FANDOM


Mantis es una joven mujer empática que fue criada por el Celestial Ego y reclutada como una miembro de los Guardianes de la Galaxia. Desde que era una niña, Mantis ayudó a aliviar el comportamiento neurótico de Ego con sus poderes hasta que los Guardianes de la Galaxia llegaron a su planeta. Después de entablar una relación de amistad con Drax, ella se hizo cargo de los Guardianes durante su estadía y luego se alió con ellos para evitar que Ego conquistara la galaxia. Debido que su servidumbre a Ego terminó, se convirtió en una miembro de los Guardianes de la Galaxia y los acompañó en nuevas aventuras. Ella tiene la capacidad de sentir los sentimientos de otras personas, y rara vez los altera.

Cuando los Guardianes se enteraron de las acciones de Thanos y su búsqueda por las Gemas del Infinito para acabar con la mitad de la vida en el universo, Mantis acompañó a algunos de los miembros de los Guardianes hasta Knowhere en donde fallaron en detener al Titán Loco de que consiguiera la Gema de la Realidad. Más adelante, el grupo siguió a Thanos hasta Titán donde hicieron equipo con los Vengadores para enfrentarlo. La pelea una vez más terminó en fracaso, y Mantis y sus compañeros Guardianes, con excepción de Nebula y Rocket Raccoon, fueron asesinados cuando Thanos desató el poder de las Gemas.

Biografía

Primeros años

Sirviendo a Ego

Mantis provino de una raza de seres insectoides empáticos que se desarrollan desde una etapa larvaria hasta alcanzar una forma humanoide. Cuando todavía era una larva, Mantis vivió como huérfana hasta que fue encontrada por un celestial conocido como Ego y traída a su planeta. Una vez ahí, vivió sola con Ego hasta alcanzar la edad adulta, y como tal es ingenua y no sabe mucho sobre la interacción social. Ego usó las habilidades empáticas de Mantis para tranquilizarlo durante su larga búsqueda por la galaxia de su hijo perdido, Peter Quill, que lo ayudaba a dormir cuando era necesario. Mantis estaba muy al tanto de la trama de la Expansión de Ego, así como de la muerte de varios de los hijos de Ego que no lo ayudaron a culminar con este objetivo, pero aún así continuó permaneciendo a sus servicios ya que no tenía a dónde ir.[1]

Conociendo a los Guardianes

Reunión de padre e hijo

Ego con el tiempo se enteró del paradero de su hijo y, acompañado de Mantis, lo rastreó a él y a los Guardianes de la Galaxia hasta el planeta Berhert. Una vez ahí, Mantis se presentó ante los Guardianes como una amiga y aliada de Ego. Esa misma noche el grupo se sentó alrededor de una fogata y los Guardianes conversaron con Ego y Mantis se quedó tranquila durante la mayor parte de la conversación. Luego Mantis intentó presentarse a Drax sonriéndole, haciendo que él pensara que ella era horrible. Cuando Mantis le preguntó si podía acariciar a Rocket Raccoon creyendo que era su cachorro, Drax permitió que lo hiciera dando como resultado que Rocket intentara morderla, un acto que ambos encontraron gracioso.

Después de que Ego convenciera a Quill para que fuera hasta su planeta, Quill, quien estaba acompañado por Gamora y Drax, se unió a Mantis y Ego a bordo de una nave mientras se preparaban para abandonar Berhert. A bordo, Mantis usó sus poderes para inducir un estado de sueño sobre Ego.[1]

Demostrando sus poderes

"Sientes mucho... amor"
"Sí, creo que es general y desinteresado por todo lo que me rodea."
"No, es amor sexual y romántico."
"¡No! No es cierto."
"¡Por ella!"
―Mantis y Peter Quill[fnt.]

Con Ego inconsciente, Mantis se tomó el tiempo para conversar con los Guardianes de la Galaxia. Cuando Mantis se acercó a ellos, Drax y Peter Quill le preguntaron acerca de sus antenas y el propósito que éstas tenían puesto que Drax creía que eran para protegerla de las entradas de bajos niveles. Mantis les explicó que ella es una empática y que podía leer los sentimientos de las personas. Ella usó sus poderes sobre Quill para revelar la atracción de él por Gamora, ya que no era consciente del valor de la privacidad. Esto provocó que Drax se echara a reír, Mantis luego se unió a Drax y, como resultado, compartieron lo divertido de la situación. Una vez que las risas se detuvieron, Mantis trató de leer los sentimientos de Gamora, pero fue amenazada si lo intentaba.

Mantis también les informó a los tres que también era capaz de alterar las emociones de las personas y que usaba esta habilidad principalmente para ayudar a Ego a dormir. Drax le pidió a ella que le hiciera eso, a lo que ella obedeció e hizo que él se durmiera al instante.[1]

Desarrollando un vínculo con Drax

Una vez que llegaron al planeta de Ego, y mientras Peter Quill se reunía con Ego, Mantis y Drax permanecieron juntos ya que Drax se sentía atraído por la inocencia de ella. Drax le preguntó a Mantis cómo terminó en el planeta de Ego, y ella le contó que Ego la había encontrado durante su estado de larva y que desde entonces se quedó a su lado, haciendo que Drax comentara que ella se había convertido en una mascota. Drax luego le dijo que pensaba que ella era horrible, pero eso significaba algo bueno debido que Ego la quería por quién era ella por dentro, lo que hizo que Mantis se sintiera orgullosa de ser fea.

Drax luego le contó a Mantis sobre su hija y de cómo solía llevarla a los lagos olvidados de su mundo natal, y que ella y Mantis compartían similitudes en su inocencia. Mantis, desarrollando un vínculo con Drax, usó sus poderes sobre él haciéndole sentir su tristeza. Conocer a Drax hizo que Mantis se preocupara por él y por el equipo, por lo que decidió informarle de las verdaderas intenciones de Ego, pero fue interrumpida tras la abrupta llegada de Gamora y se quedó callada.

Gamora, creyendo que algo estaba mal, luego le solicitó a Mantis que les mostrara dónde se alojarían. Mientras se abrían camino, Gamora le preguntó acerca de la falta de población en el planeta de Ego, a lo que Mantis respondió afirmando que ella era la única y que su propósito era ayudar a Ego. Cuando Gamora le preguntó sobre lo que Mantis le iba a decir a Drax antes, Mantis optó por seguir mintiéndoles.[1]

Volviéndose en contra de Ego

Después de escuchar una conversación entre Ego y Peter Quill, Mantis no pudo dejar que las personas que estaban en el planeta sufrieran las consecuencias de los planes de Ego. Ella se dirigió a la habitación de Drax para informarle sobre el peligro que se avecinaba, pero Drax pensó que ella quería tener intimidad con él, lo que hizo que vomitara. Mantis le aseguró que no era así como ella se sentía y luego le informó sobre el plan de Ego.

Tras informar a Drax, Gamora y Nebula irrumpieron y Gamora atacó a Mantis exigiendo saber lo que estaba sucediendo en el planeta. Luego usó sus poderes para modificar las emociones de Gamora y de ese modo asustarla, lo que provocó que ella dejara ir a Mantis. Mantis les informó que los cadáveres en las cavernas eran hijos de Ego. Gamora dejó en claro que tenían que salir del planeta, pero Mantis le dijo que Ego ya había manipulado a Quill para que permaneciera a su lado. Mantis, junto con Drax, Gamora y Nebula se apresuraron para salvar a Quill de Ego cuando comenzó su Expansión hasta que Rocket Raccoon, Yondu Udonta y Groot se estrellaron en una nave, derrotando temporalmente a Ego.[1]

Batalla en el Planeta de Ego

Mantis, junto con el resto de los Guardianes de la Galaxia, ingresó a la nave perforadora que Yondu Udonta había robado, y procedió a volar hacia el núcleo de Ego para destruirlo. Mantis le informó al grupo que debían apresurarse para destruir el núcleo ya que Ego los encontraría. Cuando una flota de Soberanos comenzó a atacarlos, Mantis, Drax y Gamora se cayeron de la nave. Mantis consiguió aterrizar de manera segura en el suelo y fue testigo de como Ego resurgía frente a ellos. Drax luego le pidió a Mantis que usara sus poderes para hacer dormir a Ego, pero ella dudó de sí misma debido al inmenso poder que poseía Ego. Drax luego le aseguró que no tenía que creer en sí misma sino que él creía que ella. Mantis luego tocó la superficie y usó sus poderes para poner a dormir a Ego cuando estaba a punto de atacarlos.

Cuando Yondu Udonta usó las armas que incorporaba la nave perforadora para destruir a la flota Soberana, uno de los láseres casi golpeó a Mantis y Drax, pero ella consiguió mantener el control sobre Ego. El resto de los Guardianes de la Galaxia se reagrupó mientras Mantis continuaba controlando a Ego, hasta que ella resultó golpeada en la cabeza, dejándola inconsciente, y causando que Ego recuperara su poder. Drax la levantó y la llevó a la superficie donde Kraglin Obfonteri estaba esperando para recoger a los Guardianes. Mientras Drax se abría camino con Mantis, Ego comenzó a atacar a cada miembro, lo que causó que Drax se hundiera en el suelo, pero aún así logró levantar a Mantis sobre el suelo. Cuando Drax fue liberado por las acciones de Quill, continuó su camino hacia la nave y puso a Mantis en el interior.[1]

Guardiana de la Galaxia

Uniéndose al equipo

Mientras el resto de los Guardianes de la Galaxia se abrían camino hasta la nave donde estaba Kraglin Obfonteri, Groot hizo detonar la bomba en el núcleo de Ego causando que este último sucumbiera, y Mantis, se liberó del vínculo con él. Los Guardianes luego se fueron rápidamente volando con Peter Quill y Yondu Udonta aún en la superficie del colapso. Los Guardianes con el tiempo recuperaron a Quill y a un Udonta sin vida en el espacio y más tarde hicieron un funeral para su aliado caído. Después del funeral, los Guardianes miraron como los Devastadores llegaron y les dieron a Udonta una despedida de Devastadores. Mientras Mantis observaba, ella le dijo que pensaba que era hermoso, con Drax añadiendo que Mantis también era hermosa, admitiendo sus verdaderos pensamientos sobre Mantis. Mantis fue bienvenida como una nueva miembro de los Guardianes.[1]

Guerra del Infinito

Encuentro con Thor

"Está ansioso, enojado, siente una perdida dolorosa y culpa."
―Mantis[fnt.]

En respuesta a una llamada de auxilio proveniente del Estadista, los Guardianes de la Galaxia se dirigieron hasta el punto de donde provenía la señal y se encontraron con un campo de escombros y a un solo sobreviviente, Thor. Llevándolo a bordo, Mantis leyó sus emociones y descubrió que estaba sufriendo mucho dolor y luto. Ella también usó sus poderes para despertar al rey Asgardiano. Thor les contó sobre el plan de Thanos para reunir a las Gemas del Infinito y eliminar la mitad de la vida en el universo. Mientras Rocket Raccoon y Groot acordaron acompañar a Thor hasta Nidavellir para forjar un arma para matar a Thanos, Mantis se unió a Peter Quill, Gamora y Drax en una misión a Knowhere en un esfuerzo por mantener a salvo a la Gema de la Realidad de Thanos.[2]

Emboscada en Knowhere

Una vez en Knowhere, los Guardianes de la Galaxia encontraron a Thanos interrogando a Taneleer Tivan, exigiendo la Gema de la Realidad. Mantis se vio obligada a usar sus poderes para hacer dormir a Drax para evitar que él atacara a Thanos antes de que ellos estuvieran listos. Mientras Peter Quill intentaba organizar un ataque, Gamora directamente atacó a Thanos y aparentemente lo mató. Sin embargo, todo fue un engaño; Thanos ya había obtenido la Gema de la Realidad y usó su poder para hacerle creer a Gamora que lo había matado. Cuando Thanos capturó a Gamora, Mantis trató de ayudarla, pero su cuerpo fue convertido en tiras vivientes por la Gema de la Realidad. Thanos luego se teletransportó, y Mantis volvió a su forma normal.[2]

Batalla de Titán

Los Guardianes se sentaron en el Benatar, que estaba todavía en Knowhere, mientras Peter Quill intentaba recuperarse por la pérdida de Gamora. Mantis notó una luz amarilla parpadeando en la nave que desconocía que era en realidad un canal de mensaje codificado. Se sentó frete a la luz y quedó hipnotizada por ella. Cuando Quill y Drax comenzaron a discutir y culparse mutuamente por haber perdido a Gamora, Mantis, sin saberlo, los alertó de la señal del canal. Cuando Quill lo comprobó, descubrió que tenían 23 mensajes de Nebula que decían que Gamora estaba viva y que se dirigieran al planeta Titán.[3]

Una vez en Titán, Mantis, Peter Quill y Drax se encontraron con Iron Man, el Hombre Araña y Doctor Strange, y los atacaron, creyendo que ellos eran aliados de Thanos. Una vez que todos se dieron cuenta de que estaban del mismo lado, los héroes formaron una alianza para evitar que Thanos consiguiera la Gema del Tiempo.

Thanos llegó a Titán y los héroes lo atacaron. Tras mantener inmóvil a Thanos, el Doctor Strange utilizó sus poderes mágicos para teletransportar a Mantis directamente sobre el Titán Loco. Aterrizando sobre sus hombros, ella usó sus poderes para someterlo, con la esperanza de pacificarlo lo suficiente como para que los otros le arrebataran el Guantelete del Infinito. El plan fue frustrado por Peter Quill después de que él se enterara de que Thanos había matado a Gamora. Atacando al Titán Loco, Peter Quill liberó a Thanos de su estupor y Mantis perdió el control que tenía sobre él. Thanos con el tiempo ganó y reclamó la Gema del Tiempo, y procedió a teletransportarse a la Tierra.[2]

Thanos obtiene la victoria

Recuperándose después de la batalla, Thanos se adjudicó la victoria en la Tierra y consiguió la Gema de la Mente. Con las Gemas del Infinito reunidas, chasqueó los dedos y mató a la mitad del universo. En Titán, Mantis fue la primera en desintegrarse en polvo al sentir el peligro que se avecinaba.[2]

Relaciones

Aliados

Enemigos

Apariciones

En orden cronológico:

Enlaces externos

Referencias