Fandom

Marvel Cinematic Universe Wiki

Matthew Murdock

2.594páginas en
el wiki
Crear una página
Discusión0 Compartir
Para otros usos de este término, véase Daredevil (desambiguación)
Este artículo o sección está incompleta
Este artículo o sección cuenta con la información fundamental pero aún se encuentra incompleta. Edita este artículo completando la información que falte.
"Sólo estoy tratando de hacer de mi ciudad un lugar mejor."
―Matt Murdock[fnt.]

Matthew "Matt" Murdock es un hombre que perdió la vista cuando era niño, pero esta experiencia le otorgó extraordinarios sentidos. Luego de que su padre fuera asesinado por mafiosos, Murdock dedicó su vida a luchar contra la injusticia en la ciudad de Nueva York como un abogado durante el día y por la noche como el justiciero llamado Daredevil. Sus acciones como un luchador contra el crimen pusieron a Murdock en conflicto con un señor del crimen llamado Wilson Fisk. Murdock usó sus habilidades para exponer las actividades delictivas de Fisk, llevándolo de esta manera a prisión.

Las acciones de Murdock en la ciudad de Nueva York y su estricto código moral pronto entraron en conflicto con Frank Castle, un justiciero que creía que la muerte era el único castigo para el crimen. Murdock fue desviado de sus principales asuntos cuando su antigua amante Elektra y su antiguo mentor Stick intentaron reclutarlo para la guerra contra la Mano. Este con el tiempo logró encontrar una posición intermedia para tratar el caso de Castle y al mismo tiempo derrotar al líder de la Mano, Nobu Yoshioka, a pesar de perder a Elektra durante el proceso y ver como Nelson y Murdock se deshacía luego de que Franklin Nelson luchara para hacer frente a la doble vida de su amigo.

Biografía

Vida temprana

Matthew Murdock vivía con su padre, un fracasado boxeador llamado Jack Murdock. Jack instó constantemente a su hijo a estudiar mucho y hacer algo por sí mismo, para que Matthew no terminara como él. Cuando Jack regresaba de sus combates de boxeo, Matthew era quien cosía sus heridas. Durante una de estas sesiones, Jack le permitió a Matthew tomar una copa de whisky, para que mantuviera la mano firme.[1] Él se quedaba despierto en las noches escuchando sirenas, tratando de saber lo que eran, creando historias para ellos.[2]

Cegado

"¡No puedo ver! ¡No puedo ver!"
―Matt Murdock[fnt.]

Cuando tenía nueve años de edad, Murdock salvó a un hombre mayor de ser golpeado por un camión RAND Oil & Chemicals, provocando un accidente. Los productos químicos peligrosos que salieron del camión volteado salpicando en la cara de Murdock y fueron absorbidos por sus ojos, dejándolo cegado. La última visión que tuvo fue con su padre tratando de consolarlo durante el accidente de tráfico múltiple. Él gritó de dolor y miedo cuando se dio cuenta de que nunca volvería a ver.

Él se despertó en un hospital en donde descubrió que podía escuchar cada sonido en la zona, lo que le causó dolor. Su padre intentó desesperadamente consolarlo. Él dejó que su hijo tocara su cara para que pudiera reconocer que se trataba de él, lo que logró calmarlo.[3]

Durante los próximos meses, Murdock aprendió a leer Braille y comenzó a controlar sus sentidos agudizados. Su padre continuó trabajando como un boxeador a pesar de perder casi todas las peleas. Un día regresó casa con graves contusiones en su rostro, mientras Murdock estaba leyendo en Braille. Él dejó que Matt tocara su cara y le hizo prometer que no sería un boxeador como él. Un día, mientras Matt estaba leyendo en el gimnasio, escuchó como a su padre le ofrecían dinero para perder en su próxima pelea con Carl Creel.

Matt escuchó la lucha de su padre con Carl Creel en la televisión y aplaudió cuando su padre superó todos los pronósticos y ganó el encuentro. Él esperó el regreso de su padre, pero se preocupó al ver que no llegaba. Murdock corrió hacia el gimnasio y fue detenido por un oficial de policía. Murdock logró esquivar al oficial y encontró a su padre tendido en un callejón después de haber sido asesinado por mafiosos locales. Murdock cayó de rodillas y le pidió a su padre que despertara antes de llorar sobre el cuerpo sin vida de su padre.[1]

Entrenado por Stick

"Relación entre cuerpo."
"La mente controla el cuerpo, el cuerpo controla a nuestros enemigos, y estos no controlan ni una mierda cuando acabamos con ellos."
Stick y Matt Murdock[fnt.]

Cuando su madre no pudo cuidar de él después de la muerte de su padre, Murdock fue trasladado al Orfanato Saint Agnes. Mientras estuvo ahí, él seguía sufriendo con sus sentidos mejorados. Mientras estuvo en el orfanato, Murdock fue visitado por un anciano ciego llamado Stick. Stick sabía que los otros sentidos de Murdock se habían intensificados y se lo llevó por un helado. Mientras estaban sentados juntos, Stick le preguntó a Murdock que podía llegar a entender acerca de las personas cercanas solo con escucharlas. Stick prometió entrenar a Murdock para que controlara y dominara su "don". Murdock guardó el envoltorio de su helado, pensando en dárselo a Stick como un regalo.

Stick comenzó un fuerte entrenamiento con Murdock, a menudo presionándolo con respuestas emocionales para enseñarle a controlar su ira. En los próximos meses, Murdock se convirtió en un potente luchador con el control casi total de su ceguera. Durante una de las sesiones de entrenamiento, Murdock le dio a Stick la envoltura de helado, que tenía forma de pulsera. Stick lo aplastó con la mano y le dijo que ya no podía entrenarlo. Stick se retiró y Murdock no volvería a saber de él durante muchos años.[4]

Facultad de derecho

A sus veinte años de edad, Murdock obtuvo un lugar en la Facultad de Derecho de la Universidad de Columbia. Llegó a su habitación y se presentó con su nuevo compañero de cuarto Foggy Nelson. Nelson había oído hablar de Murdock, al recordar lo que había sucedido a él cuando era un niño. Murdock y Nelson inmediatamente se hicieron buenos amigos y Nelson a menudo bromeaba sobre su ceguera, mientras que Murdock se burlaba de Nelson acerca de las muchas malas decisiones de su vida, tales como la decisión de unirse a un curso de estudio de Punjabi solo para acercarse a una chica. Ellos juraron trabajar juntos durante muchos años. Murdock conoció y salió con una chica griega llamada Elektra, pero su relación terminó porque "no funcionó".[2]

Escapadas con Elektra

Nelson y Murdock decidieron colarse a una fiesta, donde entraron a una cocina, y fueron recibidos por un camarero descontento. Más tarde, Murdock decidió volver a la fiesta, en la que percibió a una mujer muy atractiva. Antes de que pudiera reunirse con ella, uno de los guardaespaldas se acercó a él, y descubrió que era un intruso. Sin embargo, antes de que pudiera poner en Murdock fuera, la mujer, Elektra Natchios, declaró que él estaba con ella.

Durante una conversación, Natchios miró los zapatos de Murdock, y supuso que él era débil y tonto, mientras que Murdock contraatacó con sus suposiciones diciendo que ella era una chica aburrida, rica, y que solo buscaba excitación, haciendo que Natchois pensara que tal vez no era tan tonto. Natchios robó un auto costoso, y junto con Murdock, dejaron la fiesta.

Una semana más tarde, Natchios y Murdock irrumpieron en el gimnasio de Fogwell, donde Natchios al descubrir que Murdock no era precisamente ciego, luchó contra él en un pequeño duelo, y luego tuvieron relaciones sexuales.

A medida que su relación fue fortaleciéndose, Natchios llevó a Murdock a una mansión donde ella afirmaba que le pertenecía a un socio de su padre. Sin embargo, se trataba de una configuración de Natchios para hacer que Murdock confrontara a Roscoe Sweeney, el hombre responsable de la muerte de su padre. Murdock venció a Sweeeney, pero se negó a matarlo. Natchios expresó su decepción con Murdock y, mientras Murdock llamaba a la policía para reportar a Sweeney como un delincuente buscado, Natchios desapareció, dejando Murdock, y no se volverían a ver durante diez años.[5]

Landman y Zack

Tanto Murdock y Foggy Nelson tuvieron la oportunidad de trabajar como pasantes en la gran empresa de abogados, Landman y Zack, tiempo durante el cual se encontraban obligados a defender a grandes corporaciones de personas inocentes. Finalmente a ambos les ofrecieron empleos permanentes en la empresa, pero con la creencia de que trabajar en una empresa de ese tipo no era la dirección correcta para ellos, Murdock logró convencer a Nelson de no tomar la oferta de trabajo y en lugar poner en marcha su propio bufete de abogados.[2]

Sin poder dormir

Tiempo después de la facultad de derecho, Murdock tendría problemas para dormir porque no dejaba de oír a la hija del vecino de al lado llorar por las noches ya que su padre abusaba de ella. Murdock se puso en contacto con la policía para que lo detuviera, sin embargo, el hombre fue capaz de salirse con las suyas. La esposa de éste afirmó que nunca haría tal crimen y su hija no quiso revelar la verdad. Viendo que el hombre no se enfrentaría a la justicia, Murdock se puso una máscara y se fue tras él. Lo golpeó fuertemente y lo amenazó de que si alguna vez tocara de nuevo a su hija, él lo encontraría nuevamente.[2]

Enmascarado

"No busco penitencia por lo que he hecho, padre. Estoy pidiendo perdón por lo que estoy a punto de hacer."
"Así no es como funciona. ¿Qué es lo que harás exactamente?"
―El Padre Lantom y Matt Murdock[fnt.]

Años después, Murdock eligió llevar su carrera de vigilante a otro nivel. Se compró un traje negro en línea, incluyendo una máscara que cubría la mitad superior de su casa, y lo llevaba cuando luchaba contra la delincuencia. Más adelante, Murdock fue a confesarse, alegando que él no estaba ahí para buscar penitencia por lo que había hecho, sino que en lugar de eso estaba ahí para pedir perdón por lo que estaba a punto de hacer. Sin embargo, él no le dijo al cura sus intenciones.

Esa misma noche, Murdock localizó a un grupo de mafiosos dirigidos por Turk Barrett, quienes se dedicaban al secuestro y al tráfico sexual. Ellos planeaban trasportar a un grupo de jóvenes mujeres en un contenedor de carga, pero Murdock se coló por detrás de ellos y los atacó, derribando a muchos de los guardias y evitando a Barrett cuando éste intentó dispararle. Murdock sometió rápidamente a los gángsters y liberó a las mujeres antes de esquivar una bala de Barrett y golpearlo hasta dejarlo inconsciente.

Por la mañana, Murdock fue despertado por una llamada telefónica de Foggy Nelson, quien le ordenó salir de la cama para que pudieran ver las nuevas oficinas para su despacho de abogados Nelson y Murdock, mientras se burlaba de él por posiblemente haber pasado la noche con una mujer. Antes de colgar, Nelson bromeó con que iba a sobornar al Oficial Brett Mahoney. Más tarde, la agente de bienes raíces Susan Harris intentó bromear con ambos acerca de cuál de ellos sería capaz de conseguir la habitación con buenas vistas, sin percatarse de que Murdock era ciego. Murdock aceptó la oferta por la oficina y movieron sus cosas para trabajar, a pesar de las protestas de Nelson.[3]

Defendiendo a Karen Page

"Yo no fui, por favor, por favor tienen que creerme. Yo no lo maté."
"Le creo, señorita Page."
Karen Page y Matt Murdock[fnt.]

Poco después de mudarse a sus nuevas oficinas, Nelson recibió una llamada de un policía que le informaba que una mujer llamada Karen Page había sido encontrada en su apartamento tras haber aparentemente asesinado a su compañero de trabajo con un cuchillo. Murdock y Nelson se reunieron con Page y se ofrecieron representarla; cuando se le preguntó cuánto tiempo tenían ambos ejerciendo como abogados, Murdock respondió diciendo que tenían unas siete horas. Murdock escuchó los latidos del corazón de Page, mientras ella les contaba sobre lo que había sucedido; sabiendo que su corazón no estaba alterándose, Murdock sabía que estaba diciendo la verdad y convenció a Nelson que deberían tomar cartas en el asunto.

Más tarde esa noche, se enteraron de que Page casi fue asesinada en su celda en la prisión, por lo que lograron que fuera liberada. De vuelta en sus oficinas, ellos comenzaron a discutir acerca de por qué tratarían de matarla; ella reveló que había descubierto un esquema de lavado de dinero dentro de la empresa para la que trabajaba. Dado de que era claro que no podía regresar a su apartamento, Murdock permitió que Page se quedara en el suyo. Una vez allí, se le dio ropa nueva y se le hicieron más preguntas. Cuando se le preguntó si había hecho una copia del archivo, ella mintió y dijo que no había hecho ninguna copia.

Durante la noche, Page escapó del apartamento de Murdock; Murdock la siguió y la encontró dentro de su casa después de recoger el disco duro. Descubrió momentos antes de que ella había sido atacada por un asesino. Murdock comenzó una pelea con el asesino, lanzándolo a él como a sí mismo por una ventana. Murdock con tiempo usó su fuerza y determinación para derrotar al enemigo. Después de la pelea, Murdock llevó al asesino con la policía junto con la unidad de disco duro. Esto causó que Page fuese liberada. Ella fue contratada rápidamente para trabajar como secretaria en Nelson y Murdock.[3]

Conociendo a Claire Temple

"Encuentro a un tipo en un basurero que resulta ser una especie de justiciero ciego que puede hacer toda esta mierda rara, como oler perfume a través de las paredes y sentir si alguien está inconsciente o fingiendo. Y encima de eso puede aguantar una cantidad increíble de golpes sin una maldita queja."
"La última parte es el catolicismo."
Claire Temple y Matt Murdock[fnt.]

Murdock escuchó a un niño mientras estaba siendo secuestrado por gángsteres rusos y salió a tratar de rescatarlo. Sin embargo, pronto descubrió que era una trampa y fue atacado. Apenas logró escapar con heridas graves y se escondió dentro de un contenedor de basura hasta que fue encontrado por Santino y Claire Temple. Temple lo llevó hasta su apartamento y trató sus lesiones; rápidamente se enteró de que él era ciego. Murdock se despertó y trató de irse, pero Temple insistió en que tenía que quedarse ya que sus heridas eran demasiado graves. Dado que Murdock se negó a darle su nombre, ella comenzó a llamarlo "Mike".

Momentos más tarde, Murdock olió el perfume de un mafioso ruso que estaba subiendo las escaleras buscándolo. Temple abrió la puerta mientras ocultaba a Murdock y el hombre dijo ser un oficial de policía de Nueva York en busca de un sospechoso por robo; Temple le dijo al hombre que no había visto nada. El mafioso se retiró, pero Murdock oyó que él estaba hablando por teléfono y supo que no le había creído a Temple, por lo que lo persiguió y le dejó caer un extintor de fuego en la cabeza, dejándolo inconsciente. Murdock notó de que Santino había sido testigo del ataque y huyó. Juntos, Murdock y Temple llevaron al mafioso inconsciente hasta la azotea del edificio.

Una vez en la azotea, Murdock comenzó a preguntarle al mafioso sobre la ubicación del niño desaparecido, diciéndole que le haría daño cada vez que le mintiera. Temple le sugirió a Murdock que debía apuñalarlo justo encima del ojo para que el dolor fuese más fuerte. Cuando incluso eso no funcionó, Murdock amenazó al mafioso con tirarlo desde la azotea; esto hizo que el mafioso le dijera donde se encontraba el niño. Incluso con la información obtenida, Murdock lo lanzó desde la azotea, dejando que cayera sobre el mismo contenedor de basura donde él había sido sacado con anterioridad. Cuando Temple le preguntó si todavía estaba vivo, Murdock le aseguró de que lo estaba. Murdock le dio a Temple un teléfono para que pudieran ponerse en contacto y le dijo que sería conveniente de que ella se quedara viviendo en otro lugar.

Murdock se dirigió al lugar donde el niño estaba siendo rehén. Él llegó y de inmediato comenzó a luchar contra los mafiosos. Después de un prolongado combate durante el cual muchos de los mafiosos fueron lanzados a través de las puertas, Murdock salió victorioso. Él encontró la habitación donde estaba el niño y mientras estaba hablando con él, se quitó la mascara para que confiara en él, diciéndole que ahora estaría a salvo. Murdock se fue del lugar y más tarde lo devolvió a su familia.[1]

Defendiendo a John Healy

A la mañana siguiente Murdock visitó a su iglesia y habló con el Padre Lantom. Lantom le dijo que él era consciente de que era el hijo de Jack Murdock, pero le aseguró que no podía decirle a nadie lo que habían hablado. El Padre le preguntó a Murdock si estaba allí para la confesión, pero él le dijo que no, entonces le propuso tomarse un taza de café con él, pero Murdock le respondió diciendo que va a hacer en otro momento.

De vuelta en la oficina, Nelson y Murdock fueron visitados por James Wesley, quien les pidió que representaran a su cliente John Healy, quien sólo había asesinado brutalmente a un gángster llamado Prohaszka. Cuando Wesley salió de la oficina, después de haber insultado a Karen Page, Murdock lo siguió, haciendo un seguimiento del sonido que hacía su reloj. Murdock escuchó a Wesley entrar en una limusina y ser llevado lejos. Momentos después, Murdock sintió un dolor en un costado de su cuerpo y se percató que estaba saliendo sangre de una herida abierta. A pesar de que inicialmente mostró incertidumbre hacia el caso, Murdock decidió llevar el caso en un intento por averiguar quién estaba detrás de la actividad delictiva en Hell's Kitchen.

Murdock y Nelson comenzaron a trabajar en una estrategia para conseguir que Healy fuera alegando defensa propia. Durante el juicio, Murdock notó que el corazón de una de las mujeres del jurado empezó a latir con más fuerza cuando Wesley entró al jurado. Esa misma noche, Murdock rastreó a la mujer y notó que estaba hablando con un hombre. Luego de que la mujer se retirará, él amenazó al hombre con quien estaba hablando y lo obligó a dejarla en paz. Murdock más tarde dio un discurso durante el juicio alegando que no había suficientes evidencias para condenar a Healy. A medida que el veredicto estaba siendo leído, Murdock se dio cuenta de que el corazón de otro jurado se aceleró cuando entró Wesley; el jurado anunció que estaba en desacuerdo y le permitió a Healy salir en libertad.

Murdock más tarde localizó y se enfrentó a Healy. El par comenzó a luchar y Healy usó objetos a su alrededor para atacar a Murdock. Después de una lucha agotadora, Murdock salió como vencedor y comenzó a cuestionar a Healy sobre quien era su empleador. Finalmente Healy afirmó que era Wilson Fisk. Healy le dijo a Murdock que ahora que él había revelado el nombre de Fisk, él, su familia y todos sus amigos se convertirían en objetivos. Al no ver otra alternativa, Healy golpeó su cabeza con un pico de hierro, matándolo instantáneamente. Murdock sólo pudo escuchar con horror.[6]

Persiguiendo a los Rusos

"Realmente necesitas algún tipo de armadura o algo así."
"Me volvería demasiado lento."
"También una bala."
Claire Temple y Matt Murdock[fnt.]

Murdock más tarde atacó a Anatoly Ranskahov y a sus hombres, aunque Ranskahov logró escapar con heridas leves. Murdock fue capaz de lanzar a uno de los hombres por una ventana y éste cayó sobre un automóvil. Después de escapar, Murdock fue con Claire Temple para tratar sus lesiones. Más adelante, él recibió una llamada telefónica de Temple justo cuando ella estaba siendo secuestrada por mafiosos rusos. Murdock corrió en su ayuda, pero había llegado demasiado tarde. Él habló con el vecino de ella, Santino, quien fue capaz de revelar quienes se habían llevado a Claire en un taxi.

Murdoco llegó a la compañía de taxi donde encontró a Temple siendo torturada por los rusos. Murdock apagó las luces del salón y se las arregló para luchar contra los rusos en la oscuridad y rescató a Temple. La llevó hasta su apartamento y trató de consolarla. Temple le pidió que tocara su corazón y decirle lo que sentía; Murdock supo entonces que ella tenía mucho miedo por su vida. Sin embargo, Temple le aseguró que él podría hacer algo al respecto. Murdock luego le reveló su verdadero nombre a Temple.[7]

La noche siguiente, Murdock siguió a un taxi que llevaba a un hombre ciego hasta un almacén. Una vez allí, atacó a los mafiosos rusos que custodiaban al hombre, y aunque el ciego fue asesinado de un disparo, Murdock fue capaz de tomar a uno de los mafiosos, Piotr. Murdock trató de conocer la ubicación Vladimir Ranskahov, pero Piotr le rogó que no le cortara la cabeza. Cuando Murdock le preguntó a qué se refería, Piotr le dijo que todo el mundo creía que el hombre enmascarado le había cortado la cabeza al hermano de Vladimir, Anatoly. Antes de que pudiera sacarle más información, llegó la policía y Murdock logró escapar, dejando a Piotr para que fuese arrestado.

De regreso en la oficina, Murdock les preguntó a Foggy Nelson y Karen Page acerca de si habían oído hablar de un mafioso que había sido decapitado, antes de ser interrumpidos por la llegada de Elena Cardenas. La señora Cardenas explicó que ella necesitaba ayuda legal debido que los propietarios de su apartamento intentaron echarla y demoler el edificio sin siquiera haber terminado el trabajo de construcción de la propiedad. Estuvieron de acuerdo en tomar el caso y Murdock le dijo a la señora Cardenas que Nelson iba a hablar con el abogado de su casero. Nelson se quejó ya que él sabía que el propietario estaba siendo representado por sus antiguos empleadores Landman y Zack.

Murdock llegó al Departamento de Policía y habló con Brett Mahoney. Murdock le explicó la situación a Mahoney y le solicitó algunas copias de las denuncias contra Armand Tully, quien era el dueño de la casa de Cardenas. Mahoney estuvo de acuerdo y le pidió a Murdock que esperara. Mientras él esperaba, Murdock oyó el interrogatorio que le estaban haciendo a Piotr, uno de los rusos que había atacado la noche anterior. Él oyó como Piotr le pedía un trato a cambio de información sobre su empleador Wilson Fisk. Los dos oficiales que lo interrogaron, Christian Blake y Carl Hoffman, resultaron trabajar también bajo las órdenes de Fisk. Ellos simularon ser atacados por Piotr y le dispararon antes de que Murdock pudiera hacer algo.

Sabiendo que los detectives estaban trabajando para Fisk, Murdock localizó y atacó al detective Christian Blake. Blake trató de contarle la historia de que el ruso había atacado a su compañero, hasta que Murdock comenzó a romperle el brazo. Murdock le preguntó por qué Fisk había tenido que mandar asesinar a Prohaszka; él se negó a responder, por lo que Murdock lo noqueó y le robó su teléfono. Murdock más tarde llamó a Claire Temple y le pidió que lo ayudara a revisar el teléfono. Ella le dijo que el teléfono tenía una lista de cuatro lugares y Murdock se dio cuenta de que éstas pertenecían a los rusos. Murdock se fue a perseguir a los rusos, pero Temple le dijo que ella no podía enamorarse de alguien que estaba tan dispuesto a poner su vida en peligro.[8]

Días finales de los Rusos

"Eso suena muy mal pero no hablo como imbécil."
―Matt Murdock a Vladimir Ranskahov[fnt.]

Murdock viajó hasta uno de los lugares y encontró a un par de guardias rusos de pie junto a la puerta. Murdock comenzó a luchar contra los hombres, y durante la pelea escuchó el pánico en el interior del edificio y se enteró de que había una bomba a punto de ser activada, por lo que Murdock usó a su oponente como un escudo cuando la puerta salió volando hacia ellos cuando el edificio explotó, matando a los rusos en el interior. Cuando se despertó, Murdock atrapó a Vladimir Ranskahov, quien estaba tratando de escapar. Él lo atacó y lo noqueó, pero antes d que pudiera obtener cualquier información, la policía llegó y trató de detenerlo. Murdock fue capaz de luchar contra la policía, pero fue incapaz de evitar que Ranskahov recibiera un disparo en uno de sus costados. Él luego escapó con el cuerpo inconsciente de Ranskahov.[8]

Murdock llevó a Ranskahov hasta un edificio abandonado y comenzó a hacerle preguntas. Ranskahov afirmó que Murdock era el responsable de la muerte de hermano Anatoly Ranskahov y de que él estaba trabajando con Wilson Fisk. Murdock le dijo que había sido engañado por Fisk, quien era el verdadero responsable de la muerte de Anatoly y la destrucción de sus almacenes. Murdock le ofreció ayudarlo a escapar de los hombres de Fisk, a cambio de darle información que le ayudaría a hacer que Fisk pagara por todo lo había hecho. Ranskahov se negó groseramente antes de perder la conciencia.

Sabiendo que Vladimir Ranskahov moriría sin atención médica, Murdock llamó a Claire Temple para obtener ayuda. Él le explicó la situación ella y le preguntó como podía salvarle la vida, pero cuando le explicó a quien estaba tratando de ayudar, Temple se molestó. Sin embargo, ella accedió a ayudar a Murdock y le pidió que buscara algo para ayudarlo. Murdock usó sus sentidos intensificados para detener una bengala en el almacén. Él bajo las instrucciones de Temple, encendió la bengala y lo usó para quemar la herida abierta de Ranskahov, sellándolo, con Ranskahov gritando hasta que perdió nuevamente el conocimiento.

Murdock escuchó como un oficial de policía estaba entrando en el almacén, después de haber oído los gritos de Ranskahov. Murdock atacó al hombre y comenzó a interrogarlo. El oficial de policía le dijo que no era un corrupto y de que era un nuevo policía por lo que no había sido pagado por Fisk todavía. Murdock le ordenó al hombre que cancelara los refuerzos, pero en cambio dijo que había sido tomado como rehén, por lo que Murdock no tuvo otra opción más que noquearlo. Murdock a continuación amarró al oficial antes de sacarle la pistola y tirarla a la basura. Murdock comenzó a interrogar a Ranskahov de nuevo, pero éste le preguntó sobre su moral de no matar a la gente, y estar dispuesto a permitir que las personas murieran. Murdock mencionó que Ranskahov había estado operando bajo las órdenes de Fisk y que éstos contaban con suficientes policías para asegurarse de que Ranskahov muriera antes de pudiera suministrar información. Ranskahov se mostró de acuerdo ante esto y le contó al hombre como fue su primer encuentro con Fisk y de como éstos estaban operando. Murdock supo que Fisk estaba trabajando con los chinos. Ranskahov le dijo que había nombre que necesitaba saber, el hombre que controlaba el dinero de Fisk. Cuando Murdock se acercó para escucharlo, Ranskahov lo atacó, haciendo que ambos se cayeran a través de los pisos del almacén.

Ambos sobrevivieron a la caída y Murdock le dijo que no había la cosa más inteligente que pudo hacer. Ranskahov luego perdió el conocimiento de nuevo, y esta vez su corazón se detuvo. Murdock llevó a cabo un RCP y le salvó la vida. A continuación, Murdock se puso a buscar una salida, y encontró una tapa de alcantarilla de aguas residuales, pero ésta era demasiado difícil de levantar. Él fue interrumpido cuando Wilson Fisk usó la radio del oficial Sullivan para contactar con ellos. Murdock recogió la radio y se dirigió a su enemigo por primera vez. Fisk le dijo que tenían muchas cosas en común, pero Murdock le aseguró de que no tenían nada. Fisk le ofreció a Murdock la opción de matar a Vladimir Ranskahov e irse sin problemas. Cuando Murdock se negó, Fisk le ordenó a sus hombres abrir fuego contra los policías, y soltar imágenes de Murdock atacando a la policía. Fisk luego colgó. Creyendo que estaría muerto en la noche, Murdock llamó a Claire Temple para decirle adiós y comenzó a buscar una salida, esta vez sin embargo, Ranskahov le ayudó y se abrieron camino a través de la red de alcantarillado.

Una vez en el alcantarillado, fueron atacados por un pequeño grupo de agentes. Murdock fue capaz de derrotarlos, pero encontró que Ranskahov había tomado una de sus armas y estaba apuntándole. Ranskahov le dijo que había decidido quedarse atrás y luchar hasta la muerte, ya que su testimonio no daría lugar a la detención de Fisk y sólo la muerte detendría a Fisk. Murdock insistió en que él no era un asesino, pero Ranskahov le dijo que Fisk destruiría su vida y a la de su familia. A continuación, Ranskahov le dijo que el nombre que controla el dinero de Fisk era Leland Owlsley. Murdock luego escapó dejando a Vladimir Ranskahov luchar hasta su muerte.[9]

Reunión con Stick

"Necesitaba un soldado. Tú deseabas un padre."
"Bueno supongo que ambos nos decepcionamos."
Stick y Matt Murdock[fnt.]

En las oficinas de Nelson y Murdock, Murdock, Foggy Nelson y Karen Page discutieron sobre los recientes acontecimientos en Hell's Kitchen, incluyendo del metraje del hombre enmascarado atacando a la policía. Nelson se había convencido de que el hombre enmascarado era un terrorista, mientras que Page insistía en que no. Murdock más tarde localizó y atacó a Leland Owlsley y le preguntó para quien trabajaba; cuando Owlsley le mintió, Murdock le dio un puñetazo. Sin embargo, antes de que pudiera conseguir más información, Murdock se distrajo por el sonido de un hombre con un palo que se estaba acercando; Owlsley utilizó este momento para aturdirlo con una pistola eléctrica antes de escapar. Cuando Murdock estaba en el suelo, su mentor Stick llegó y lo reprendió por haber sido golpeado por un anciano.

Murdock llevó a Stick a su apartamento, donde Stick comenzó a insultarlo inmediatamente, alegando que él no debería tener un estilo de vida tan cómoda. Murdock argumentó que él estaba molesto porque había hecho algo de su vida sin su ayuda. Stick le recomendó abandonar a sus amigos de trabajo, la vida, y vivir solo como un guerrero. Cuando Stick insultó el legado de Jack Murdock, Murdock lo atacó, pero sólo fue capaz de librarse de su agarre. Stick reveló que él había venido para continuar su guerra combatiendo a los japoneses y quería el arma que Nobu Yoshioka transportaba, conocida como el Cielo Negro. Murdock accedió a ayudarle, siempre y cuando Stick prometiera no matar a nadie.

Ambos llegaron al muelle y encontraron a Yoshioka mover un contenedor grande de un buque de carga. Stick envió a Murdock hacia abajo para luchar contra los soldados de Yoshioka; éste bajó y silenciosamente noqueó a algunos de los guardias. Cuando se abrió paso al recipiente, Murdock se dio cuenta que el Cielo Negro era, en realidad, un niño pequeño. Al sentir que Stick se disponía a dispararle al niño con una flecha, Murdock saltó y desvió la flecha, alarmando a los guardias de su presencia. Yoshioka escapó con el Cielo Negro, y Murdock luchó contra los guardias. Cuando los guardias fueron derrotados, Murdock se dio cuenta de que Stick había desaparecido.

De vuelta en su apartamento, Murdock encontró a Stick esperándolo. Stick reveló que él ya había encontrado y asesinado al Cielo Negro mientras peleaba. Furioso por lo que hizo, Murdock atacó a Stick; durante otra pelea el apartamento de Murdock resultó dañado y destruido. Stick fue capaz de mantener la ventaja durante la mayor parte de la pelea, pero al final, Murdock logró derrotar a su antiguo mentor. Murdock lanzó el bolso de Stick sobre él y le exigió abandonar su casa. Después que Stick se fuera, Murdock ordenó su apartamento, y encontró el brazalete que había hecho para Stick cuando era niño, el cual creyó que fue destruido por Stick cuando él lo había dejado hace varios años.[4]

Exponiendo a Fisk

Reunión con Ben Urich

A la mañana siguiente, Murdock se despertó en su apartamento arruinado y se puso a trabajar. Llegando, Murdock escuchó a Foggy y Karen discutiendo sobre su investigación secreta de las Construcciones Union Allied. Murdock trató de convencerlos de dejarlo, pero Page insistió. Ellos le dijeron que estaban trabajando con Ben Urich, quien rompería la historia para ellos. Murdock accedió a ayudarles, siempre y cuando prometieran que derribarían a Union Allied a través del sistema legal. Mientras investigaban el caso, Page les dijo que el detective Christian Blake acababa de despertar en el hospital tras recibir un disparo.

Cuando Murdock llegó al hospital de Blake, encontró a Carl Hoffman inyectándolo con veneno. Murdock puso a Hoffman en un estrangulamiento y lo tiró antes de dirigir su atención a Blake. Él cerró la puerta con llave e informó a Blake que el veneno ya había llegado a su corazón; No había nada que pudiera hacer para salvar su vida. El justiciero le dijo a Blake que le contara todo lo que sabía sobre Wilson Fisk. Una vez que Blake le dio la información que necesitaba, Murdock escapó de la habitación momentos antes de que la policía echara la puerta y encontrara a Blake muerto.

Murdock más tarde rastreó a Ben Urich, el periodista del que Karen Page le habló. Murdock insistió en que no era el responsable de las explosiones en Hell's Kitchen. En cambio, quería que Urich expusiera al hombre que era - Fisk. Inicialmente, Urich no estaba seguro de esta afirmación. Cuando presionó a Murdock por algunas pruebas, el justiciero no podía proporcionar ninguna. Sin embargo, Murdock reveló a Urich los detalles de la operación de Fisk, incluyendo la participación de Leland Owlsley y la parte de Fisk en el asesinato del detective Blake. Urich finalmente aceptó escribir el artículo. Sin embargo, poco después, Fisk hizo un anuncio público que contradecía todo lo que Urich habría dicho.[10]

Cuestionando la moralidad

Considerando los acontecimientos recientes, Murdock fue con el padre Lantom para pedir consejos y aceptó su oferta para un café con leche. Una vez que Lantom le sirvió café, Murdock le preguntó si creía en el Diablo y si caminaba entre ellos. Lantom le contó a Murdock la historia de un hombre santo que había conocido mientras trabajaba en el extranjero; Lantom había sido testigo del asesinato de un hombre y de toda su familia por un comandante militar. Lantom afirmó que había visto al diablo a los ojos del hombre que había asesinado a su amigo.

Murdock regresó a las oficinas de Nelson y Murdock, solo para encontrar a Ben Urich teniendo una reunión con Karen Page y Foggy Nelson sobre qué hacer para derrotar a Fisk. Murdock se unió al debate, coincidiendo con la mayoría de los puntos de Urich, ya que ambos querían mantener a todos lo más seguros posible; Discutieron el rastreo de Armand Tully, que era responsable de mover a los inquilinos de sus hogares bajo las órdenes de Fisk. Cuando Page comentó sobre el hombre de la máscara, Murdock no podía dejar de sonreír, a pesar de que Nelson todavía afirmaba que el hombre era un terrorista.

Como sus prospectos resultaban cada vez más infructuosos, ellos fueron visitados por Elena Cardenas, quien reveló que Wilson Fisk había duplicado la oferta para que los inquilinos se trasladaran de sus hogares. Sin embargo, rechazaron la oferta y continuaron luchando. Después de que ella se había ido, Murdock ironicamente discutió que era demasiado peligroso luchar contra Fisk y esa era la manera más segura de ganar. Él les dijo que continuaran cavando mientras creía que encontrarían algún documento perdido en alguna parte. Murdock salió a buscar a la mujer que apareció con Fisk en su evento de prensa; Page afirmó qué trabajaba en la galería de arte, al cual Murdock rápidamente fue.[11]

Conociendo a Wilson Fisk

Murdock llegó a la galería donde estaba Vanessa Marianna. Él le habló en broma acerca de las razones de un hombre ciego que buscaba comprar arte mientras afirmaba algunas declaraciones de sus invitados. Marianna comenzó a describir algunas de las piezas de arte que imaginaba para Murdock, momento donde él le preguntó si últimamente estaba viendo a alguien, alegando querer saber sobre el hombre que ganó su preciado corazón.

Mientras hablaban, Wilson Fisk llegó al edificio; Aunque tenía que controlar su ira, con Murdock saludándolo. Fisk afirmó que, si quería comprar arte, debía llevarse lo que Marianna le sugiriera; Murdock, sin embargo, le recordó que no debían estar hablando, ya que estaban en lados opuestos de un caso de la ley que involucraban a Elena Cardenas y Armand Tully. La pareja discutió brevemente sobre sus propias esperanzas para el futuro de la ciudad de Nueva York, con Fisk afirmando que su futuro significaba mucho para él, hasta que Murdock terminó la conversación diciendo que consideraría el costo de la obra de arte.

Buscando orientación moral, Murdock volvió a visitar al Padre Lantom, diciéndole que había visitado al Diablo y sólo aprendió que Fisk tenía a alguien a quien amaba, que también lo amaba. Lantom trató de convencer a Murdock de dejar el juicio para Dios, ya que no deseaba que cometiera un asesinato. Ellos pasaron a discutir si era mejor cometer asesinato o permitir que alguien causara daño sin ser detenido, Lantom entonces le planteó la pregunta a Murdock sobre si estaba luchando para matar al Diablo pero no quería, o que no tenía que hacerlo pero quería.[11]

Perdiendo a Elena Cardenas

A la mañana siguiente, regresando a la oficina de abogados de Nelson y Murdock, Karen le informó que no había recibido la información que esperaba de Marianna, pero habían identificado a Stewart Schmidt y Joseph Pike como sus atacantes de la otra noche. En eso Foggy llegó y cambió de tema, presentándole a Murdock su placa oficial para Nelson y Murdock, ellos luego discutieron hasta llegar a reír mutuamente. Mientras celebraban, Page recibió una llamada telefónica que le decía sobre Elena Cardenas hallada muerta.

Ellos fueron a verificar su cuerpo, y Brett Mahoney reveló que un drogadicto había apuñalado a Cardenas varias veces mientras robaba su bolso fuera de la puerta de su apartamento y ella había sido asesinada en la escena. Como Mahoney señaló que su madre, una amiga de Cardenas, le había informado de que su familia estaba muerta, Murdock y Nelson prometieron que se harían cargo de los arreglos funerarios. Mientras Nelson consolaba a Page quebrantada de corazón, Murdock se quedó en silencio y agarró fuertemente su bastón mientras planeaba su venganza contra los responsables del asesinato sin sentido de su amiga.

El grupo se dirigió al Bar de Josie para ahogar sus penas con el licor, con Josie dándoles las bebidas gratis; Allí discutieron la idea de que la muerte de Cardenas no era un acto al azar de la violencia sino un asesinato planeado. Mientras hablaban, Wilson Fisk apareció en la televisión alegando estar de luto por la muerte de Cardenas. Murdock y Page discutieron entonces acerca de la religión, donde Murdock reveló sus propias creencias católicas y cómo lo ayudaron a lidiar con el dolor emocional. Murdock afirmó entonces haber tenido suficiente y salió del bar para regresar a casa, prometiendo que Fisk obtendría lo que se merecía.[11]

Cazando al drogadicto

Volviendo a su apartamento, Murdock sacó la caja que contenía su traje negro y se preparó para hacer justicia buscando al responsable. Deteniéndose un rato para considerar lo que estaba dispuesto a hacer y lo que significaba para su propia alma, Murdock decidió que era lo correcto para él y, poniéndose su traje negro, empezó a buscar al drogadicto que había asesinado a Elena. Al encontrar a personas con heroína de la Serpiente de Acero, Murdock exigió saber dónde estaba la persona que la había asesinado, amenazando con romper el brazo de un hombre.

Finalmente, las técnicas de interrogación de Murdock dieron sus frutos y encontró al hombre que mató a Cardenas con drogas, antes de interrogarlo violentamente. Como el drogadicto Jake afirmó no saber los nombres de las personas que lo contrataron, indicó que había sido llevado al almacén del Muelle 81, donde obedeció las órdenes de un hombre con un traje y que él no quiso cometer el asesinato, pero lo hizo debido a su enfermedad hacia la necesidad de drogas. Habiendo obtenido la información que necesitaba, Murdock le ordenó al hombre que se fuera a entregar a Brett Mahoney en la comisaría.[11]

Duelo en el Muelle 81

Llegando al almacén del Muelle 81, armado con sus palos del escrima, Murdock fue confrontado por Nobu Yoshioka, que llevaba puesto un traje de ninja color rojo. Murdock felicitó a Yoshioka por su habilidad para frenar su latido cardíaco así como al reducir su propia temperatura corporal para asegurar que el encuentro fuera una sorpresa. Murdock observó que recordaba a Yoshioka de la venta del Cielo Negro que él y Stick habían detenido, aunque Murdock insistió en que él no era parte de la guerra entre el Casto y la Mano, Yoshioka aún dejaba notar su disgusto por lo ocurrido.

Mientras los dos peleaban en una batalla violenta, Murdock fue ampliamente superado y fue cortado y apuñalado repetidamente por el Kyoketsu-shoge de Yoshioka. Como parecía que Murdock no podía seguir luchando y estaba al borde de la muerte, Yoshioka comentó que Murdock era un oponente digno y que él consideraba que era un honor para reclamar su vida. Finalmente, Murdock, apenas siendo capaz de levantarse, consiguió patear a Yoshioka, lo que causó que un tanque de combustible dañado escapara a los pies de Yoshioka, que lo encendió e inmoló cuando Murdock desvió su espada en una lámpara que emitió chispas sobre Yoshioka.

Las chispas se encendieron, causando que Yoshioka estallara en llamas y, a pesar de intentar continuar la lucha, el ninja rápidamente murió de sus heridas, cayendo al suelo mientras su cuerpo continuaba quemándose. Sin embargo, antes de que pudiera escapar, Murdock fue confrontado por Wilson Fisk, que estaba acompañado por James Wesley y uno de sus guardias. Fisk afirmó que había usado a Murdock para asesinar a Yoshioka, aunque deseaba que se hubieran matado unos a otros, como también quería a Yoshioka muerto, y confesó haber organizado la muerte de Elena Cardenas con el fin de atraerlo a este lugar para la batalla final.

Murdock le dijo que lo mataría por todo lo que había hecho y aunque sus hombres amenazaron con dispararle, Fisk les ordenó que se retiraran y lo invitó a pelear. Los dos comenzaron a luchar, sin embargo, como Murdock estaba herido, no era rival para Fisk y fue brutalmente golpeado. Él intentó cortar a Fisk usando el Kyoketsu-shoge de Yoshioka y supo que llevaba la armadura de Melvin Potter dentro de su traje que lo protegía. Este encuentro tan estrecho sólo enfureció a Fisk mientras violentamente seguía apuñalando a Murdock hasta llegar a golpear su cuerpo contra una mesa.

Como Murdock estaba herido y no podía seguir defendiéndose, Fisk mencionó que estaba decepcionado por el resultado de la pelea, antes de ordenarle a Wesley y Francis a dispararle y poner fin a sus actos de justiciero. Sin embargo, Murdock lanzó uno de sus palos para bloquear el arma de Wesley y luego logró esquivar las balas antes de saltar por una ventana hacia el agua, solo para nadar de regreso a la ciudad de Nueva York seguro antes de que Fisk y sus hombres pudieran encontrarlo y terminaran con el trabajo de matarlo como estaba planeado.

A pesar de sus lesiones fatales, Murdock consiguió volver a su apartamento, donde se estrelló contra varios objetos que alarmaron a Foggy, que estaba en la puerta. Nelson entró para comprobar el bienestar de su amigo íntimo y descubrió que Murdock estaba en el traje antes de que se derrumbara por sus heridas. Mientras Murdock yacía en el suelo, Nelson lo desenmascaró y sospechó que el hombre enmascarado había secuestrado a su amigo, pero luego se sorprendió al descubrir que su amigo era el justiciero de Hell's Kitchen todo el tiempo sin que él lo supiera.[11]

Nelson vs. Murdock

Nelson llamó a Claire Temple, quien llegó y trató las heridas de Murdock. Cuando recuperó la conciencia, Murdock encontró a Nelson en su apartamento, furioso por haberle mentido durante todos sus años de amistad. Nelson le preguntó a Murdock si era el responsable de los bombardeos y tiros de la policía. Murdock le dijo que Fisk era responsable de todo. Cuando Karen Page llamó al teléfono de Murdock, Nelson lo apagó. Cuando Page luego llamó a Nelson, respondió y le dijo que Murdock tuvo un accidente de auto. Él luego exigió que Murdock le contara todo sobre sus habilidades y su historia.

Murdock le contó sobre su entrenamiento con Stick y cómo se le había enseñado a usar su ceguera como ventaja. Más tarde Nelson recibió una llamada de Brett Mahoney informándole que el drogadicto que mató a Elena Cardenas se había suicidado aparentemente saltando de un techo. Murdock le dijo a Nelson que nunca había matado a nadie, pero quería hacerlo tras el asesinato de Cardenas, diciéndole cómo había ido al almacén con la intención de matar a Wilson Fisk. Murdock le dijo a Nelson que sus habilidades se desarrollaron cuando era un niño y cómo no había tratado de ser luchado para enorgullecer a su padre, pero se quedó sin opción cuando se enteró de un padre que empezó a abusar de su hija. Para detenerlo, explicó que debía usar una máscara. Durante sus continuos argumentos, Nelson comparó a Murdock con Fisk y le dijo que no le habría ocultado esto antes de irrumpir.[2]

Recuperación mental y física

Buscando amistad y orientación

A la mañana siguiente, Karen visitó a Murdock creyendo que realmente tuvo un accidente de auto. Murdock abrió una botella de cerveza para sí y respondió las preguntas de Page. Ella comenzó a sospechar que no había sufrido un accidente y solo estaba en peligro, ya que se convirtió en un enemigo de Wilson Fisk después de conocer a Vanessa Marianna. Page le preguntó si alguien había entrado y lo había golpeado, pero Murdock no dijo nada. Page le contó entonces que habían descubierto que la madre de Fisk todavía estaba viva y vivía bajo el nombre de Marlene Vistain, y Fisk había asesinado a su padre cuando era un niño. Antes de irse, Page le dio un globo a Murdock.

Cuando Murdock trató de moverse demasiado, se sacó sus puntadas, por lo que llamó a Claire Temple, quien volvió a coserle las heridas. Ellos hablaron sobre cómo Murdock usó la meditación para ayudar a sanar sus heridas. Temple sugirió que Murdock debería invertir en una armadura para protegerse, a lo que le contó cómo había percibido que Wilson Fisk llevaba una armadura especial de cuerpo ligero. Temple entonces le dijo que planeaba salir de la ciudad por unos meses. Ella reveló haber pensado que fue asesinado la noche en que los rusos habían volado y sabían que sólo podían estar juntos si Murdock dejaba de usar la máscara, cosa que nunca haría. Ella se fue tras de decirle que siempre estaría allí para remendarlo y compararlo a un mártir.

Con poca confianza, Murdock regresó a la iglesia para buscar la guía del Padre Lantom. Murdock le dijo que no había matado al hombre del que le había hablado, sino que había querido hacerlo. Él le explicó cómo Claire le informó que si continuaba con lo que estaba haciendo, acabaría con sangre y solo. Acto seguido, Lantom reveló que sabía que Murdock era el hombre de la máscara que atacaba a los criminales por la noche, aunque no sabía cómo lo hacía. Murdock preguntó por qué Dios había puesto al Diablo dentro de él, y discutieron lo que el Diablo realmente representaba.[12]

Diseño de un traje rojo

Murdock volvió a casa y trató de meditar para relajarse mentalmente, pero siguió sufriendo al recordar las peleas con Nobu Yoshioka y Wilson Fisk. Volviendo a ponerse el traje, buscó a Turk Barrett y lo desarmó. Este lo amenazó que si buscaba alguna de sus armas de reserva, lo arrojaría del techo. Murdock exigió saber de dónde Fisk sacó sus trajes blindados. Barrett afirmó inicialmente no saberlo, pero rápidamente reveló que fue Melvin Potter cuando Murdock casi lo tira del techo.

Al llegar al taller de Melvin Potter, Murdock vio todos sus diseños y planos. Pronto fue interrumpido por la llegada del mismo Melvin, quien parecía confundido y asustado, afirmando que nadie debería estar allí. Potter entonces atacó a Murdock con artes marciales, fuerza bruta similar a la de Wilson Fisk y varios artículos alrededor del taller incluyendo cadenas y buzzsaws. Eventualmente, Murdock consiguió derrotarlo y discutió con él, rápidamente dándose cuenta de que Potter era un hombre mentalmente inestable que estaba siendo obligado a trabajar para Wilson Fisk bajo la amenaza de que Betsy Beatty sería asesinada. Al final, Murdock le prometió proteger a Potter y Beatty si le diseñaba un traje blindado para él.

Murdock regresó a la oficina de abogados de Nelson y Murdock, solo para encontrarse con Foggy y Karen hablando entre sí. Después de un encuentro incómodo con Nelson mientras se marchaba sin decirse ni una palabra, Murdock habló con Page, ella le dijo que Nelson lo creía responsable de la muerte de Elena Cardenas, antes de tratar de convencerlo para que repararan su relación amistosa. Murdock sospechaba que Page estaba ocultando algo cuando le preguntó si había ocurrido algo, ella le dijo que el mundo se había derrumbado.[13]

Derribando el comercio de drogas

Murdock se reunió con Ben Urich fuera de su oficina y le pidió información sobre la heroína que había tomado del drogadicto que asesinó a Elena Cardenas. Murdock pensó que desde que los rusos fueron exterminados, Wilson Fisk probablemente habría tomado la distribución de la heroína, por lo que necesitaba interrumpir ese comercio para deshacerse de Fisk. Cuando Urich reveló que estaba trabajando en algo que creía que podría ayudar, Murdock le dijo que mantuviera la cabeza hacia abajo, usando la muerte de Anatoly Ranskahov como ejemplo. Urich entonces le informó sobre una mujer que manejaba el narcotráfico chino y que estaban usando hombres y mujeres ciegos para entregar la heroína. Urich, en broma, le dijo a Murdock que necesitaba un nuevo traje y Murdock le aseguró que estaba trabajando en ello.

Esperando en la calle donde Ben Urich le dijo que había visto a los ciegos entregar las drogas, Murdock usó su audición para escuchar más allá. Él esperó a oír los golpes de un bastón, y siguió a una mujer ciega hasta que fue recogida por un coche. Murdock siguió el coche usando la música clásica que estaba tocando para seguir la pista de su ubicación, corriendo y usando acrobacias para moverse por los tejados hasta que se detuvo fuera de un almacén. Murdock escuchó y memorizó el golpe secreto para entrar, antes de volver a casa. Mientras cosía las heridas de nuevo, llamó a Karen para decirle que no iba a entrar en la oficina, ya que afirmaba que estaba trabajando en algo que pudiera ayudar al caso.

Murdock usó el golpe secreto para entrar en la guarida de drogas chinas. Una vez dentro sacó a los guardias, y se dio cuenta de que los trabajadores no se fijaron en él, pues todos estaban ciegos. En eso fue descubierto por la mujer a cargo, Madame Gao, quien ordenó a los trabajadores que lo atacaran, lo que les obligó a agruparse mientras decía que estaba tratando de ayudarlos. Aún así, Murdock sobrevivió al ataque y se enfrentó a Gao, quien reveló que todos sus trabajadores se habían cegado a sí mismos en lugar de cegarlos porque tenían fe en ella. Cuando Murdock trató de preguntarle por Wilson Fisk, esta lo empujó al suelo, solo para levantarse y no verla en ninguna parte. Con el edificio quemándose, Murdock le ordenó a uno de los guardias que ayudara a los trabajadores ciegos a escapar. Mientras Murdock se marchaba, Brett Mahoney lo enfrentó para intentar detenerlo. Murdock lo derribó y le dijo que Christian Blake y Carl Hoffman eran policías corruptos antes de escapar.

Murdock regresó a la oficina, que Page había cerrado con llave. Ella entonces le preguntó si la compañía se había convertido en tres personas que nunca se hablaban. En respuesta, Murdock citó el discurso de Stick sobre apartar a las personas que le importaban, y mencionó que aunque había intentado ignorar ese consejo, claramente escuchó esas palabras y las tomó en serio. Él le dijo a Page que tuvo una noche terrible en la que vio lo peor de la humanidad y aprendió que ya no podía hacer lo que hacía solo. A medida que se ponía a llorar, Page lo tomó en sus brazos y lo consoló, diciéndole que no estaba solo y nunca lo estuvo.[13]

Pérdida personal

Después de que Ben Urich fue encontrado asesinado en su casa, Murdock y Karen asistieron a su funeral, dirigido por el Padre Lantom. Más tarde, Lantom se acercó a Murdock para preguntarle cómo se estaba conteniendo tras la muerte de su amigo, él dijo que se sentía culpable por lo sucedido, ya que no había detenido a Fisk. De vuelta en la oficina, Page expresó su enojo por el hecho de que el ex-jefe de Urich, Mitchell Ellison, hubiera asistido, ya que creía que había estado tomando dinero de Wilson Fisk. Luego hablaron de Foggy Nelson, que no había podido ir al funeral. Page le dijo a Murdock que tenía demasiado miedo de regresar a casa en caso de que Fisk supiera que estaba con Urich cuando hablaron con su madre, al escuchar esto, Murdock juró protegerla.

Murdock hizo el intento de interrogar a Mitchell Ellison, pero falló. Mientras entrenaba en el Gimnasio de Fogwell, Murdock fue visitado por Foggy Nelson. Al preguntarle sobre cómo lo había localizado, Nelson mencionó que desde siempre supo lo del gimnasio, pero asumió que era algo que tenía que ver con el padre de Murdock, por lo que nunca se lo mencionó. Ellos hablaron sobre la reacción de Karen a Nelson por no asistir al funeral. Tras discutir esto, Nelson pasó a revelar que había estado trabajando con Marci Stahl, quien copió archivos concernientes a los acuerdos de Landman y Zack con Wilson Fisk y Leland Owlsley, Murdock le dijo que se encargaría, ya que eso fue lo que mató a Urich. Nelson trató desesperadamente de convencerlo de que no volviera a buscar a Fisk con la máscara y en vez de eso utilizara la ley. Finalmente, ambos acordaron volver a trabajar juntos.[14]

Derribando a Wilson Fisk

Juntos se reunieron con Brett Mahoney, quien habló sobre el incendio del almacén en la base de Madame Gao. Él les contó sobre su encuentro con el hombre enmascarado y cómo empezaba a creer que Wilson Fisk era el enemigo, mencionando que no había una sola huella digital en la escena de la muerte de Ben Urich. Durante su conversación, Murdock escuchó a dos oficiales hablando de cazar a Carl Hoffman. Continuando su investigación en las oficinas de Nelson y Murdock, Karen comentó lo agradable que era estar juntos de nuevo. Ellos leyeron los archivos dados por Marci Stahl para tratar de encontrar algo en los movimientos de dinero que podría llevarlos a saber donde Leland Owlsley mantendría a Carl encerrado. Finalmente, Page informó que había una propiedad faltante en el registro y no había alguna ganancia al venderla, lo que significa que estaba siendo escondida de los registros.

Murdock se dirigió al lugar indicado, solo para encontrar a un equipo de policías corruptos que asesinaron a los guardias de Owlsley y se estaban preparando para dispararle a Carl. Sin embargo, Murdock fue capaz de salvarlo y hacer frente a ellos. Acto seguido, este convenció a Hoffman de que diera pruebas contra Wilson Fisk en lugar de esperar a que alguien lo mate. También le informó que se entregara a Brett Mahoney y que usara a Nelson y Murdock como abogados. Murdock lo siguió para asegurarse de que hiciera lo que le había ordenado y observó cómo Hoffman se entregó a Mahoney. Nelson y Murdock fueron contratados como abogados y se sentaron con él mientras daba pruebas contra Fisk, exponiendo toda su operación y llevando a las detenciones de Turk Barrett, los policías corruptos, el senador Randolph Cherryh y Wilson Fisk.

Con Fisk llevado a prisión, Murdock celebró con Nelson y Page, levantando sus copas como homenaje a todos los que Fisk había asesinado, incluyendo a Elena Cardenas y Ben Urich. Sin embargo, durante su celebración, una noticia apareció en la televisión mostrando que la camioneta blindada que transportaba a Wilson Fisk fue tomada. Al principió ellos decidieron volver a casa rápidamente antes de que se pusieran en peligro, pero Murdock decidió dejarlos y conseguir su propio taxi. Nelson trató de convencerlo de que no se pusiera en peligro, pero Murdock le convenció de que sabía lo que estaba haciendo. Él tomó un taxi para llegar el taller de Melvin Potter, donde recogió su nuevo traje rojo y negro. De pie en un tejado, Murdock escuchó las sirenas de la policía tratando de localizar a Fisk.[14]

Duelo de Hell's Kitchen

Al encontrar la furgoneta que transportaba a Wilson Fisk, Murdock arrojó uno de sus bastones a la ventana, causando que el conductor se estrellara. Él entonces se enfrentó a Fisk y le dijo que no todo el mundo merecía un final feliz. Mientras Murdock peleaba contra sus guardias, Fisk intentó escapar a pie. Una vez que los venció, Murdock acorraló a su enemigo, que rugió ante Daredevil, diciéndole que iba a matarlo; él repitió lo que Fisk le había dicho después de su pelea con Nobu y le dijo con confianza que tomara su oportunidad de matarlo.

Esto los llevó a desatar una lucha feroz y brutal, donde la propia fuerza bruta de Fisk y la determinación, agilidad y velocidad de Murdock igualaron las cosas. Aunque el nuevo traje blindado de Murdock ofrecía protección adicional, Fisk todavía podía vencerlo casi hasta la muerte, arrojándolo a las paredes y fuertemente hacia el suelo, antes de golpearlo repetidamente con una vara de metal, todo el tiempo despotricando sobre cómo la ciudad no merecía héroes, pero si merecía gente como él y su padre.

Decidido a acabarlo de una vez por todas, Murdock desarmó a Fisk y utilizó sus propios bastones para golpearlo, diciéndole que Nueva York era su hogar y él no permitiría que Fisk lo destruyera. Apenas logró ponerse de pie debido a las palizas que había recibido, a lo que Fisk se burló de los intentos de Murdock de hacer una diferencia en la ciudad por sí mismo mientras llevaba puesto lo que él llamaba un disfraz tonto. Sin embargo, Murdock usó estos insultos para alimentar su rabia y se lanzó a través del aire y, con un fuerte golpe definitivo en la cara, derribó a Fisk en el suelo.

Sin embargo, antes de que Daredevil pudiera salir de la zona sin ser detectado, el oficial Mahoney llegó a la escena e incluso lo amenazó estando confundido al ver a un hombre con un traje rojo. Daredevil sin embargo se mantuvo perfectamente tranquilo y le explicó la situación a Mahoney, quien llamó al resto del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York para informarles que el fugitivo Wilson Fisk fue capturado. Mientras Mahoney arrestaba a Fisk, él preguntó si ahora debía llamarlo Daredevil, que escapó al subir varias escaleras de incendios por la azotea.[14]

Daredevil

Protegiendo Nueva York

A la mañana siguiente, Page leyó un artículo periodístico sobre el arresto de Wilson Fisk a manos de Daredevil, y bromeó sobre el nombre y el disfraz. Nelson terminó de colocar la placa de las oficinas de Nelson y Murdock. Luego de discutir sobre Fisk, Murdock habló con Page, comentando que todavía había algo en su boca que le decía que estaba asustada; Ella mencionó que poner a Fisk tras las rejas no traería de vuelta a Ben Urich o Elena Cardenas o borraría el trauma por el que habían pasado, él respondió que todo lo que podían hacer era seguir adelante.

Esa misma noche, Murdock volvió a ponerse su nuevo traje, mirando a su amada ciudad. Al oír los gritos de una mujer en peligro, Daredevil preparó sus bastones y salió corriendo del tejado para salvarlos.[14] Durante los meses siguientes, Daredevil siguió luchando contra el crimen, localizando y emboscando a Turk Barrett, quien había escapado de prisión.[15] Daredevil también ayudó a Zuly Almeida, una clienta de Nelson y Murdock, cuyo marido intentó matarla. Daredevil lo asaltó brutalmente, lo que provocó que sostuviera dos brazos rotos y se despertara en el Hospital Metro-General con una restricción ordenada de seguridad fijada en su pecho por el propio Murdock, poniendo fin al abuso.[16]

Diablo guardián

Daredevil persiguió a cuatro ladrones en Nueva York. Él sometió al primero que estaba a punto de matar a un oficial de policía. El segundo, lo acorraló y golpeó brutalmente en la cocina de un restaurante; El tercero, que fue interrumpido por un hombre que casi lo pasa por encima y cuyo coche estaba a punto de robar, lo golpeó y le dijo al conductor que llamara al 9-1-1. El último tomó a una adolescente de rehén y se metió a una iglesia.

Daredevil pronto rastreó al criminal y lo acorraló, rápidamente lanzó sus bastones de tal manera que lograra cortar todas las luces de la habitación, haciendo que el criminal entrara en pánico. Daredevil luego se reveló en la oscuridad de la iglesia y, después de un breve descanso, logró someter al ladrón y asegurar la seguridad de la chica cuando los policías llegaron, mientras Daredevil estaba parado en el techo de la iglesia, donde no pudo ser descubierto. Mientras observaba desde arriba, más policías llegaron a la escena, Daredevil sonrió felizmente, ya acostumbrado con su estilo de vida como justiciero.[16]

El problema del "diablo"

A la mañana siguiente, Murdock y Nelson caminaron hacia la oficina de abogados de Nelson y Murdock. Mientras bromeaban, Nelson notó que había sangre proviniendo de la parte posterior de la cabeza de Matt desde su última salida como Daredevil. Mientras Murdock insistía en que no tenían que hablar sobre ello, Nelson hizo caso omiso e informó que estaba teniendo dificultades para hacer excusas sobre sus heridas, y señaló que sería arrestado o, al menos desterrado debido a su intervención en la ley, solo para que Murdock mencionara que entonces él podría encargarse del negocio si eso llegara a suceder.

Murdock entonces procedió a contarle la historia de Zuly Almeida y aclaró que si permanecía una noche sin ser Daredevil la gente terminaría lastimada. Nelson le dijo que no quería perderlo, pero Murdock declaró que no lo haría. Al llegar a la oficina, los dos se reunieron con Page, quien procedió a exponer los casos que tenían hoy, entre ellos Jacinto, Marino y Maxwell antes de decirles en privado que mientras tenían más clientes que nunca, se quedaban en quiebra. Murdock insistió en que lo resolverían de alguna manera, teniendo en cuenta de que no sabía cómo, pasaron a centrarse en sus clientes.[16]

Cazando a Punisher

Un nuevo cliente criminal

Más tarde Murdock, Nelson y Page fueron al Bar de Josie. Cuando Nelson fue a buscar algunas bebidas más, Page ayudó a Murdock a intentar jugar en la mesa de billar. Entonces él oyó su corazón acelerado, también escuchó otro latido rápido de una persona distinta, antes de informarle a Nelson el hecho de que había un hombre con el dedo en el gatillo de una pistola. Murdock fue a enfrentarse al hombre llamado Grotto, un miembro bajo de la cocina irlandesa, que en realidad lo estaba buscando tanto él como a Nelson.

Tomando asiento con Nelson, Murdock y Page, Grotto describió una masacre en la que cada miembro irlandés fue asesinado por algún rey del ejército. Después de escuchar su latido del corazón, Murdock descubrió que estaba diciendo la verdad, por lo que aceptaron ayudarlo. Grotto afirmó entonces que sólo quería ser puesto en protección de testigos, él les dijo que le daría a la policía cualquier cosa si pudiera salir de la ciudad de Nueva York, y mencionó que todo lo que quería era una segunda oportunidad para hacerlo bien. A continuación, se desplomó de una herida que había recibido durante el tiroteo.

Murdock y Nelson fueron a la escena de la masacre que ahora estaba siendo investigada por el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York. Reuniéndose con Mahoney, que se negó a decirles nada, Murdock utilizó su audición sobrehumana para escuchar a los policías, quienes revelaron que los gángsteres llevaban armadura. Mahoney cedió y le dijo a los abogados que éste no era el primer golpe enorme de la cuadrilla y piensan que un equipo paramilitar de cierta clase estaba detrás de los ataques. Mahoney entonces les advirtió que guardaran su testimonio. Viendo la situación, Murdock decidió investigar más como Daredevil.[16]

Confrontando a Turk Barrett

Daredevil interrumpió el acuerdo entre Turk Barrett y las armas de fuego. Después de derrotar a los matones y al mismo Barrett, este lo interrogó, preguntando quién había suministrado las armas que habían causado la masacre en el Club Burren. Cuando Daredevil literalmente le torció el brazo, Barrett le dijo que el Cartel Mexicano podría estar detrás del ataque, antes de que la policía lo arrestara una vez más.

Daredevil se dirigió entonces al lugar mencionado, donde el Cartel Mexicano estaba escondido, sólo para descubrir a la mayoría de ellos muertos y colgados en ganchos de carne. Pronto, descubrió que sólo una persona seguía viva, aferrándose a la vida a pesar de su estado. Daredevil sacó cuidadosamente al hombre, solo para preguntarle lo que había pasado. Mientras trataba de mantenerse vivo a la vez que sangraba lentamente, el miembro de la pandilla finalmente reveló que no era un ejército entero dirigido por alguien, sino un hombre.[16]

Descubriendo a Punisher

Daredevil localizó al culpable, que estaba a punto de matar a Grotto con un rifle de francotirador fuera del Hospital Metro-General. Los dos se involucraron en una brutal pelea en la que se sorprendió por la fuerza del hombre. Eventualmente Daredevil consiguió tener ventaja, pero recibió un disparo en la cabeza, cayendo fuera del edificio.[16]

Afortunadamente la bala no penetró su casco, aunque permaneció inconsciente hasta la mañana siguiente cuando Foggy lo encontró. Nelson logró llevarlo hasta su casa sin que nadie lo notara, antes de expresar una vez más ira y exasperación ante su vigilancia, después hablaron sobre el tirador, que Murdock no pensaba que fuera manejado por el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York. Él se unió a Nelson y Page en el distrito 15 a fin de ayudar a tener un acuerdo de protección de testigos para Grotto a pesar de estar sufriendo un dolor de cabeza y claramente todavía se recuperaba de la herida de la bala. Sin embargo, Nelson insistió en que Murdock se quedara en casa y se recuperara, y le pidió que confiara en él para hacer su trabajo.

Poco después, Murdock trató de conseguir un vaso con agua de su fregadero cuando su oído se distorsionó. Los sonidos eran tan fuertes que le fueron dolorosos. Luego escuchó una aspirina golpeando la mesa, lo cual le perturbó tanto que dejó caer su vaso. Para su sorpresa, se dio cuenta de que el cristal no emitió ningún sonido cuando se rompió en el suelo. Él entró en pánico, dándose cuenta de que ya no podía oír ni ver. Al rato, meditó, y su audiencia regresó a tiempo para que oyese a alguien llamando a la puerta.

Este le abrió la puerta a Page, que seguía temblando después de huir del tirador la noche anterior. Al ver el cristal roto en el suelo, ella asumió que Murdock había estado tomando. Cuando le preguntó acerca de sus heridas, le recordó en broma que estaba ciego. Page respondió sarcásticamente que no era idiota, antes de confesarle que ella estaría allí para él cada vez que se sintiera cómodo para decirle lo que estaba pasando. Ambos discutieron sobre Grotto, incluyendo el hecho de que Reyes se reunió con ellos. Page también le dijo que el tirador se hacía llamar como "Punisher" y reflexionó si la gente de la ciudad había ayudado a crearlo como Daredevil. Murdock rápidamente señaló que Daredevil jamás asesinó a nadie, pero Page respondió que simplemente nunca había oído hablar de él matando. Antes de irse, le dijo que ella y Nelson se preocupaban por él.

Tan pronto como Page se fue, Murdock llevó el casco dañado con Melvin Potter en su taller y le preguntó si podía repararlo. Potter no era optimista, diciendo que sería mejor hacer un casco nuevo, ya que el daño fue severo. Murdock lo convenció de repararlo para ir tras Punisher y después podría hacerle uno nuevo.

Llevando una sudadera con capucha negra, Murdock inspeccionó clandestinamente el club donde los irlandeses habían sido masacrados. Fuera de ahí, encontró la cadena de un perro y siguió el olor de uno que había resultado herido. Este fue capaz de rastrear los movimientos del perro hasta seguir el sonido de una radio de policía, y localizó el sonido a un pequeño apartamento, donde un perro encadenado comenzó a ladrarle. Murdock calmó al perro con comida cercana y escuchó la radio de policía, oyendo los planes de atraer a Punisher usando Grotto como cebo.[17]

Segunda ronda con Punisher

Regresando al taller de Melvin, Murdock tomó de vuelta su traje y casco reparado. Él fue al lugar donde el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York había establecido la trampa para Punisher. Sin embargo, el tirador descubrió el plan y trató de matar a varios miembros de los Perros del Infierno para distraer al Departamento de Policía, entonces apuntó a Grotto para matarlo. Fortuitamente, Daredevil lo encontró en un techo cercano y lo atacó; Los dos pelearon mientras la policía disparaba contra Punisher. Después de una larga pelea entre ambos, se estrellaron a través de una claraboya en el edificio de abajo. Acto seguido, la audiencia de Daredevil volvió a fallar y se desorientó. Punisher usó esto a su favor, golpeando a Daredevil inconsciente.[17]

Debatiendo con Punisher

Daredevil despertó de un sueño en el que una monja le estaba cuidando de niño. Al despertar, descubrió que estaba encadenado a la chimenea en un tejado. Mientras luchaba por liberarse, Punisher le deseó una buena mañana. Cuando Daredevil le preguntó por qué no le había quitado la máscara, este respondió que no le importaba su identidad. Él dedujo que era un soldado y trató de conseguir información, preguntándole si era católico y de Nueva York, pero el hombre le advirtió que no intentara hacer indirectas.

De repente, Daredevil escuchó a alguien acercarse desde el interior del edificio, y le pidió a Punisher que no lo lastimara. Punisher le advirtió que si volvía a llamar la atención, la próxima persona que se acercaba terminaría herida. Daredevil oyó a Punisher hablar con un hombre mayor, presentándose como Frank. El anciano y Frank revelaron ser veteranos en las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, con Frank afirmando que sirvió como infante de marina tanto en Irak como en Afganistán, mientras que el anciano sirvió años atrás en la Guerra de Vietnam.

Durante la conversación, Daredevil tensó contra sus cadenas, atrayendo la atención del veterano, pero Frank simplemente le dijo al viejo que el ruido era de una rata y presionó un arma a la puerta que conducía al interior del edificio de una manera que el anciano no podía ver. Satisfecho de que Frank estuviera en la azotea para fumar, el anciano se marchó y regresó a su apartamento, compartiendo una última broma con Frank mientras se alejaba. Ya solo con el hombre que se llamaba Frank, Daredevil lo acusó de amenazar a un hombre inocente, pero Frank respondió que el arma era para el beneficio de Daredevil.

Los dos comenzaron a discutir sobre sus distintos métodos de hacer justicia. Daredevil argumentó que todos los seres humanos tenían una chispa de bondad en ellos, y que siempre había esperanza de que encontrarían la redención y cambiarían sus maneras de convertirse en mejores personas, mientras que Frank argumentó que los criminales siempre salían de prisión y seguían matando inocentes, por lo tanto los métodos de Daredevil no valían nada. Frank afirmó que la única manera de detener el ciclo era matándolos. Daredevil le dijo que entonces nunca dejaría de ir tras él, ya que estaba loco y necesitaba ser detenido, a lo que Frank golpeó a Daredevil con su arma.[18]

Una prueba fatal

Cuando Daredevil recuperó la conciencia, se horrorizó al descubrir que Punisher le había puesto una pistola en la mano con cinta adhesiva. Frank le informó que había un cartucho en la recámara, y que llevaba una armadura de cuerpo, así que la única manera de detenerlo era dispararle en la cabeza. Frank entonces arrastró a Grotto a la vista de Daredevil, explicándole que iba a matarlo, y la única manera en que Daredevil podía detenerlo era disparándole a Frank.

Frank obligó a Grotto a decirle a Daredevil que había realizado éxitos para la mafia irlandesa mientras trabajaba para su líder, Nesbitt, y mientras era golpeado, Grotto finalmente confesó haber matado a una anciana que había presenciado uno de los éxitos. A pesar de todo esto, Daredevil se negó a disparar. Frank entonces dijo que lo haría él mismo, y que la única manera de que Daredevil lo detuviera era disparándole a Frank. Murdock, sin embargo, encontró otra forma - utilizó la única bala en el arma para disparar a través de sus cadenas y liberarse.

Ya libre, Daredevil se levantó y atacó a Frank, pero no pudo detenerlo del brutal disparo hacia Grotto. Mientras Daredevil trataba de consolar a Grotto moribundo, Frank apuntó a motocicletas estacionadas fuera de la sede de los Perros del Infierno. Con Grotto ya muerto, Daredevil se lanzó contra Frank, pero este todavía podía tomar el disparo, antes de provocar una gran explosión, alertando a los hombres del bar cerca. Daredevil luchó y finalmente sometió a Frank, llevándolo dentro del edificio y colocándolo en un elevador para escapar rápidamente.[18]

Lucha contra los Perros del Infierno

Justo cuando Daredevil estaba a punto de abandonar el edificio en el ascensor con Punisher, los motociclistas de los Perros del Infierno llegaron liderados por su líder Jimmy "El Oso", enojados por la destrucción de sus motocicletas. Precisamente el anciano de la azotea salió de su apartamento. Daredevil, sabiendo que el hombre estaba en peligro, dejó a Frank dentro del ascensor y agarró a Jimmy, amenazándolo con la pistola vacía. Una vez que el hombre estaba a salvo, Daredevil apretó el gatillo y se burló antes de comenzar la pelea.

Esto comenzó una lucha larga y prolongada entre Daredevil y los Perros del Infierno, en el cual Murdock utilizó sus habilidades superiores en lucha para vencerlos, luego rompió las luces del techo para forzar a los motociclistas a luchar a oscuras. Él tenía la clara ventaja sobre ellos, como Daredevil no requería de luz para ver. Bajando por la escalera, peleó contra más oleadas interminables de motociclistas, hasta llegar a un vestíbulo de la planta baja, donde descubrió que sólo quedaban tres motociclistas. Debido a su agotamiento, Daredevil fue incapaz de esquivar un golpe en la cabeza que le aturdió, y permitió que sus enemigos se unieran y lo golpearan repetidamente en el pecho y la cabeza, pero rápidamente se recuperó, acto seguido noqueó a todos excepto a uno de los motociclistas que quedaban.

Al final, el más grande del grupo, utilizó su fuerza para lanzar a Daredevil a través del pasillo y trató de matarlo, incluso estuvo cerca de romper la espalda de Daredevil, pero este fue capaz de librarse y golpeó su cabeza repetidamente contra el suelo, antes de realizar un giro y aterrizar con un último golpe en su cráneo. No obstante, una vez que volvió al elevador, notó que Frank había escapado durante la lucha sin que Daredevil lo notara.[18]

Funeral de Grotto

De vuelta en su apartamento, Murdock se puso un uniforme para asistir al funeral de Grotto. Él fue visitado por Karen Page, quien le ayudó con su corbata y le preguntó si estaba mejor después de tomarse días libres por su enfermedad, aunque en realidad había estado afuera como Daredevil. Coqueteando entre sí, Page reveló que tenía un hermano al que nunca había mencionado antes. Una vez listo, Murdock y Page partieron para el funeral.

Reuniéndose con Nelson, el grupo fue a la Catedral de San Patricio y escuchó como el Padre Lantom explicaba que Grotto era una persona profundamente defectuosa que había cometido muchos errores a lo largo de su vida mientras trabajaba para la cocina irlandesa. Lantom también reveló sin embargo que Grotto pasaba cada domingo por su catedral y oraba antes de dar todo su dinero, y una vez un reloj rolex, en la placa de la donación con la esperanza de encontrar la redención de sus muchos pecados, a pesar de saber que eso jamás llegaría para él, con Lantom señalando que no había nadie para llorar su muerte salvo ellos tres.

Al salir, Murdock señaló que Grotto en realidad no murió solo, con Nelson agregando que fue rodeado por los Perros del Infierno. Murdock dejó que todos se fueran mientras hablaba a solas con Lantom, felicitándolo por su servicio. Murdock insistió en que la muerte de Grotto no fue su culpa, explicando sobre las violentas acciones de Punisher y pidió perdón por no haberle salvado, preguntando incluso por qué se sentía tan culpable de fallarle. Lantom explicó que la culpabilidad podría ser algo bueno, ya que lo llevaría a entrar en acción, observando que mientras que él probablemente no pudo haber hecho más, la culpabilidad significó que su trabajo aún no había acabado.

Más tarde, Murdock y Nelson escucharon a Page explicar que encontró evidencia sobre que Frank Castle había recibido un disparo en la cabeza durante la Masacre en Central Park, y que Samantha Reyes tenía esa evidencia en la Torre Blake, explicando que deben encontrar a Castle. Cuando Nelson se fue para contestar el teléfono, Page le preguntó a Murdock si estaba loca, pero este estaba distraído considerando esta nueva información antes de que se le preguntara si realmente le importaba lo que le pasó a Castle.

Murdock se burló a Page, alegando que estaba loca, antes de reírse y notar que amaba su compasión. Sin embargo, él se retiró cuando Nelson que le recordó que Nelson y Murdock todavía tenían clientes con los que tenían que lidiar, notando que DiPesta estaba siendo demandado por su propietario de dañar un ascensor y le aconsejaron que aceptaran el caso. Cuando llamaron a Page, descubrieron que se había ido con los archivos de Punisher, Murdock se fue a buscarla mientras Nelson le decía que encontrara primero a Castle.[19]

Localizando de Punisher

Murdock regresó al taller de Melvin Potter y pidió entregarle su nuevo casco. Melvin señaló que era básicamente indestructible y fácilmente soportaría una bala en la cabeza. Él señaló que había estado recibiendo solicitudes de criminales para hacerles una nueva armadura corporal desde que Punisher comenzó con sus masacres, pero se había negado a proporcionarlas, ya que sólo protegía a Betsy Beatty, Daredevil y a él mismo desde ahora en adelante.

Daredevil se dirigió al Club Burren, donde llamó la atención del oficial Brett Mahoney, quien estaba reuniendo evidencia de la masacre. Daredevil cuestionó lo que había ocurrido allí, pero Mahoney se negó a ayudar, afirmando que aunque les había ayudado a capturar a Wilson Fisk no significaba que eran aliados, aunque al poco rato confesó que se trataba de la cocina irlandesa. Mahoney entonces acusó a Daredevil de causarles problemas con el respeto hacia la policía en la ciudad de Nueva York antes de recibir una llamada sobre un tiroteo en Central Park, por lo que Daredevil silenciosamente dejó el club para investigar por su cuenta.

Daredevil llegó a Central Park, donde encontró a varios miembros de la cocina irlandesa asesinados, con la excepción de Rory, que intentó dispararle, pero fracasó. Como Daredevil le exigió saber lo que había sucedido, Rory finalmente reveló que Finn Cooley había encontrado y secuestrado a Punisher y, al oír los coches de la policía acercándose, finalmente decidió ir al lugar donde se lo llevaron.[19]

Salvando a Punisher

Ya en el escondite de la cocina irlandesa, Daredevil emboscó a varios de los matones enviados por Finn Cooley. Utilizando la oscuridad y su propia velocidad a su favor, derribando a un guardia y aprovechó el momento de distracción para sacar también al segundo. Cuando más matones eran enviados a investigar, Daredevil poco a poco los venció antes de continuar con su búsqueda. Él pronto encontró a Frank Castle comprometido en un tiroteo con los irlandeses y consiguió sobrevivir torturado. Este lo salvó y prometió que los irlandeses pagarían, aunque insistió en que no mataran a nadie. Mientras aparecían los matones para detenerlo, Daredevil constantemente tenía que asegurarse de que Castle no usara ninguna arma para matarlos, golpeando un arma y un martillo de sus manos, con Castle insultándolo por haber hecho eso. Una vez que sus contrincantes fueron vencidos, Daredevil lo ayudó a ponerse de pie y escaparon del escondite.

Pronto llegaron al cementerio de San Miguel, donde Castle se vio incapaz de seguir caminando debido a sus muchas lesiones y se sentó junto a una tumba. Aunque él insistió en que se estaba muriendo, Daredevil se mantuvo a su lado y lo escuchó hablar sobre sus tiempos en las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos y su alegría al finalmente reunirse con su amada familia al volver a Nueva York. Sin embargo, Castle también explicó la agonía emocional que había sentido el día que su familia fue brutalmente asesinada a manos de unos criminales durante un tiroteo.

Finalmente, llegó el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York ara arrestar a Castle, con el oficial Brett Mahoney apuntando su arma hacia Daredevil mientras su compañero esposaba a Castle. En eso, él le recomendó a Mahoney que tomara crédito de la captura de Castle para darle fe al pueblo de Nueva York en el departamento de policía otra vez. Mahoney aceptó a regañadientes esta idea como su mejor movimiento y dejó a Daredevil ir libre, con Daredevil más tarde viendo desde una distancia segura como Castle era cargado en una ambulancia para recuperarse de sus heridas en el hospital.[19]

Noche con Karen Page

Murdock se junto con Foggy Nelson y Karen Page para tomar una copa en el Bar de Josie mientras veían un reportaje sobre la captura del Punisher, celebrando el hecho de que el oficial Brett Mahoney estaba recibiendo todo el crédito por el arresto. Page notó que ahora con Castle bajo custodia, Samantha Reyes encontraría fácil usarlo para su ganancia. Nelson fue a buscar más tragos para distraerlos mientras Murdock y Page discutían de su hermano.

Cuando dejaron el Bar de Josie, Nelson le bromeó a Murdock que si continuaba así con Page, entonces podría terminar realmente feliz, agregando que sería terrible para alguien católico como él. Mientras Nelson se iba a buscar un taxi, Murdock se ofreció a caminar con Page hasta su casa bajo la lluvia. Una vez que la lluvia paró, él se detuvo y usó su dedo para limpiar suavemente una sola gota de agua en el brazo de Page. La pareja se besó entre sí antes de que Murdock se ofreciera a llevar a Page a cenar al día siguiente. Ella accedió con entusiasmo antes de que Murdock le desease una buena noche y la dejara tomar un taxi mientras caminaba hacia su casa.[19]

El regreso de Elektra

La visita sorpresa

Una vez que Murdock entró en su apartamento, se tomó un trago y sonrió pensando en su beso con Page. Sin embargo, justo cuando se relajaba, oyó un ruido que le alertó de que había alguien más dentro. Dibujando un cuchillo, Murdock se dio cuenta de que la otra persona era Elektra Natchios, quien le saludó con una sonrisa divertida.[19]

Murdock la regañó, preguntándole qué hacía en su apartamento. Al principio, ella dijo que lo echaba de menos, y se disculpó por dejarlo todos esos años, pero mencionó que estaba en Nueva York para asistir en una reunión. Elektra reveló que su difunto padre invirtió mucho dinero en la Roxxon Oil Corporation, por lo que le pidió a Murdock que la represente para una próxima reunión con la junta directiva. Murdock se burló de ella y rechazó el ofrecimiento, incluso cuando llegó a pagarle. Él, entonces, le ordenó que se fuera.

Al día siguiente, Murdock fue a su oficina y Nelson le ofreció un trozo de pastel de durazno, llamándolo su último pago. Este se disculpó, culpándose a sí mismo por la mala actuación en el negocio y por estar demasiado distraído como Daredevil. Nelson dijo que estaba contento de estar seguro y se sintió aliviado de que Castle estuviera tras de las rejas. Cuando Page llegó, empezó a hablar sobre Punisher. Ella les mostró artículos de la prensa que no informaban sobre el servicio militar de Castle ni la trágica muerte de su familia. Cuando Murdock le preguntó cómo sabía todo esto, esta confesó que había entrado en la casa de Castle, para gran sorpresa de ambos.

Después de que Nelson sugiriera olvidar a Castle y encontrar clientes reales, Page le pidió disculpas a Murdock por no haber dejado ir el caso, a lo que él le aseguró que solo la quería a ella a salvo. Page comenzó a hablar de la noche al salir del Bar de Josie, pero Murdock bromeó diciendo que no recordaba nada. Él entonces confirmó que aún estaba programada la cita de más tarde. De repente, Nelson salió de su oficina, informándoles que recibieron un depósito enorme en su cuenta. Murdock sabía que se trataba de Elektra, pero afirmó que era de un cliente potencial, luego se fue.[5]

Sospechando de Elektra

Murdock fue al edificio Yakatomi cuando Elektra entró y se reunió con la junta directiva de Roxxon Oil Corporation. Él se estiró sobre los tejados y empezó a escuchar la discusión. Sin embargo, no se dio cuenta de que Elektra lo vio durante su reunión.

Mientras Elektra hablaba con la junta, sacó una pluma y la colocó sobre la mesa. Murdock, sin embargo, oyó un bajo sonido que emanaba de él. De repente, los teléfonos comenzaron a sonar y algunos miembros de Roxxon afirmaron que los servidores fueron hackeados. Cuando los miembros comenzaron a reprogramar su reunión con Elektra, Murdock se fue.

Más tarde, él se reunió con Page en un restaurante como lo tenían planeado. Murdock estaba tratando de decidir qué tipo de vino pedir y trató de preguntar cómo fue su día. Cuando Page tuvo que excusarse de la mesa, el camarero se acercó a él diciendo que tenía una llamada telefónica. Cuando la tomó, se dio cuenta de que era Elektra, revelando que sabía que estaba en el edificio Yakatomi. Ella le dijo que la despidieron; entonces colgó.

Más tarde, Page regresó, preguntando por qué había dejado su mesa, a lo que este afirmó que no le gustaba el restaurante. Ellos después fueron a un restaurante indio de más bajo presupuesto. Ahí ambos empezaron a hablar de lo que amaban en Nueva York. Más tarde, Murdock y Page caminaron hacia su casa, donde comenzaron a besarse. Ella lo invitó a entrar, pero él rechazó la oferta, diciéndole que quería mantener la noche perfecta. Una vez que se despidieron, Murdock se fue.

Por la noche, Murdock entró al ático de Elektra, preguntando por qué lo llevó a la casa de Sweeney cuando estaban en la universidad. Ella dijo que veía una "gloriosa oscuridad" dentro de él y quería ver si podía ser capaz de matar a Sweeney. De repente, Murdock escuchó los pasos de alguien acercándose, Elektra dijo que eran los Yakuza mientras entraba a otra habitación para cambiarse de ropa. Este se dio cuenta de que lo engañó para que luchara con ella, antes de que Elektra le abriera una bolsa que contenía el Traje de Daredevil en su interior. Elektra entonces levantó su capucha, preparándose para pelear.[5]

Murdock se puso su traje, y se escondió. Más tarde, los asesinos entraron buscando a Elektra, que junto a Daredevil, se revelaron para atacar. Después de una larga batalla, fácilmente derribaron a todos los supuestos soldados Yakuza. Mientras Elektra contenía el aliento, bajó la capucha y le preguntó a Murdock si tenía hambre, pero este seguía molesto.

A la mañana siguiente, Murdock y Elektra comenzaron a comer en un restaurante. Exigiendo saber por qué los Yakuza la perseguían, ella reveló que había hackeado los servidores de Roxxon, el cual tenía conexiones con la organización Yakuza. Elektra declaró que a pesar de vencer a Fisk, los Yakuza simplemente se habían escondido y esperaron. Luego le preguntó cómo sabía que era Daredevil. Ella contestó que reconoció su trasero en las noticias, incluso con el traje puesto.

Elektra le pidió a Murdock que la ayudara a averiguar la conexión entre los Yakuza y Roxxon Oil Corporation. A regañadientes, aceptó ayudar, con la condición de que no matara a nadie y que saliera de Nueva York en cuanto terminaran. Luego le dijo a Natchios que estaba saliendo con otra persona, y no tenía ningún deseo de reavivar su relación anterior.[20]

Representando a Punisher

Murdock llegó a la oficina tarde, pero a tiempo para oír al defensor público de Castle, Christopher Roth, explicándole a Nelson y Page que Reyes estaba tratando de extraditar a Castle en Delaware, un estado que tenía la sentencia de muerte. Después de eso, Roth salió de la oficina, dejando a Page y Murdock tratando de convencer a Nelson de tener a Castle como su cliente.

Furiosamente, Page le informó tanto a Nelson como a Murdock de lo frustrada que estaba con cómo Reyes manejaba el caso de Castle. Él le dijo a Nelson que no tenían que defender sus acciones, sino negociar un acuerdo con el fiscal que tuvo la extradición fuera de la mesa, sin embargo, Nelson se negó. Cuando Page se fue para que Nelson y Murdock pudieran hablar en privado, Nelson hizo saber que estaba sorprendido de que él quería ayudar a Castle después de que lo tuviera como rehén. Murdock le dijo a Nelson que sentía que sus acciones no valían la pena de muerte. A regañadientes, Nelson finalmente accedió, diciéndole a Page que empacara sus cosas mientras los tres salían para encontrarse con Castle en el hospital.

Cuando entraron en el Hospital Metro-General, vieron el lugar lleno de guardias de seguridad y policías. Después de haber mostrado sus identificaciones, se les permitió pasar. Brett Mahoney, ahora nombrado como Sargento Detective por sus acciones, les informó que Castle ya tenía un abogado y estaba en contra de ellos de hablar con Castle, sabiendo que estaría en contra de los deseos de Reyes. Murdock, Page y Nelson lo convencieron de que tenían derecho a entrevistar a un posible cliente y los envió a la habitación de Castle. Cuando entraron, Mahoney les advirtió que no cruzaran la cinta que rodeaba su cama.

Murdock fue el primero en enfrentarse a Castle, presentándose a sí mismo, pero Castle declaró que sabía quiénes eran, y criticó cómo defendían a los desgraciados que merecían morir. Murdock habló con Casttle sobre la posibilidad de negociar una declaración de culpabilidad, pero este rechazó su oferta. Entonces, Page, ignorando la regla de Mahoney sobre la cinta, irrumpió en dirección a Castle y le mostró la foto de su familia, diciéndole que si recibía la pena de muerte, entonces sería incapaz de encontrar respuestas al asesinato de ellos.

Entonces, Reyes llegó a la habitación de Castle, enojado de que Nelson y Murdock estuvieran hablando con Castle sin Roth, acusándoles de una violación de la ética. Sin embargo, Murdock intervino, afirmando que tenían derecho a encontrar clientes potenciales. A Reyes le pareció raro, señalando que representaban a Grotto antes, causando un conflicto de intereses. Entonces, Mahoney salió de la habitación de Castle y dio la noticia de que Castle había pedido que Nelson y Murdock lo representaran en la corte.

Los tres entraron en una habitación vacía y empezaron a discutir del caso, sintiendo la necesidad de usar todos sus archivos en Castle, hasta que llegó un chófer, llamando a Murdock. Este sabía que el chófer había sido enviado por Elektra, aunque le dijo a Nelson y Page que había programado una reunión con un cliente rico y, con eso, se fue.[20]

Espiando a los Yakuza

Murdock entró en un auto con Elektra Natchios, quien le regaló un esmoquin, para su irritación. Mientras se lo ponían, ella reveló que se dirigían a una gala celebrada por la Roxxon Oil Corporation con el fin de robar una tarjeta clave de un hombre llamado Stan Gibson y entrar en una habitación secreta que debe contener un libro que describa las acciones de los Yakuza con Roxxon.

Al entrar en la gala, Murdock tomó nota de que Natchios estaba girando la cabeza y levantaba muchos latidos del corazón. Ellos fueron recibidos por un misterioso hombre llamado Hirochi, que los saludó a ambos. Finalmente localizaron a Gibson, pero cuando Elektra estuvo a punto de robar la llave, Murdock la detuvo, notando que Gibson estaba siendo vigilado.

En su lugar, Murdock derramó vino en el traje blanco de Gibson, lo que hizo que él se enojara. Sin embargo, Gibson se calmó cuando vio que Murdock era ciego. Dirigiéndose a la habitación de los hombres para limpiarse, Murdock lo siguió, atacando tanto a Gibson como a sus guardaespaldas, y robando su tarjeta. Él volvió a Elektra y huyeron al decimotercer piso.

Murdock y Elektra llegaron a una sala segura, donde él usó sus sentidos mejorados para romper una caja fuerte, sin embargo, el libro no estaba dentro. Entonces, Murdock utilizó sus sentidos para localizar una habitación secreta y Elektra encontró una manera de abrirla. Finalmente encontraron el libro. Sin embargo, el edificio fue bloqueado. Mientras se iban, lucharon contra la seguridad que se interponían en su camino.

Una vez que llegaron a una habitación en la planta 11, fingieron ser una pareja buscando habitación privada. Los guardias de seguridad vieron que Murdock era ciego y les permitió a los dos se fueran. Murdock y Elektra volvieron al auto y empezaron a leer el libro. Sin embargo, Natchios se confundió, afirmando que parte de él estaba escrita en código, por lo que era imposible leerlo. Contento de haber terminado, dejó el vehículo y se fue a su apartamento.[20]

Las personas contra Punisher

Cuando Murdock volvió, Nelson se detuvo, molesto por no haber recibido sus llamadas. Él le informó que Castle había declarado no ser culpable, con Reyes solicitando una vía rápida para el juicio. Murdock pensó que era mejor solicitar una prórroga, sin embargo, Nelson le informó que Castle estaba de acuerdo con el juicio rápido. Con esto, le dijo a Murdock que despejara su calendario, ya que el juicio del pueblo contra Castle comenzaría a la semana siguiente.[20]

De vuelta en la oficina, Murdock hizo una estrategia con Page y Nelson sobre la defensa de Castle. Nelson creyó que la mejor manera de ir sobre el caso era a la súplica de que Castle tenía desorden de tensión del poste traumático, haciéndole cometer crímenes. Murdock declaró que mientras Castle estuviera de acuerdo, haría una declaración de apertura basada en PTSD. Page decidió visitar a Castle para ver si estaba de acuerdo.

Más tarde, en su oficina, Murdock comenzó a practicar su declaración de apertura, pero luego recibió una llamada de Elektra. Ella le informó que descubrió quién podría descifrar el libro de los Yakuza, sin embargo, él le informó que estaba demasiado ocupado con el juicio de Castle. Entonces, Nelson entró en su oficina y le pidió a Murdock que buscara testigos de los Perros del Infierno. Murdock le informó que lo haría en cuanto terminara su llamada. Después de eso, aceptó a regañadientes ayudar a Natchios.[21]

Volviendo con Elektra

Daredevil y Elektra entraron en el apartamento de Philip Cabroni, quien estaba tratando con dos prostitutas coreanas. Después de salir de su habitación, Elektra y Daredevil se revelaron, sorprendiendo a Cabroni. Ellos le exigieron que descifrara los códigos del libro de los Yakuza, que, después de algunas amenazas, aceptó. Él afirmó que el libro detallaba una lista de envíos que llegaban a Hell's Kitchen. Uno en particular estaba llegando más tarde en la noche. Daredevil amenazó a Cabroni, diciéndole que terminara sus tratos con los Yakuza, con Elektra burlándose de su decorador, dejándolo sin palabras. Después de eso, se fueron.

Daredevil y Elektra llegaron a una estación de ferrocarril, donde encontraron el vagón que Cabroni había mencionado del libro. Ellos abrieron la puerta y la tierra se precipitó fuera de ella, confundiéndolos. Entonces, los Yakuza los atacaron, por lo que Daredevil y Natchios lucharon juntos en el almacén, pero finalmente se separaron. Los dos consiguieron vencerlos con facilidad hasta reencontrarse. Una vez que terminaron, él vio a Elektra lesionada y se la llevó a coserle.

Llevándola en su apartamento, Murdock cosió el cuello de Elektra, quien, mirando las cicatrices de Murdock, le preguntó que decían las personas de ellas, teniendo en cuenta que él había visto a un montón de mujeres, bromeando que estarían demasiado ocupadas disfrutando. Cuando este mostró sus cicatrices, Natchois señaló uno dado por un hombre llamado Nobu. Murdock le preguntó a Elektra qué le pasó la noche después de irse de la casa de Roscoe Sweeney, esta declaró que se alejó lo más posible de él, afirmando que merecía algo mejor. Ambos, entonces, se fueron a dormir en la sala de estar.[21]

Prueba de amistad

A la mañana siguiente, Murdock entró en pánico, pues se había quedado dormido y tenía que ir al caso de Castle de inmediato. Mientras se uniformaba, Elektra le deseó buena suerte antes de irse. Murdock finalmente llegó a la corte, justo a tiempo para escuchar la mitad de la declaración de apertura de Nelson. Encontrándose con Nelson y Page por el pasillo, este se disculpó con ambos, aunque elogió a Nelson en su declaración de apertura. Para compensarlos a ambos, accedió a interrogar al Dr. Tepper sobre la autopsia al día siguiente. Nelson aceptó a regañadientes, y después le pidió a Page informarle sobre todo lo que se había perdido en la corte, más tarde esa noche.

A esa hora, Murdock y Page se dirigieron a su apartamento, examinando los archivos de autopsia de Tepper, tratando de encontrar una manera de que Tepper confesara que los informes eran falsos. Mientras hacían eso, empezaron a discutir sobre la primera vez que se conocieron, hablando de que Page había sido salvada por Daredevil esa vez. Sin embargo, ella comenzó a conectar las acciones de Daredevil con las de Castle. Entonces, Page confesó que sentía que Castle estaba haciendo lo correcto, causando silencio entre los dos. Murdock entonces decidió poner fin a la sesión.

Subiendo las escaleras, este se encontró con Natchios, y la regañó por haber espiado su conversación. Ella explicó que había una lista de sitios de construcción en Hell's Kitchen que podrían explicar lo del misterioso vagón lleno de tierra. Murdock recordó que Yoshioka trabajó en uno de esos lugares, asumiendo que los utilizó para el uso personal de Fisk, pero ahora se dio cuenta de que los pudo usar por otra razón. Pese a eso, él le dijo a Natchios que tenía que estar en la corte para el juicio de Castle la mañana siguiente, luego se fue.

Más tarde, durante el juicio, el Dr. Tepper fue interrogado sobre las autopsias de las víctimas que Castle mató. Durante el interrogatorio, Murdock le preguntó cuántas autopsias había cumplido en el pasado. Tepper, entonces, preguntó si podía hacer una declaración sobre algo que hizo en el pasado. En eso, Batzer le pidió al jurado y a los espectadores que despejaran la habitación.

Una vez que todo estaba despejado, Tepper confesó que la autopsia de la familia de Castle y John Doe eran falsas. Él reveló que lo obligaron a falsificar los informes, afirmando que la noche anterior, una mujer con acento extranjero y una máscara lo amenazó con matarlo si no les decía la verdad, lo que sorprendió a Murdock. La acusación y la defensa le acusaron mutuamente por amenazar al testigo. Con eso, Batzer ordenó que el testimonio de Tepper fuera sacado del expediente.

Murdock siguió a Nelson al baño, quien estaba enfadado, lleno de incredulidad de que Reyes amenazara a un testigo como ese. Él entonces le confesó que no era Reyes, y que Elektra era la responsable. Como Nelson no entendía, Murdock le contó sobre su regreso a Hell's Kitchen, como se había vuelto peligrosa, y que la estaba acompañando a espiar a los yakuza, tratando de averiguar la razón de su regreso, confesando que ella era el cliente rico del que les habló, y que fue ella la que depositó dinero en su cuenta. Antes de que pudiera decirle a Nelson más de lo que estaba pasando, este se volvió a enojar, señalando que le había vuelto a mentir. Él afirmó con enojo que ya no confiaría más en él, diciéndole a Murdock que le contara a Page acerca de Elektra y se marchara.

Page, al escuchar los gritos, le preguntó a Nelson lo que estaba pasando. Él la ignoró y luego se lo preguntó a Murdock, pero él respondió que tenía que irse. Sin embargo, le prometió hablar con ella al día siguiente, aunque murmuró en voz baja que lo dudaba.[21]

El regreso de Stick

Daredevil encontró a Elektra fuera del sitio de construcción del Midland Circle y le hizo saber que arruinó el caso de Castle amenazando a Tepper. Ella respondió que estaba siguiendo sus propias reglas: si no consigues lo que quieres en el día, lo tomas por la fuerza en la noche. Furioso, le advirtió que se mantuviera lejos de su vida normal, diciendo incluso que la vida de Matt Murdock era aburrida, algo en lo que ella estaba de acuerdo. Daredevil entonces luchó contra los guardias en la entrada, comentando sarcásticamente que no quería su ayuda.

Entraron al sitio de construcción, este confirmó que estaban solos. Sin embargo, se sorprendió al encontrar un gran agujero. Entonces, agarrando una linterna, la dejó caer por el agujero. Después de una larga pausa, ella preguntó si había golpeado fondo. Cuando respondió que no lo había hecho, le pidió que le dijera cuando lo hiciera.[21]

Esperando un rato más, Daredevil finalmente oyó que la linterna golpeó fondo y se lo dijo a Elektra. Entonces ambos fueron emboscados por misteriosos ninjas. Daredevil trató de encontrarlos, pero descubrió que no podía, porque de alguna manera estaban ocultando los latidos de su corazón. Elektra le advirtió que estaban usando espadas, y descubrió que podía rastrear los sonidos de sus armas.

Los dos pelearon contra los ninjas y durante el combate, Elektra resultó gravemente herida. Antes de que uno de los ninjas pudiera atacar, fueron salvados por Stick, que acabó con los demás, diciéndole a Murdock que debían irse. Ellos entraron a un automóvil conducido por un hombre llamado Quinn, sin embargo, no tardaron en ser perseguidos por los ninjas, que Stick logró sacar del camino usando una ballesta. Murdock afirmó que podía sentir a Elektra muriendo, a lo que Stick le ordenó a Quinn que los llevara al apartamento de Murdock.[22]

Aprendiendo de la Mano

Una vez que llegaron, Stick le pidió algunos artículos para sanar a Elektra. Murdock hizo lo que le ordenaba, recolectando los objetos y orando por que ella se sane. Finalmente, él escuchó un latido del corazón de Elektra, aliviándose pronto por su recuperación. Más tarde, en la sala de estar, Murdock y Stick hablaron de Natchios mientras se recuperaba en el dormitorio. En eso Stick mencionó casualmente que la vio recuperarse de cosas peores. Esto sorprendió a Murdock, y le exigió a Stick explicarle cómo la conocía.

Stick habló de una organización de guerreros ninja llamada Mano, a quien describió como un antiguo mal. Él explicó que estaban tramando algo siniestro en la ciudad de Nueva York. Luego, describió su organización enemiga llamada Casta, de la cual Stick y Natchios eran miembros. Murdock, molesto, se avergonzó de que Stick sacara un ridículo cuento de hadas. Stick sin embargo le dijo que todo esto realmente estaba pasando, advirtiendo de que la Mano traería el caos a Nueva York.

Más tarde, Murdock revisó el estado de Elektra, esta última al verlo le confirmó que todo lo dicho por Stick era cierto. Cuando él le preguntó si su reunión fue parte del plan de Stick, ella admitió que lo era. Pese a eso, ella afirmó que realmente se había enamorado de Murdock. Este luego confesó su temor al perderla, y le sugirió dejar a Stick para combatir juntos a la Mano.

Entonces, Murdock se dio cuenta de que alguien entró al apartamento, Stick apareció y le dijo que tenía un visitante. Page entró y se sorprendió al ver a Natchios en la cama de Murdock. Murdock le dijo a Page que podía explicárselo todo, pero ella se alejó de él cuando le dijo que Nelson necesitaba su ayuda para el caso de Castle. Aunque Murdock sugirió que fueran a algún otro lugar para hablar, esta se marchó rápidamente, con Stick diciendo sarcásticamente que fue un encuentro agradable.[22]

Discutiendo acerca de los héroes

Murdock fue a la sala de audiencia como Karen Page le había pedido. Él intentó hablar con ella, pero lo ignoró. Reuniéndose con un enojado Foggy Nelson, este le pidió a Murdock hacer que Frank Castle contara su historia. Castle llegó al estrado, y Murdock oyó a un guardia susurrándole, pidiéndole que pensara en lo que más quería. Murdock intentó que Castle describiera el día en que su familia fue asesinada, pero no le respondió. Debido a eso, él tuvo que pedirle permiso a Cynthia Batzer para tratar a Castle como hostil.

Murdock afirmó que Castle era el tipo de hombre que la ciudad necesitaba en la estela de Wilson Fisk, luego se dirigió al jurado y les contó acerca de los héroes y cómo Nueva York necesitaba más hombres y mujeres como Castle que estuvieran dispuestos a encontrar la justicia por sí mismos; Describiendo cómo Castle llegó demasiado lejos asesinando delincuentes, señalando que Samantha Reyes estaba tratando de detener a los héroes tomando medidas. Él argumentó que Castle necesitaba ayuda y no un castigo. A pesar de eso, Castle solicitó hablar, diciéndole a todo el mundo que sabía lo que hacía y eso le alegraba, abrazando su título como Punisher mientras era llevado fuera de la sala.

Tras esto, Murdock afirmó que alguien había influenciado a Castle, pero tanto Page como Nelson lo ignoraron. Nelson exclamó airadamente que se alegraba de que perdieran el caso, y Page le dijo a Murdock que, aunque estaba de acuerdo con Murdock acerca de los héroes, no era uno de ellos. Ella le dijo que terminó con él, antes de irse.[22]

Eligiendo a Elektra

Murdock regresó a su apartamento, notando que Stick se había ido, pero se sintió aliviado al encontrar a Elektra acostada en su cama, descubriendo que ella había decidido pelear contra la Mano a su lado. Ella adivinó correctamente que perdió el caso y a Page, sin embargo, él mencionó su alegría de saber que no la había perdido, y decidió pasar el resto de su vida con ella. Cuando Murdock se fue para dejarla descansar, fue atacado por un ninja de la Mano.

La pelea fue larga, y Murdock pronto recibió una flecha envenenada. Este consiguió vencerlo, le quitó la capucha y se dio cuenta de que era un joven, oyendo los latidos de su corazón. Elektra llegó detrás del ninja y le cortó la garganta con un cuchillo de cocina, para horror de Murdock. Él se estremeció cuando Elektra le dijo que así es como realmente era, preguntándole si todavía la amaba. En eso, Murdock comenzó a temblar por el veneno, y Natchios lo abrazó mientras se preparaba para salvarlo.[22]

Un cambio de corazón

Elektra trató las heridas de Murdock, quien al recuperarse, miró a su alrededor y no encontró evidencia de la pelea de la noche anterior. Preguntándole a Elektra qué había hecho con el cadáver del chico, ella respondió que se encargó de todo, lo que implicaba también deshacerse del cuerpo.

Murdock, todavía en estado de shock por la matanza de Elektra, señaló que su adrenalina aumentó cuando lo asesinó, al igual que en la casa de Roscoe Sweeney hace años. Ella le contó a Murdock sobre la primera persona a la que mató cuando tenía 12 años, no por autodefensa, sino por diversión. Murdock le dijo a Natchios que hubo un tiempo en que él estaba enamorado de ella, pero jamás se vería involucrado en asesinatos. Entonces, él le exigió que se fuera, diciendo que lucharía contra la Mano solo. Con esto, Elektra se fue.

Más tarde ese día, Nelson llegó a visitar a Murdock, tomando nota de sus heridas. Él pensó que era mejor que Nelson y Murdock cerraran, a lo que Murdock accedió a regañadientes. Pronto, Nelson le pidió que dejara de ser un héroe, pero Murdock le dijo que ya no se disculparía por quién era y que reanudaría el manto de Daredevil. Con esto, Nelson lo dejó.[23]

Luchando contra la Mano

El regreso de Nobu

Más tarde, en el estacionamiento del edificio Yakatomi, Daredevil localizó a Stan Gibson. Tras haber derribado a sus guardias con facilidad, Daredevil le reveló a Gibson que se había enterado de que la Mano se infiltró en Roxxon Oil Corporation y le pidió saber lo que estaban planeando. Gibson reveló que la Mano tenía a su hijo, Daniel Gibson, como rehén. Gibson reveló que la Mano tenía una instalación fuertemente custodiada que llamaban la Granja. Dicho esto, Daredevil le pidió llevarlo a ese lugar.

Gibson lo llevó a la Granja, solo para abandonarlo fuera. Daredevil derribó a los guardias y encontró a Hirochi. De repente, escuchó sangre gotear en otra habitación, por lo que le exigió a Hirochi que lo llevara a la fuente. Cuando Hirochi le mostró el funcionamiento interno de la Granja, Daredevil se horrorizó al encontrar niños enjaulados como animales y siendo drenados de su sangre a través de un tubo. Los tubos entraron en un enorme sarcófago de piedra. Mientras Daredevil se encargaba de liberarlos, Hirochi escapó. Gibson entró también a la Granja y se horrorizó al ver a su hijo estaba en una de las jaulas. Entonces, uno de los ninjas emboscó a Daredevil, haciéndole saber que el drenaje aún no fue completado, mientras sacaba una cadena y un cuchillo demasiado conocidos.

Daredevil luchó contra el ninja por unos momentos, pero se veía inferior. Cuando su contrincante empujó el sarcófago en un ascensor, Daredevil descubrió que el ninja no era otro más que Nobu Yoshioka. Este se sorprendió diciendo que debía estar muerto, sin embargo, Yoshioka se quitó la máscara y respondió que no existía una cosa así.[23]

Saliendo del edificio, este llamó a Mahoney. Tan pronto como llegó, le contó acerca de los niños enjaulados y que necesitaban atención médica, advirtiéndole acerca de la Mano tratando de capturarlos. Daredevil le dijo que los llevara al Hospital Metro-General y que los pusiera bajo el cuidado de Temple.

Tan pronto como Mahoney llevó a los niños al Metro General, Murdock encontró a Temple en el pasillo. Él le advirtió que su sangre fue drenada por un ninja llamado Nobu, que, de alguna manera, volvió a la vida después de que quemarse hasta la muerte. También le advirtió sobre el peligro con los ninjas de la Mano, pero prometió protegerla. De repente, usando su audición mejorada, Murdock escuchó una advertencia de radio de la policía informando que Castle escapó de prisión.[24]

El escape de Punisher

Después del escape de Frank Castle de la isla de Ryker, Murdock fue convocado para encontrar a Samantha Reyes acompañado de Karen Page y Foggy Nelson. Al llegar al juzgado, fue saludado por Page, quien comentó sobre la cantidad de seguridad presente allí, aunque Murdock se disculpó por hacer que Nelson y Murdock participaran en el caso en primer lugar. Mientras Murdock intentaba tener una pequeña charla con Page, ella fue llamada por razones de seguridad, dejando a Murdock esperando de pie.

Ellos fueron llevados a través de la seguridad y luego ingresaron en la oficina de Reyes. Mientras caminaban, discutieron sobre el escape de Castle de Ryker, con Murdock preguntándole si le había dicho algo a ella, pero Page insistió en que no había mencionado ningún plan de escape. Nelson tomó nota de que Castle escapó de Cell Block D., que Murdock recordó como el mismo bloque de celda en el que Wilson Fisk había sido encarcelado, señalando que le gustaba localizar personas que quería muertas. Luego le dijo a Page y Nelson que esto no era una coincidencia, diciéndoles que él creía que Fisk orquestó la fuga de Castle.

Cuando se sentaron en la oficina de Reyes, ella y Blake Tower solicitaron su ayuda para localizar a Castle. Murdock le dijo que solo ayudarían si ella les cuenta lo que pasó entre ella y Castle. Reyes confesó que la masacre en el Central Park que mató a la familia de Castle fue una operación encubierta en el sur. También agregó que la fiscalía había tratado de condenar a un misterioso traficante conocido como el Blacksmith. Reyes y Tower explicaron que mientras que lo estaban siguiendo aprendieron de un trato que implicaba al Blacksmith, los Perros del Infierno, los Irlandeses y el Cartel Mexicano, por lo que decidieron actuar.

Reyes luego reveló que escogió no limpiar el parque de civiles para que pareciera menos sospechoso y arriesgarse a que el Blacksmith escapara, pero resultó en múltiples muertes civiles, debido a un tiroteo que estalló entre las pandillas, con víctimas incluyendo la propia esposa e hijos de Castle. Luego, Reyes les mostró una radiografía de un cráneo que sacó de la mochila de su hija, preocupada de que Castle hubiera elegido a su propia hija como su próxima víctima. Ella les informó que aunque su hija estaba segura en un lugar secreto en el norte de Nueva York, Punisher debía ser encontrado antes de que le haga daño a alguien más.

Mientras Reyes les rogaba que le dijeran que si Castle alguna vez se puso en contacto con ellos, Murdock escuchó un arma disparada desde el otro lado de la calle. Murdock instó a que todos bajaran, cubriendo a Page con su propio cuerpo mientras un asesino desconocido empezaba a disparar contra ellos. Las balas destruyeron todo a la vista, hiriendo a Nelson en el brazo. Una vez que las balas dejaron de golpear la habitación, ellos se levantaron lentamente. Aunque casi todos habían sobrevivido, descubrieron que Reyes fue golpeada varias veces en la espalda y asesinada, para gran sorpresa y horror de Tower.

Como resultado, el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York y el FBI, buscaron desesperadamente a Punisher, a quien culpaban por el asesinato. Murdock, Nelson, Page y Tower dejaron el juzgado; Como Nelson estaba siendo tratado por un técnico de emergencias médicas, Murdock le hizo saber que iría tras Punisher y llegaría al fondo de todo esto, aunque Nelson todavía estaba escéptico de su capacidad para encontrarlo. Sin embargo, Murdock insistió en que sabía por dónde empezar a buscar, antes de que Nelson notara que podría saber por dónde empezar, pero no cómo detenerse.[24]

La amenaza de Kingpin

Buscando respuestas directamente de su principal sospechoso, Murdock visitó la isla de Ryker, donde fue recibido por Benjamin Donovan, quien le dio un contrato escrito en Braille para conveniencia de Murdock, indicando los términos de la reunión entre él y Wilson Fisk. Donovan le advirtió que si Murdock entraba en contacto físico con Fisk o discutía su reunión con medios de comunicación, sería demandado, Murdock firmó el contrato y fue llevado con Fisk.

Fisk señaló como él y Murdock se habían conocido una vez antes en la galería de arte, pero Murdock ignoró esto y comentó el tiroteo en el Tribunal Supremo de Nueva York que mató a Samantha Reyes. Él acusó a Fisk de provocar la fuga de Frank Castle, pero Fisk le dijo que nunca ocurrió mientras Murdock argumentaba que la aparente falta de motivación de Fisk mantenía la sospecha lejos de él y le permitió desatar a Castle sobre la ciudad de Nueva York para causar caos. Fisk decidió que ya era suficiente y llamó a Donovan para que terminara su reunión.

Entonces, Murdock amenazó con asegurarse de que la querida novia de Fisk, Vanessa Marianna, nunca pudiera volver a Nueva York, por actuar como su cómplice, asegurando que Fisk jamás volvería a verla, aparte de un extraño viaje a Marruecos, pero que nunca podría volver a vivir con ella. Al escuchar eso, el ahora enfurecido Fisk se liberó de sus cadenas y atacó a Murdock, golpeándolo contra la mesa. Defendiéndose, Murdock logró perforar la boca de Fisk, pero el aún furioso lo sujetó y recordó como Murdock era el hijo de un boxeador.

Murdock se dio cuenta de que Fisk había tomado el control de la isla de Ryker y de hecho había orquestado la huida de Punisher, que Fisk entonces confesó pero notó que nadie apoyaría la historia de Murdock. Fisk amenazó con vengarse de Nelson y Murdock mediante la destrucción de las vidas y seres queridos de Murdock y Foggy Nelson, en cuanto salga. Fisk arrojó a Murdock de vuelta a su asiento y prometió que su ira sería peor que cualquier cosa que Punisher haría a la ciudad. Murdock fue escoltado fuera de la prisión por Donovan, horrorizado y sacudido de lo que acababa de transpirar.[24]

Relaciones

Familia

Aliados

Enemigos

Apariciones

Apariciones de Matthew Murdock

En orden cronológico:

Trivia

  • En los cómics, Daredevil tuvo una larga y complicada relación con Black Widow. Su nombre clave también se debía a los otros niños cuando lo utilizaban para llamar a Matt cuando él era más joven.
  • La sustancia que cegó a Matt jamás fue revelada, pero los barriles mostraron que era de "TIPO A" con el número de serie "0464XXXX", como en abril de 1964, cuando el cómic Daredevil #1 fue publicado por primera vez.
  • Es probable que Murdock haya tenido por lo menos unos treinta años de edad, ya que fue cegado cuando tenía nueve años y luego pasaron veinte años desde que Stick lo dejó, hasta que se volvieron a encontrar en la ciudad de Nueva York, lo que significa que él ya era mayor de veintinueve años.
  • Como Daredevil, Matt Murdock se convirtió en el primer superhéroe del Universo Cinematográfico de Marvel con identidad secreta.

Referencias

  1. 1,0 1,1 1,2 Daredevil: 1.02: Cut Man
  2. 2,0 2,1 2,2 2,3 2,4 Daredevil: 1.10: Nelson v. Murdock
  3. 3,0 3,1 3,2 Daredevil: 1.01: Into the Ring
  4. 4,0 4,1 Daredevil: 1.07: Stick
  5. 5,0 5,1 5,2 Daredevil: 2.05: Kinbaku
  6. Daredevil: 1.03: Rabbit in a Snowstorm
  7. Daredevil: 1.04: In the Blood
  8. 8,0 8,1 Daredevil: 1.05: World on Fire
  9. Daredevil: 1.06: Condemned
  10. Daredevil: 1.08: Shadows in the Glass
  11. 11,0 11,1 11,2 11,3 11,4 Daredevil: 1.09: Speak of the Devil
  12. Daredevil: 1.11: The Path of the Righteous
  13. 13,0 13,1 Daredevil: 1.12: The Ones We Leave Behind
  14. 14,0 14,1 14,2 14,3 Daredevil: 1.13: Daredevil
  15. Jessica Jones
  16. 16,0 16,1 16,2 16,3 16,4 16,5 Daredevil: 2.01: Bang
  17. 17,0 17,1 Daredevil: 2.02: Dogs to a Gungfight
  18. 18,0 18,1 18,2 Daredevil: 2.03: New York's Finest
  19. 19,0 19,1 19,2 19,3 19,4 Daredevil: 2.04: Penny And Dime
  20. 20,0 20,1 20,2 20,3 Daredevil: 2.06: Regrets Only
  21. 21,0 21,1 21,2 21,3 Daredevil: 2.07: Semper Fidelis
  22. 22,0 22,1 22,2 22,3 Daredevil: 2.08: Guilty as Sin
  23. 23,0 23,1 Daredevil: 2.09: Seven Minutes in Heaven
  24. 24,0 24,1 24,2 Daredevil: 2.10: The Man in the Box

Enlaces externos

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar