpo sólo reflejaba un hombre de edad avanzada.
    • Fuerza de Odín: Odin era capaz de generar y manipular hábilmente la energía mágica y cósmica desde su propia fuerza vital para una serie de poderosos efectos, tales como deformar la realidad. Su poder le permitió despojar sin esfuerzo a Thor de sus propios poderes y lo convirtió en mortal, desterrándolo a Midgard. Al igual que Heimdall, Odín era capaz de manipular la magia oscura, lo que le permitió enviar a Thor a la Tierra mientras el Puente Bifrost estaba destruido. Él también podía encantar objetos, como lo hizo con el Mjolnir cuando exilió a Thor y al mismo tiempo hizo que el martillo regrese a su mano a pesar de no ser su maestro. Él puso un encantamiento en Loki para que tuviera tuviese apariencia asgardiana e incrementó sus poderes, aunque el hechizo podía debilitarse cuando Loki entraba en contacto con el poder de los Gigantes de Hielo y el Cofre de los Antiguos Inviernos. Inclusive, Odín pudo mejorar el Mjolnir para permitirle a Thor aprovechar sus poderes sobrenaturales innatos hasta que los dominara por completo. A través de su lanza Gungnir, Odín proyectaba rayos de energía, los que usó en innumerables batallas. A través de la misma arma, Odín podía controlar al Destructor remotamente y utilizar sus sentidos para ver lo que sucedía a su alrededor. El arma también se usó en una ceremonia fúnebre para aquellos que habían caído durante el Saqueo de Asgard, en donde Odín golpeó la lanza en el suelo, causando que los muertos se transformaran en una niebla brillante que volaron al cielo nocturno. También fue capaz de usar la Fuerza de Odín para atar a Hela con su vida como la cerradura de su prisión. Su poder místico también le permitió transcender la muerte y existir como un espíritu, pudiendo darle a Thor visiones de él para comunicarse con él después de su muerte y su cuerpo se dispersara en energía.

Equipamiento

  • Gungnir: Una poderosa lanza mágica usada por los gobernantes de Asgard y sirve como un símbolo de poder.

Relaciones

Familia

  • Buri † - Abuelo
  • Bor † - Padre
  • Frigga † - Esposa
  • Hela † - Hija convertida en Enemiga
  • Thor - Hijo
  • Loki † - Hijo adoptivo

Aliados

Enemigos

Trivia

  • En los cómics, Odín sacrificó su ojo derecho con el fin de obtener el conocimiento para detener el Ragnarök.

Detrás de escenas

  • La primera opción para interpretar a Odín fue Mel Gibson, pero éste rechazó el papel.

Referencias

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 Thor: Ragnarok
  2. 2,0 2,1 Thor (novelización junior)
  3. 3,0 3,1 Thor

Enlaces externos