FANDOM


"Amenazas mi mundo con una guerra. Robas una fuerza que nunca podrás controlar. Solo hablas de paz pero asesinas por diversión. Es por ti que me siento muy desesperado. Tal vez te puedas arrepentir."
Nick Fury a Loki[fnt.]

La Invasión Chitauri fue una de las primeras guerras entre la humanidad y otros planetas. La guerra duró cuatro días, pero el impacto que dejó fue enorme. Teniendo lugar en la Tierra, la guerra fue librada por el príncipe exiliado de Asgard, Loki, y sus aliados Chitauri contra los aspirantes a la Iniciativa Vengadores y la agencia de espionaje conocida como S.H.I.E.L.D. — Al principio, los miembros del equipo se negaron a cooperar entre sí, pero después del fallecimiento de Phil Coulson a manos de Loki, fueron capaces de trabajar juntos y vencer a los Chiaturi en la Batalla de Nueva York.[1]

Historia

Preludio

Los sucesos de la guerra se pusieron en marcha poco después de la Batalla de Puente Antiguo, cuando una pelea entre Thor y Loki en Asgard resultó en la destrucción del puente Bifrost. Esto provocó una anomalía temporal que absorbió a Loki, teletransportándolo a una región del espacio prácticamente desconocida para los Asgardianos. Ahí, se encontró con Thanos. A través de una conversación, Thanos aprendió acerca de la historia de las personas cercanas a Loki, pero la mención del Teseracto fue lo que realmente despertó su interés. El Teseracto era, de hecho, una de las Gemas del Infinito, una colección de objetos de gran poder que Thanos había estado buscando. Viendo una oportunidad para la grandeza, Loki negoció un acuerdo con Thanos, él le ofrecía traerle el Teseracto, que estaba siendo estudiada por S.H.I.E.L.D. en la Tierra, a cambio de un ejército para conquistar la Tierra. Aunque inicialmente se mostró escéptico, Thanos aceptó y le concedió a Loki el liderazgo sobre los Chitauri, una poderosa raza alienígena tecnológicamente avanzada.

En el transcurso del año siguiente, Loki planeó su invasión, teniendo el control sobre Erik Selvig y usándolo como un modo de estudiar a la Tierra y de la amenaza que sus habitantes podían representar. En el año 2012, Loki estaba listo para comenzar su invasión, y Thanos le entregó un Cetro. Este Cetro contenía otra Gema del Infinito que tenía la capacidad de controlas las mentes de los demás, y ayudaría en gran medida a Loki en su misión. Luego, a través de la manipulación de la energía cósmica, Thanos envió a Loki a la Tierra.[1]

El comienzo de la Guerra

Artículo principal: Destrucción del Proyecto P.E.G.A.S.U.S.
"Coulson, vuelve a la base. Es una amenaza nivel siete. A partir de ahora, esto es una guerra."
Nick Fury[fnt.]

En el Proyecto P.E.G.A.S.U.S., en un centro de investigación remoto donde se estaba estudiando el Teseracto, éste comenzó a arrojar una gran cantidad de energía, lo que obligó a S.H.I.E.L.D. a evacuar las instalaciones. Nick Fury, director de S.H.I.E.L.D., llegó a las instalaciones con su segundo al mando, Maria Hill. Phil Coulson les explicó la situación a ellos, pero antes de que algo pudiese hacerse, el Teseracto abrió un portal desde el cual surgió Loki. Usando el Cetro, Loki tomó el control de Erik Selvig y de Clint Barton, alias Hawkeye, quienes le ayudaron a robar el Teseracto y escapar de las instalaciones. Poco después, la instalación fue destruida por la energía inestable dejada atrás por el portal.[1]

Uniendo a los Vengadores

"Esto es demasiado, Director. Lidia con fuerzas que no puede controlar."
"¿Ha estado en una guerra, concejal? ¿Combatido un incendio? ¿Sintió que rebosaba de control?"
"¿Insinúa que Asgard le declaró la guerra a nuestro planeta?"
"No es Asgard. Loki."
―El Consejo Mundial de Seguridad y Nick Fury[fnt.]
En respuesta al ataque, Fury reactivó la Iniciativa Vengadores, que fue cerrado el año anterior, debido a la ausencia de una crisis mundial. La Agente Natalia Romanoff fue encargada para reclutar a Bruce Banner que se encontraba en la India, mientras que el Agente Phil Coulson visitó a Anthony Stark y le pidió que revisara la investigación de Selvig. Fury mismo se acercó a Steve Rogers con una misión para recuperar el Teseracto que había sido robado por Loki; Rogers estaba familiarizado con el Teseracto, ya que desempeñó un papel fundamental en sus hazañas en la Segunda Guerra Mundial. Romanoff, Coulson, Rogers y Banner se reunieron al día siguiente en el Helicarrier momentos antes de que éste despegara. El Doctor Banner fue acompañado hasta un laboratorio después de una breve reunión con Fury; A Banner se le había pedido encontrar el Teseracto mediante la medición de Radiación Gamma. Luego de haber hecho un seguimiento al paradero del Teseracto durante algún tiempo, Loki apareció en una gala en Stuttgart, Alemania.[1]

Capturando a Loki

Artículo principal: Encuentro en Alemania
"Loki ha perdido la razón, pero aún es de Asgard y es mi hermano."
"Mató a ochenta personas en dos días."
"Es adoptado."
Thor y Natalia Romanoff[fnt.]

Romanoff y Rogers viajaron a Stuttgart para detener a Loki, que, con la ayuda de la mente controlada de Clint Barton, robó el Iridio necesario para estabilizar el Teseracto y le exigió a una multitud de civiles arrodillarse. Loki y Rogers lucharon brevemente, pero su combate fue interrumpido por Iron Man, cuya aparición resultó en la rendición de Loki. Mientras el grupo estaba llevándose a Loki hasta el Helicarrier, Thor apareció de repente, después de haber sido teletransportado a la Tierra por Odín,[2] y se llevó a Loki lejos para convencerlo de volver a Asgard. Después de un enfrentamiento con Iron Man y el Capitán América, Thor acordó trabajar con los humanos y los acompañó para encarcelar a Loki en el Helicarrier.

Después de que Loki fuera puesto en una celda que era originalmente para Hulk, Thor le reveló al equipo que Loki planeaba hacer uso del Teseracto para abrir un portal que traería a la raza Chitauri a la Tierra, para comenzar a conquistarla. Sospechando de las verdaderas intenciones de S.H.I.E.L.D. con respecto al Teseracto, Stark le ordenó a su asistente J.A.R.V.I.S. que hackeara la base de datos de la agencia. Rogers no estaba de acuerdo con el comportamiento de Stark, pero también mostró sospecha e investigó por sí mismo. Los finalmente descubrieron que la Fase 2 era un programa altamente secreto dedicado a la fabricación de armas impulsadas por la energía del Teseracto. Mientras todo esto pasaba, Romanoff habló a solas con Loki y, con el tiempo, se enteró de que Loki planeaba usar a Hulk como un medio para escapar del Helicarrier.[1]

Escape de Loki

Artículo principal: Ataque en el Helicarrier

Después de que todas estas cosas salieran a la luz, los Vengadores se dividieron sobre cómo lidiar con Loki y la revelación de que S.H.I.E.L.D. planeaba aprovechar el poder del Teseracto para desarrollar armas de destrucción masiva. Fury admitió que después de la Batalla de Puente Antiguo, S.H.I.E.L.D. era consciente de que las razas extraterrestres podían representar una amenaza para la Tierra. Las armas desarrolladas a partir de la energía del Teseracto formarían parte de un plan de defensa. Cuando el grupo daba su punto de vista al respecto, Hawkeye y varios agentes poseídos por Loki atacaron el Helicarrier, desactivando los motores. Mientras que Iron Man y el Capitán América intentaron arreglar los motores dañados, Banner se transformó en Hulk, a pesar de los esfuerzos de Romanoff para calmarlo. Hulk perdió el control dentro de la nave, pero pronto Thor trató de detenerlo luchando contra él.

Después de la batalla, Hulk fue arrojado fuera del Helicarrier y chocó contra un almacén. Durante una pelea con Hawkeye, Romanoff logró liberar a su compañero del control de Loki mediante un fuerte golpe en la cabeza. Loki, por su parte, se escapó de su celda, atrapando a Thor dentro cuando éste trató de detenerlo. Coulson se enfrentó a Loki en un intento por rescatar a Thor, pero Loki apuñaló a Coulson con el Cetro y fue dado por muerto. Después de expulsar a Thor del Helicarrier, Loki partió de la nave. Fury intentó salvar a Coulson, pero era demasiado tarde.[1]

La batalla final

Artículo principal: Batalla de Nueva York
"Cierto. Las tropas."
Iron Man[fnt.]

Luego de estar de luto a causa de la muerte de Coulson, Stark y Rogers determinaron que Loki quería comenzar la invasión extraterrestre en la Torre Stark en la ciudad de Nueva York, y que derrotarlos a ellos simplemente no era suficiente para Loki; él necesitaba dominarlos públicamente con el fin de auto-proclamarse gobernante de la Tierra. Haciendo uso de un generador interdimensional impulsado por el Teseracto que había sido construido por Erik Selvig, Loki activó el portal para que la flota Chitauri volara sobre Manhattan. Los Vengadores se unieron en defensa de Nueva York, pero rápidamente llegaron a la conclusión de que estaban siendo superados por las oleadas de Chitauris y Leviatanes. Los Vengadores defendieron el suelo manteniendo a raya la invasión y evacuando a los civiles mientras Hulk persiguió y derrotó a Loki en un instante. Romanoff se dirigió hacia el dispositivo de Erik Selvig, donde Selvig, liberado del control de Loki, reveló que el Cetro de Loki podía ser usado para cerrar el portal.

Mientras tanto, los superiores de Fury intentaron poner fin a la invasión exigieron lanzar un misil nuclear sobre Manhattan. A pesar de que Maria Hill y Nick Fury ordenaron no disparar, un jet cargado con un misil nuclear despegó con éxito hacia la ciudad. Iron Man interceptó el misil y se lo llevó a través del portal hacia la nave nodriza de los Chitauri, antes de que se le agotara la energía a su armadura y cayera hacia la Tierra. Mientras Stark regresaba a la Tierra, el portal fue cerrado. Los Chitauri y los Leviatanes se desactivaron luego de la destrucción de la nave nodriza. Los Vengadores pronto capturaron a Loki, poniendo así fin a la guerra.[1]

Consecuencias

Mientras que la guerra había terminado a favor de la humanidad, las consecuencias fueron numerosas. Los canales de noticias después de la guerra confirmaron la legitimidad del ataque extraterrestre y algunos estadounidenses alabaron al trabajo realizados por los Vengadores y les agradecieron, mientras que otros pidieron su detención, debido a que consideraron que era sospechoso el hecho de que aparecieran justo para la guerra. El conflicto también dejó una carga emocional en diversas figuras, como en Anthony Stark y Erik Selvig, cuyas experiencias durante la batalla les dejó con trastorno de estrés postraumático[3], y el último quedó con cicatrices mentales luego de estar bajo el control mental de Loki.[4] En cuanto a Loki, él, Thor y el Teseracto regresaron a Asgard para que Loki asumiera la responsabilidad por sus crímenes. Con el tiempo fue encarcelado en las Mazmorras Asgardianas por orden de Odín, pero finalmente fue liberado por Thor para que lo ayudara a derrotar a los Elfos Oscuros. Durante ese conflicto, Loki fingió su propia muerte para que pudiera usurparle el trono de Asgard a Odín sin que su hermano supiera.[4] El Cetro de Loki fue confiscado por S.H.I.E.L.D. después de la guerra; sin embargo, debido a las tropas de HYDRA que estaban dentro de S.H.I.E.L.D., Wolfgang von Strucker consiguió tener posesión del Cetro, quien le ordenó a sus científicos estudiarlo y como resultado, le otorgaron poderes especiales a Pietro y Wanda Maximoff.[5]

Referencias

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 1,5 1,6 The Avengers
  2. Thor: The Dark World Prelude
  3. Iron Man 3
  4. 4,0 4,1 Thor: The Dark World
  5. Captain America: The Winter Soldier