FANDOM


Este artículo o sección está incompleta
Este artículo o sección cuenta con la información fundamental pero aún se encuentra incompleta. Edita este artículo completando la información que falte.
"Yo, Loki, Príncipe de Asgard, hijo de Odín, legítimo Rey de Jotunheim, Dios de la Travesura, te ofrezco solemnemente mi eterna lealtad."
―Loki a Thanos[fnt.]

Loki Laufeyson fue el hijo de Laufey, el gobernante de los Gigantes de Hielo de Jotunheim, que poco después de su nacimiento, fue abandonado por éste. Tras haber sido encontrado por el Rey de Asgard, Odín, Loki fue criado por Odín y su esposa Frigga como un príncipe de Asgard, junto con su hijo biológico Thor. Cuando creció, se hizo conocido como el "Dios de la Travesura". Cuando Loki se enteró de la verdad sobre su verdadero padre, hizo un plan para obligar a Odín a desterrar a Thor para que pudiera convertirse en el siguiente en la línea al trono. Loki tuvo éxito en sus planes y subió al trono mientras Odín caía en el Sueño de Odín, sin embargo, cuando los Tres Guerreros intentaron que Thor regresara a Asgard, Loki se vio forzado a tratar de matar a su hermano. No obstante, Thor regresó de su exilio en la Tierra y terminó el régimen de terror creado por Loki.

Perdido en las profundidades más oscuras del universo, Loki realizó un trato con El Otro, un sirviente de Thanos, quien le entregó el poderoso Cetro y el control sobre su ejército de los Chitauris para conquistar la Tierra. Una vez que llegó a Midgard, Loki se las arregló para tener posesión del místico Teseracto y usó su poder para construir un ejército y provocó la Invasión Chitauri, pero con el tiempo fue derrotado por un grupo de superhéroes conocidos como los Vengadores. Thor regresó con él a Asgard, donde Odín lo condenó a pasar el resto de su vida en prisión como castigo por sus crímenes.

Sin embargo, cuando su madre Frigga murió durante el Saqueo de Asgard, Loki fue liberado por Thor con el fin de derrotar a los Elfos Oscuros y a su líder, Malekith, quien deseaba usar el poder del Éter para llevar al universo a la oscuridad eterna. Durante la lucha contra los Elfos Oscuros en Svartalfheim, Loki fingió su muerte y, a espaldas de todos, le arrebató el trono a Odín, convirtiéndose él en el nuevo Rey de Asgard, donde permaneció durante varios años. Durante su reinado, Loki mandó a Lady Sif en misiones a la Tierra para investigar los ataques de Lorelei y Vin-Tak.

Eventualmente, el regreso de Thor obligó a Loki a revelar su engaño antes de ayudar a encontrar a Odín, llegando justo a tiempo para presenciar su muerte. La pérdida de Odín le permitió a Hela regresar de su destierro y librar la guerra contra los Nueve Mundos. Loki fue desterrado a Sakaar junto con Thor, donde se alió con el Gran Maestro mientras que Thor se vio obligado a luchar contra Hulk. A pesar de tratar de manipular su camino a la libertad, Loki eligió ponerse del lado de Thor en una batalla final contra Hela, en la que este convocó a Surtur, quien derrotó a Hela causando el Ragnarök y destruyendo todo Asgard. A raíz de la batalla, Loki escogió mantenerse al lado de su hermano y apoyar su ascención al trono.

Biografía

Vida temprana

Adoptado por Odín

Loki nació en Jotunheim como el hijo del Rey Gigante de Hielo, Laufey. Pequeño y débil para un Gigante de Hielo, Loki había sido abandonado en un templo y dejado para que sufriera hasta su muerte. En 965, poco después de la Guerra entre Asgard y Jotunheim, Loki fue encontrado por Odín. Odín lo adoptó y le alteró su aspecto para hacerle parecer un Asgardiano. Posteriormente, Odín crío a Loki y a su hijo biológico, Thor, con su esposa Frigga.

A medida que creció, Loki siempre se sintió como si estuviera viviendo bajo la sombra de Thor, envidiando el hecho de que Thor estaba destinado a ser el Rey en lugar de él. Los celos de Loki y su afán de ganar la apreciación de Odín alteraron lentamente su personalidad para peor. Con el tiempo se volvió distante, despreocupado y ambicioso, haciendo grandes esfuerzos por alcanzar la grandeza sin prestar atención sobre las consecuencias de sus actos.[1]

Talento para las travesuras

Sin interés en las artes guerreras Asgardianas, Loki se interesó por la hechicería. Frigga, quien era más cercana a Loki, le enseñó todo lo que sabía sobre brujería, y eventualmente se convirtió en un experto en el manejo de la Magia Asgardiana, adquiriendo la habilidad de conjurar ilusiones de sí mismo y crear armas. Frigga consideró darle a Loki su magia como una forma de demostrar su valía contra su hermano.[1]

Una vez, cuando Loki y Thor aún eran jóvenes, Loki se aprovechó del gusto de Thor por las serpientes y utilizó su habilidad para convertirse en una serpiente. Cuando Thor la levantó ara admirarla, Loki disipó la ilusión y apuñaló a Thor, quien sobrevivió. En otro caso, Loki transformó a Thor en una rana por un breve tiempo.[2] Estos diversos trucos e ilusiones pronto hicieron ganar a Loki una reputación entre los Tres Guerreros y muchos de los otros Asgardianos como el Dios de la Travesura.[1]

Planes de embacuador

Coronación de Thor

Loki estaba presente cuando se suponía que Thor finalmente asumiría el trono de Asgard. Antes de la ceremonia, Loki dijo que aunque a veces sentía envidia del lugar de Thor como primogénito, no había dudas de que lo quería profundamente, mientras que también él molestaba a su hermano por el diseño con plumas de su casco. Cuando Thor preguntó cómo se veía, Loki respondió, como un rey.

Sin embargo, la ceremonia fue interrumpida por la llegada de Gigantes de Hielo que Loki había convocado momentos antes, quienes irrumpieron en Asgard e intentaron robar el Cofre de los Antiguos Inviernos para traerlo de vuelta a su mundo natal y recuperar su fuerza. Deteniendo la ceremonia, Odín llamó al Destructor, quien mató a los invasores.

Loki, Thor y Odín se dirigieron a la Cámara de Odín para investigar; cuando llegaron, encontraron los cuerpos de los Gigantes de Hielo y los guardias Asgardianos muertos. Enfurecido, Thor exigió ir a Jotunheim y atacar a los Gigantes de Hielo en represalia, pero Odín se negó. Thor argumentó que como rey de Asgard podía decidir sobre estos asuntos, pero Odín le dijo que aún no era rey. Loki permaneció en silencio, escuchando y viendo el resultado de su plan.[1]

Manipulando a Thor

Asqueado por el incidente, Thor desencadenó su furia tirando una mesa y se sentó en silencio melancólico. Loki no tardó en encontrar a su hermano y se sentó a su lado, consolándolo por su desilusión en que Odín no lo coronara como el rey debido a las acciones de los Gigantes de Hielo. Loki habló tranquilamente con Thor y fue capaz de manipularlo al afirmar que también estaba de acuerdo con su punto de vista de que deberían vengarse por las vidas Asgardianas perdidas durante el ataque.

Tener a Loki apoyándolo con su creencia de que Jotunheim debería pagar por lo que le habían hecho aumentó la confianza de Thor. Mientras Loki miraba a Thor, él decidió desobedecer las órdenes de su padre y atacar a Jotunheim por su cuenta para poder enfrentarse al rey Laufey, aunque Loki afirmó que ese plan era una locura sabiendo que Thor simplemente ignoraría sus palabras. Cuando los Tres Guerreros llegaron con Lady Sif, Loki se recostó y permitió que Thor los convenciera de seguirlo en la batalla para obtener respuestas sobre por qué los Gigantes de Hielo los habían atacado.

Loki siguió al enfurecido Thor, junto con Lady Sif y los Tres Guerreros, al Puente Bifrost para viajar a Jotunheim en busca de respuestas. Sin embargo, justo antes de irse, Loki informó a un guardia sobre su intención y le ordenó que informara a Odín para asegurar su rescate y el castigo de Thor. El grupo fue a ver a Heimdall, guardián del Puente Bifrost, Loki intentó confundir a Heimdall para que pasaran, pero el portero ya estaba al tanto de sus intenciones.

A pesar de saber que esto estaba en contra de las órdenes directas de su rey, Heimdall todavía les dio paso seguro a Jotunheim, ya que deseaba saber cómo los Gigantes de Hielo habían entrado en Asgard sin que él lo supiera. Heimdall les advirtió que si su regreso amenazaba la seguridad de Asgard, no tendría más remedio que dejarlos perecer en Jotunheim.[1]

Ataque en Jotunheim

Cuando el grupo llegó a Jotunheim, miraron el árido planeta baldío que había sido devastado casi por completo por la Batalla de Jotunheim previa. Al ver el paisaje del planeta, Hogun afirmó que no deberían estar allí, pero continuaron en su misión, con Lady Sif preguntando dónde se escondían los Gigantes de Hielo.

Mientras exploraban el planeta, eventualmente localizaron a Laufey, el Rey de los Gigantes de Hielo, que de inmediato les ordenó que se fueran. Sin embargo, ignorando la advertencia de Laufey, Thor exigió respuestas sobre cómo los soldados de Laufey habían entrado en Asgard para intentar robar el Cofre de los Antiguos Inviernos. Esto llevó rápidamente a varias amenazas entre Thor y Laufey. Sin embargo, Loki, al ver que el enemigo los superaba en número, trató de persuadir a su hermano para que se retirara. Thor cedió, pero cuando decidieron irse, un Gigante de Hielo insultó a Thor, lo que provocó que el príncipe atacara a su enemigo con el Mjolnir, lo que desencadenó un conflicto.

El ejército del Gigante de Hielo lanzó una emboscada a los Asgardianos y se enfrascaron en una batalla feroz contra sus enemigos, donde Loki comenzó a luchar utilizando sus cuchillos para matar a los que lo atacaban. Después usó su magia para atacar y confundir a los Gigantes de Hielo.

Durante la batalla, Volstagg se lastimó cuando un Gigante de Hielo lo agarró del brazo y provocó quemaduras, con Volstagg advirtiendo a los demás de esto. Sin embargo, cuando Loki también hizo contacto físico con otro Gigante de Hielo, Loki había descubierto que estaba ileso, a diferencia de Volstagg, y su brazo en cambio se volvió azul, parecido al de un Gigante de Hielo. Loki y Raze se miraron por un momento antes de que Loki lo matara mientras su brazo volvía a su color normal.

A medida que fueron superados en número, Loki ordenó retroceder, pero Thor se negó a dejar de luchar. De repente, Odín llegó e intentó renovar la paz entre Asgard y Jotunheim; sin embargo, Laufey le dijo que Thor había reiniciado su larga guerra.

Odín aceptó esta desafortunada verdad y se llevó al grupo de regreso a Asgard a través del Puente Bifrost. De vuelta en Asgard, Odín permaneció furioso con Thor, ordenando a los Tres Guerreros que sanaran a Fandral mientras Loki se quedaba con ellos. Loki vio como Odín comenzaba a decirle a Thor que acababa de comenzar una nueva gran guerra entre Asgard y Jotunheim que ponía en riesgo a Asgardianos inocentes, sin embargo, Thor discutió agresivamente mientras Loki permanecía callado y observaba desde un costado.

Odín eventualmente confesó que era un tonto al pensar que Thor estaba listo para ser rey y, cuando Loki intentó intervenir, Odín lo silenció con un gruñido feroz. Al llamar indigno a su propio hijo, Odín le quitó su armadura así como sus poderes a Thor y lo desterró a la Tierra. Loki luego vio como el ahora impotente Thor era expulsado de Asgard, y Odín envió el martillo de Thor detrás de él bajo el hechizo lo que significa que solo alguien digno de su poder en realidad sería capaz de levantarlo.[1]

Negándose a ayudar

De vuelta en uno de los muchos grandes salones de Asgard, Loki escuchó a Volstagg discutir con los demás de su error al permitir que Thor decidiera atacar a los Gigantes de Hielo. Mientras que Fandral también había notado que al menos Thor estaba simplemente desterrado y no muerto, él señaló que nunca hubieran sobrevivido si el guardia Einherjar no hubiera informado a Odín de sus verdaderos planes, con Volstagg también cuestionando exactamente cómo el guardia sabía eso.

Loki les dijo a los Tres Guerreros y a Lady Sif que él había sido quien informó al guardia de su viaje a Jotunheim, mientras mostraba poco remordimiento. A pesar de que Sif le suplicaba, Loki se negó a hablar con Odín para convencerlo de que Thor volviera a casa, argumentando que Thor había demostrado ser un líder imprudente.[1]

Aprendiendo de su verdadera herencia

Todavía pensando en el sorprendente descubrimiento que había hecho durante su pelea contra los Gigantes de Hielo en la que el contacto con las criaturas no le había hecho ningún daño como lo habían hecho con Volstagg, sino que cambió el color de su piel a un azul frío, Loki tomó la decisión de investigar máss. Él entró a la Cámara de Odín y pronto encontró el Cofre de los Antiguos Inviernos.

Al tocar el dispositivo, la piel de Loki volvió a ponerse azul, lo que le hizo parecerse a un Gigante de Hielo, tal como temía después de su encuentro con Raze. Sin embargo, fue interrumpido cuando Odín llegó a la habitación y le ordenó detenerse, pero cuando Loki le preguntó quién era, Odín simplemente insistió en que era su hijo, pero Loki no aceptó esto como respuesta y exigió saber la verdad.

Mientras Loki cuestionaba si el cofre no era lo único que le había quitado a Jotunheim, Odín finalmente cedió, diciéndole a Loki cómo lo encontró cuando era un bebé y lo adoptó, después de haber aprendido que Loki era el hijo del derrotado Laufey, quien lo había abandonado a morir en las nieves de Jotunheim. Mortificado, Loki cuestionó por qué Odín había hecho esto después de la matanza de tantos Gigantes de Hielo, con Odin afirmando que Loki era solo un niño inocente que había salvado.

Loki no aceptó esta respuesta y exigió desesperadamente la verdad, con Odín diciendo que pensaba usarlo para formar una alianza en los Nueve Mundos y fomentar una paz permanente, pero luego confesó que había pocas esperanzas de que esto sucediera. Loki entonces cuestionó si él era un monstruo o nada más que otra reliquia robada que Odín encerraría dentro de su cámara hasta que finalmente podría tener algún uso para él.

Al descubrir su verdadera herencia, Loki creía que Odín nunca hubiera puesto a un Gigante de Hielo en el trono de Asgard, razón por la cual prefería más a Thor, permitiendo que su hermano obtuviera el amor y el respeto de su padre mientras Loki había quedado atrás. Loki furiosamente reprendió a Odín, acusándolo de usarlo como una herramienta para la paz hasta que Odín, vencido por el estrés, cayó en el sueño de Odín. Al ver esto, Loki llamó desesperadamente a los Einherjar para obtener ayuda.[1]

Relaciones

Familia

Aliados

Enemigos

Apariciones

Apariciones de Loki

En orden cronológico:

Detrás de escenas

  • Tom Hiddleston, el actor que interpreta a Loki, originalmente hizo una audición para obtener el papel de Thor.
  • Tom Hiddleston declaró que como gobernante de Asgard desde el final de Thor: The Dark World, cuatro años antes de los sucesos de Thor: Ragnarok, "Loki ha dedicado la mayor parte de sus esfuerzos a la autoglorificación narcisista. No tanto por el buen gobierno".

Trivia

  • Loki se convirtió en el primer villano del Universo Cinematográfico de Marvel en haber estado en varias películas de la saga, sin contar las apariciones a través de fotografías e imágenes de archivos. Además, también es el único antagonista principal aparecido en múltiples películas.
  • A pesar de ser un Gigante de Hielo, Loki casi siempre es referido como un Asgardiano, algo que señala y corrige en Avengers: Infinity War. Esto puede deberse a haber vivido la mayor parte de su vida en Asgard.

Referencias

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 1,5 1,6 1,7 Thor
  2. Thor: Ragnarok

Enlaces externos